Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escuchar la palabra Somalia y no pensar ya en piratas, señores de la guerra y caos

El país intenta reconstruir su Estado y recuperar la normalidad tras décadas de guerra civil. El 'tech hub' iRise aporta su grano de arena desde la capital, Mogadiscio

El espacio de trabajo del iRise Hub.
El espacio de trabajo del iRise Hub.

Parece inevitable, casi como una reacción refleja. Escuchamos la palabra Somalia y nos viene a la cabeza el caos. El nombre del país aparece sistemáticamente asociado a ideas como Estado fallido, piratas, milicias, guerra civil, señores de la guerra o hambre. Sin embargo, hay quien no se resigna a estas simplificaciones automáticas y pretende demostrar que los somalís quieren poder vivir en su país. Incansablemente, Somalia se intenta levantar, se sacude el polvo y los escombros e intenta recuperar una normalidad que sea vivible. Awil Osman es una de esas personas empeñadas en que el país se recomponga y lo hace a través de una iniciativa que rompe con la mayor parte de estereotipos: un espacio de innovación tecnológica abierto en Mogadiscio.

Durante los últimos años se ha usado en las redes sociales la etiqueta #SomaliaRising para tratar de difundir las informaciones relacionadas con una mejora de las condiciones en el país del Cuerno de África. Periódicamente, la etiqueta se va revitalizando, en función de las necesidades de autoafirmación o del impulso por contrarrestar noticias negativas. Animado por este mismo espíritu nació el iRise Hub. "Se estaban intentando explicar los progresos que estaba viviendo el país; las mejoras en las regiones que se estaban produciendo por la colaboración entre la comunidad internacional, el Gobierno y las empresas inversoras; y también las mejoras en la seguridad, comenta Awil Osman, cofundador. "Por eso creamos el iRise Hub como una plataforma para el trabajo colaborativo cuyo principal objetivo es estimular y promover el talento tecnológico en Somalia e impulsar la iniciativa empresarial para crear nuevos empleos y generar negocios que sean sostenibles".

Awil considera que hay un gran potencial empresarial en Somalia y que la tecnología puede favorecer y ampliar esta visión de negocio: “Intentamos aprovechar el poder de la visión empresarial somalí a través del uso de la tecnología y de la exploración de herramientas innovadoras que se pueden aplicar al diseño y la creación de soluciones". A pesar de la sensación que pueda dar, las metas que se establece el iRise Hub son muy concretas, según su también director ejecutivo: "En los primeros cinco años nos hemos propuesto nutrir el talento tecnológico en Somalia habilitando más de 1.000 desarrolladores y diseñadores para cubrir las necesidades del país".

Para ello, el espacio de innovación de Mogadiscio ofrece un lugar para trabajar, evidentemente, y en el que entrar en contacto con otros apasionados de las tecnologías que pueden ir generando dinámicas de colaboración. "Tenemos un evento bimensual llamado Ilawadaag (que significa compartir conmigo) para compartir el viaje del emprendimiento con la comunidad de iRise Hub. Además sirve como un evento de creación de redes colaborativas", explica Osman. Los responsables del espacio ofrecen también asesoramiento y acompañamiento a los emprendedores.

Hay un gran potencial empresarial en Somalia y la tecnología puede favorecer y ampliar esta visión de negocio

Uno de los ejemplos puede parecer, a priori, poco ambicioso, pero colocado en el contexto somalí es un absoluto salto al vacío. La primera empresa surgida del iRise Hub es Safari Meals, un servicio online de entrega de comida a domicilio. Se trata de una aplicación disponible para sistemas Android que ofrece a los usuarios la posibilidad de comandar platos, en somalí y en inglés, en diversos restaurantes de Mogadiscio, aunque con voluntad de implantarse en otras ciudades. Evidentemente, una plantilla de motoristas completa la estructura de la empresa y se encarga de las entregas. Es decir, en Mogadiscio ya se puede pedir a través de una aplicación móvil desde una pizza en el Pizza Plus, hasta un filete en el restaurante Karmel.

Es cierto que Safari Meals no es mucho más que una experiencia empresarial anecdótica, pero también que es un paso hacia un clima de normalidad en la ciudad. Los responsables de la iniciativa atribuyen la posibilidad de prestar su servicio al regreso de somalís de la diáspora y a la mejora de las condiciones de seguridad, en general, en Mogadiscio.

En todo caso, más allá del ejemplo concreto, el iRise Hub está buscando intensamente ideas que se puedan materializar en forma de empresas y, para eso, además de las sesiones de formación, atraen hasta Mogadiscio eventos orientados a la selección de las start-up más viables y de atraer la atención de inversores nacionales y extranjeros. Osman reconoce que hay muchos obstáculos que se deben vencer todavía para conseguir el objetivo de convertir el país en el Sillicon Horn (Cuerno de silicio, en referencia al Sillicon Valley estadounidense) del que hablan en ocasiones. “Las infraestructuras del país”, se lamenta, "han sido destruidas. El acceso a internet es limitado y caro y la electricidad es muy costosa". Por eso, entre sus reclamos está la garantía de "un internet fiable y una fuente de energía ininterrumpida" en sus instalaciones. "Entiendo que algunas personas tengan dudas, pero Somalia está saliendo de las cenizas de la guerra civil y se está convirtiendo en un hermoso país abierto a las inversiones e, incluso, al turismo. Nosotros somos una de las muchas organizaciones que intenta demostrar la narrativa positiva de que Somalia está creciendo", se reafirma el director del iRise Hub.

Este apasionado de las tecnologías está convencido del papel que puede jugar la innovación en la reconstrucción de Somalia: “Las TIC aumentan la productividad y la eficiencia de las organizaciones privadas y gubernamentales. Dan a los ciudadanos acceso a la información sobre el Gobierno, a las últimas noticias y a las últimas tendencias comerciales. Las TIC aumentan la inclusión financiera, la alfabetización, la agricultura y la salud, y pueden llegar a brindar servicios públicos muy importantes, acercándolos aún más a los ciudadanos”.

La primera empresa surgida del iRise Hub es Safari Meals, un servicio online de entrega de comida a domicilio

Un ejemplo de estas tecnologías para el buen gobierno es Wakiil. Se trata de una plataforma de seguimiento de la actividad de los cargos electos somalís. A través de una web, se ofrece cumplida información sobre los parlamentarios, los senadores y los miembros del Ejecutivo, así como las de las actividades que desarrollan las mencionadas instituciones. Simplemente pretende ser un canal de acercamiento entre la forma de trabajar de esas instancias y los ciudadanos. La propia plataforma muestra el interés de algunos colectivos por feminizar la vida política somalí.

"Se puede lograr una democracia de calidad una vez que los ciudadanos somalís tengan acceso a la legislación y que se descentralice la prestación de algunos servicios públicos utilizando las TIC", sentencia Awil Osman. Así, la innovación tecnológica aparece como una forma de que los jóvenes se ganen el sustento, pero también de que los ciudadanos tomen el control de la vida política.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información