Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todo pasa... y todo queda...

Los jóvenes tienen una absoluta ignorancia de lo que va a ser de ellos, viven en esta ignorancia. Los viejos tenemos todo lo contrario, que es una firmísima certeza de lo que ha sido de nosotros (Fernando Fernán-Gómez)

Continuamos con el relato de la experiencia educativa “Los jóvenes cuentan la guerra civil española”, de la que ofrecimos un primer boceto en la entrada anterior.

La iniciativa consistía en la definición de un escenario propicio para el aprendizaje relevante de la historia, mediante la preparación, montaje y difusión de un vídeo documental sobre la Guerra Civil Española.

Fue ideada por cuatro profesoras de educación secundaria(*) del Instituto Público de Educación Secundaria (IES) ‘Carpetania’ de Yepes (Toledo), teniendo como protagonistas a un colectivo de estudiantes pertenecientes a tres grupos diferentes de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), segundo de Formación Profesional Básica (FPB) y segundo de Bachillerato. Se llevó a cabo a lo largo del curso 2016-17.

Surge, además, desde la necesidad de ayudar a los más jóvenes a construir su proyecto personal de vida, más allá de respuestas prefijadas y de líneas doctrinales.

En una realidad cambiante, necesitamos instituciones que se reinventen y que configuren nuevos ‘escenarios de aprendizaje’ donde los jóvenes puedan construirse como como sujetos activos. Es necesario colaborar en la formación de personalidades con criterios propios y muy relacionadas con la mejora de la realidad que viven. La hibridación de formación teórica y desarrollo práctico vinculado al entorno son referencias irrenunciables en la educación actual.


Los jóvenes cuentan la guerra civil española” es un proyecto pedagógico de indagación, documentación, conocimiento dialogado y de servicio para estudiantes y comunidad educativa, que quiere superar la ausencia endémica de tratamiento curricular ‘en profundidad’ de nuestra historia reciente, ensamblando teoría y práctica orientada hacia el entorno.

Pilar Trillo (profesora): “Al iniciar el proyecto en el grupo de segundo de FP Básica, la pregunta más habitual era... ¿Pero Franco es del XX? La Guerra Civil para los jóvenes es algo verdaderamente desconocido; de hecho, no sabían en qué momento se produjo y ¡si su profesora habría nacido por entonces!

Imagen. EULOGIA MERLE Raquel (responsable de la cafetería del instituto): “Al visionar el documental que hicieron los estudiantes he descubierto muchas cosas que me hacen conocer y entender lo sucedido en mi pueblo (Yepes) y que desconocía. Después de ver y escuchar las entrevistas que se proyectaron, le he encontrado sentido a muchas cosas del pueblo.”

Este proyecto se rebelaba contra la ignorancia de nuestras referencias más cercanas y apostó con claridad por el conocimiento de la historia con el saludable afán de comprenderla y superarla.

Es un hecho que la actualidad se cuela de mil maneras en los centros y en cualquier ámbito educativo ¡Qué acción docente y qué respuesta de un estudiante no se encuentra afectada por la realidad que le envuelve! Es resultado, en muchos de sus componentes, de una serie de hechos del pasado que, como en este caso, siguen vivos en la gente más próxima. No hay argumentos que puedan sostener la desmemoria; a veces, quienes más la exigen suelen estar sujetos a los intereses económicos y políticos más inconfesables. El conocimiento de la historia posibilita la racionalidad, la comprensión y la proximidad.

En el vídeo que se facilita a continuación, Juan Antonio Álvarez García, padre de un alumno de 4º de ESO, se pronuncia en este sentido “... estudiar y no olvidar lo sucedido por los jóvenes, debe servir como eje y razón para el encuentro”.


En este proyecto el conocimiento que construyen los estudiantes está entroncado en la experiencia vivida por sus familiares más próximos. El dato y la búsqueda planificada de información, sustentada en la teoría, se asocia a una práctica que otorga sentido y funcionalidad a los aprendizajes. Es evidente que están avanzando hacia una educación plena y ‘en profundidad’.

En el siguiente corte del documental, las abuelas informan de su experiencia vital en algunos momentos del periodo histórico previo y en plena Guerra Civil.


El proyecto encierra una preocupación real por hacer visible lo que se encuentra fuera del centro, relacionándolo con lo que se construye dentro; que, a su vez, se considera un recurso para entender y actuar con lo que sucede fuera. Una y otra acción llevan a los estudiantes a aprender y crecer.

Declaraciones de estudiantes de bachillerato. Cristian Díaz, Lucía Juárez, Valentina Vélez y Guillermo García.[Grabación] Cristian Díaz, Lucía Juárez, Valentina Vélez y Guillermo García

Las declaraciones de los estudiantes ponen en evidencia la necesidad de organizar el aprendizaje de forma diferente, con otro tipo de soporte y estructura distinta al de las asignaturas clásicas. Aprender con rigor métodos, conceptos, procedimientos, actitudes y comportamientos... claro que sí... pero con un relato que posibilite operar con la realidad.

Las personas aprenden a usar las estrategias y conceptos necesarios cuando están implicadas en una tarea que les interesa, mucho más que cuando se concentran en el conocimiento teórico de instrumentos y no disponen de la ocasión de ponerlos a prueba.


Proyectos de aprendizaje como el que nos ocupa encierran la capacidad de superar la actual fragmentación de las disciplinas y conseguir la implicación del estudiante en una producción propia ilusionante. Es necesario generar espacios, tiempos y formatos curriculares que susciten la participación, el interés, la complicidad, no la disciplina forzada y el aburrimiento.

La grabación del documental es una muestra más de esa complicidad y vinculación con el aprendizaje. Se podía observar a los estudiantes preocupados por la tarea encomendada y acudiendo deprisa a prepararse para la grabación. Después de todo el proceso de documentación y elaboración del guion técnico, la grabación era el ejercicio que recogía un trabajo en condiciones de ser mostrado a todos. La sala de grabación se transformó en un nuevo escenario de aprendizaje, con personalidad y denominación propia. Algunos profesores la llamaban la sala vintage.

La progresiva transformación de la propia sala de grabación fue sorprendente. De almacén-taller de ordenadores pasó a convertirse en estudio-plató. La colaboración de todos en esa conversión es otra evidencia de un nuevo estilo de relación.

Marisa y Ricardo, docentes de la especialidad de informática, se encargaron de desalojar todo el mobiliario, ordenadores… José Manuel, secretario del instituto, llevó la mesa de camilla, las sillas, el baúl, la vajilla, las cortinas; Marisa, les procuró también una radio de la época, a la que Fernando (alumno de segundo de Bachillerato) puso voz en varias escenas. Sara, la profesora de imagen y sonido, consiguió una foto del ‘tío Sebastián’ vestido de baturro, también visillos, cristalería, faldillas para la mesa y todo el ganchillo. Carmen, la profesora de lengua y literatura, encontró en los almacenes ‘Lidl’ unos marcos que fueron muy útiles; Sara los pintó y puso las fotos de sus bisabuelos. Los estudiantes subían a diario una de las plantas que Fe, la conserje, cuida con esmero en la planta baja, “planta arriba, planta abajo”.

Sala de grabación | Imágenes. Proyecto ‘Los jóvenes Cuentan…’

Un modo de proceder riguroso

Lo expuesto no debe entenderse como resultado de un conocimiento episódico, desordenado y superficial, sino que es soporte de todo lo contario, de un ambiente de confianza y apoyo por mutuo. Realmente el proyecto apuesta por un trabajo de aprendizaje pautado y sustentado en un método de indagación histórica, de búsqueda de fuentes de información, de teorización y formulación de una línea argumental, expositiva y de defensa, de síntesis y de evaluación.

En los cortes de vídeo que facilitamos a continuación, se observa esa secuencia investigadora. Un proceso que podemos valorar precisamente porque los estudiantes han elaborado un producto final que lo hace posible; algo difícil de realizar, con amplitud, en una prueba de ‘lápiz y papel’.

La explicación de los hechos históricos y de las circunstancias sociales asociadas fue ilustrada con imágenes documentadas y con las voces en off de estudiantes de cuarto de la ESO y de segundo de FP Básica, de acuerdo con un guion sustentado en la lectura y recogida de datos.


La escenificación del momento histórico se realizó sobre una selección de escenas de la obra ‘Las bicicletas son para el verano’ de Fernando Fernán-Gómez. Las piezas fueron elegidas y representadas por alumnos y alumnas de cuarto de ESO y de segundo de FP Básica. En su representación quisieron trasladar la visión humana e irónica del autor sobre el drama de la guerra que, en su madurez, reflexiona sobre lo vivido en su adolescencia y concluye con la inexorable percepción de que la guerra siempre es posible.

Los diferentes equipos de clase adaptaban los guiones de las escenas, confeccionaban el guion técnico y planificaban la grabación de, al menos, una o dos escenas, en cada momento.

En los periodos de clase de ‘Imagen y sonido’, como verdaderos directores de la proyección, ensayaban y ponían a prueba los mejores planos, movimientos... la iluminación y el sonido, con los compañeros y las compañeras de clase que, en ese caso, simulaban ser los actores y actrices reales, con los que luego rodarían una vez que tuvieran todo a punto. Toda esta labor de fotografía, grabación y montaje fue realizada por estudiantes de Imagen y Sonido de segundo de Bachillerato, como parte de su Proyecto Audiovisual de final de curso.


La selección de las escenas, su dramatización y visionado facilita el aprendizaje de criterios y herramientas operativas, para la acción, en lugar de la acumulación y seguimiento de consignas preconstruidas. Es coherente con una educación no solo intelectual, sino emocional y relacional, y pone las bases para el ejercicio de la crítica.

Los testimonios de las abuelas de alumnos y alumnas, a modo de cruce de miradas, envolvían el conocimiento de la historia de vida y emociones, y conducían hacia un aprendizaje interesado que generaba satisfacción.


Activos educativos


Una de las características de este proyecto es la utilización y rentabilización de las potencialidades educativas que les ofrecía el entorno, más o menos próximo. Rastreaban ese hábitat en busca de fuentes, lo consideran un rico activo educativo.

Desde esta óptica visitaron los lugares donde existen huellas del hecho histórico a estudio. Se consideraban espacios valiosos de conocimiento.

›› Jesús González López. Rutas en Madrid

›› Jesús González López. Rutas en Madrid

Otro de los activos educativos utilizados es el de los testimonios de los mayores del pueblo.

›› Entrevista a Doña Benita

El interesante testimonio de Goyo Salcedo fundador del Museo Batalla del Jarama se recoge a continuación.



Otros de los activos educativos fue la preparación del visionado público del producto final. Una acción social estrechamente vinculada con el éxito del proyecto, por su valor como motor de aprendizaje.

En la entrada anterior ya hicimos referencia a la presentación que se hizo del vídeo documental a la comunidad educativa y al pueblo de Yepes, el día 17 de noviembre de 2017, en el Centro Cultural ‘Calderón de la Barca’.

›› Cartel del estreno del documental›› Cartel del estreno del documental

La presentación se hizo como todo gran estreno en una pantalla grande y con las abuelas pisando la alfombra roja como auténticas actrices; no podía ser de otra manera, se sintieron las grandes protagonistas de esa historia, como nos explica Josefa, la abuela de Andrea.


Ese mismo día se hizo un pase de pre-estreno para los estudiantes; las tres últimas horas de clase las emplearon en acudir al centro cultural. Les sirvió para tomar conciencia del magnífico trabajo realizado el curso anterior. Además, los nuevos estudiantes de Imagen y Sonido del curso 2017-18 lo adoptaron como referencia para el proyecto de final de curso y los estudiantes de Historia de España, se acercaron de nuevo al periodo de la Guerra Civil y entraron en contacto con el significado de ese momento histórico.

›› El documental completo

Aprendizajes relevantes

Balance de una guerra. En el siguiente corte de vídeo se afirma: “La guerra civil tuvo graves consecuencias económicas, demográficas, sociales, culturales y políticas. Numerosas infraestructuras y medios de transporte fueren destruidos, puentes, vías férreas, trenes... (...) No se sabe con exactitud cuántas personas murieron, los estudios recientes calculan unas 500.000...” (continúa en el visionado)



Balance de un proyecto pedagógico


“(...) bueno Alba explícame... ¿Ha cambiado tu visión del mundo una vez que conoces lo que ha pasado en esta guerra?

Sí que ha cambiado, sobre todo respecto a los niños, las tareas que tenían que hacer y sobre todo que no asistían al colegio, huían de los bombardeos... observando cómo sufrían y que no podían hacer algo que realmente les gustase... y el ejemplo del Siria... cómo la vida de los niños es muy dura ahora…” (continúa en el visionado)


Epílogo

Gran Wyoming: ¿Por qué es tan importante para usted la historia, recuperar la memoria histórica?

Emilio Lledó: No solo es importante, es esencial. Somos lo que hemos sido (...) los defensores de la no memoria son los defensores de la muerte de historia, de la muerte de la vida, de la muerte de la sociedad, de la muerte de la educación... somos memoria... y vivimos de esa memoria...” (continúa en el visionado)


“Las aulas escolares continúan siendo uno de los espacios privilegiados para, por una parte, construir nuestras interpretaciones acerca de la realidad, para abrir nuestro imaginario hacia otros mundos y, de manera especial, para vislumbrar otras posibilidades y, por otra, para acceder a informaciones relevantes, construir conocimientos, desarrollar capacidades, habilidades y valores que nos sitúan en el mundo, como agentes democráticos, cooperadores activos, éticamente comprometidos y responsables críticos” (Jurjo Torres Santomé).

(*) Carmen Gallego es licenciada en Filología española y profesora de la especialidad de Lengua Española y Literatura; Alicia Pomares es licenciada en Geografía e Historia, profesora de la especialidad de Historia del Arte y de Historia; Pilar Trillo es licenciada en Geografía e Historia, profesora de la especialidad de Historia del Arte y del Ámbito socio-lingüístico; Sara Fernández Suela es licenciada en Bellas Artes, profesora de Dibujo y administradora de las páginas de la Asociación de Profesores de Dibujo y Escuelas de Arte de Castilla-La Mancha, de Los jóvenes cuentan la Guerra civil española y la de ARTE Y CIENCIA. PROYECTOS.

(**) Agradecemos a la comunidad educativa del IES ‘Carpetania’ de Yepes su colaboración y su actitud profesional e innovadora al hacer posible este modo de trabajo y facilitar que el resto de profesionales sigamos aprendiendo.

(***) Es de destacar la generosa colaboración de la profesora e ilustradora Luz Beloso, que con la cesión de sus trabajos, ha facilitado la composición del presente post.

Más información