Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En algún lugar del mundo hay un cuadro que se parece a usted (y Google lo puede encontrar)

Lo puede probar desde fuera de Estados Unidos utilizando una VPN

¿Se parece el cantante Justin Bieber a una de las mujeres de un cuadro de Renoir? ¿Es el expresidente Barack Obama clavadito a un grafiti del cómico Richard Pryor? ¿Podría usted ser la reencarnación de un miembro de la aristocracia pintado por Goya? Una aplicación de Google que encuentra su gemelo en la historia del arte ha conseguido revolucionar las redes sociales haciéndose viral con más de 30 millones de selfies.

En realidad, Google Arts & Culture ha estado disponible en EE UU desde 2016, pero fue a mediados de diciembre cuando la empresa introdujo en su última actualización la función "find-your-art-lookalike" ("encuentre el retrato al que se parece"). El pasado mes de semana la aplicación batió un récord al ser la más descargada para iPhone.

"Tratamos de encontrar formas interesantes para que la gente hable sobre arte", explicó en un comunicado el portavoz de Google, Patrick Lenihan, añadiendo que la popularidad de la app —"algo inesperado"— ha terminado siendo orgánica. El que miles de usuarios, y especialmente famosos, comenzaran a compartir sus doppelgangers en las redes sociales ha provocado que Google Arts & Culture se haya posicionado como la aplicación gratuita más descargada.

¿Cómo funciona Google Arts & Culture?

Uno de los atractivos reside en su sencillo funcionamiento, aunque de momento esta funcionalidad solo está disponible en Estados Unidos, y no en todos los estados (en Illinois y en Texas la app no está permitida por sus leyes de privacidad). Para probarla en otras partes del mundo, puede usar un VPN.

Si quiere usar Google Arts & Culture simplemente abra la app de Google —disponible en App Store o en Google Play— y desplácese hasta una imagen en la que leerá: "¿Está su retrato en un museo?". En ese momento, la aplicación le animará a hacerse un selfie, buscará la obra de arte que más se ajuste a la imagen y le dará diferentes opciones. Cuando usted elija la que más le convenza, la app le mostrará cuál es el retrato, el tanto por ciento de correspondencia, su autor y en qué museo se encuentra (como explica Google en este vídeo).

¿Cómo realiza la búsqueda?

Cuando usted introduce el selfie, la función usa una tecnología experimental que escanea por ordenador sus rasgos faciales y extrae los datos que coincidan con las pinturas. Estos retratos se encuentran en la colección digital de obras de arte de Google, entre alrededor de 6.000 exposiciones de más de 1.500 museos de 70 países. La app no es infalible (es muy difícil encontrar coincidencias de más del 70%), aunque suele captar de forma asombrosa los gestos.

¿Qué hace Google con los datos?

La actriz Alyssa Milano puso en duda en su cuenta de Twitter la fiabilidad de la aplicación y se preguntaba qué hacía la empresa con la información escaneada. Desde Google afirman que no existe una base de datos con selfies, que sólo se almacenan el tiempo que la función tarda en encontrar las coincidencias. De hecho, el usuario debe aceptar un texto antes de descargar la app en el que Google confirma que no usará los datos de la foto para otros propósitos.

¿Qué es lo peor de la aplicación?

En teoría, Google Arts & Culture funciona sólo con un selfie a través de la cámara del móvil. No se podría usar entonces la foto que uno elija, en la que usted salga mejor, por ejemplo. Pero esto no es del todo cierto, pues son muchos los clones encontrados por terceros que se encuentran en las redes sociales con imágenes de celebrities, como la cantante Taylor Swift (en Verne lo han probado con famosos españoles).

¿Cuál es la clave de su éxito?

Sencillez y viralidad inmediata: se carga el selfie, se obtienen comentarios y se comparten resultados. Los presentadores Kelly Ripa y Ryan Seacrest lo probaron en su programa y demostraron que las opciones son ilimitadas. Algunos actores como Kumail Nanjian, Kristen Bell y Felicia Day han animado a sus seguidores a encontrar el match perfecto, lo que ha creado una serie de hilos en redes sociales muy divertidos. Por cierto, de los retratos de personas se ha pasado al de las mascotas y al de dibujos animados abriendo una nueva puerta a lo desconocido.

Los resultados más curiosos

Puede que su retrato le favorezca cuanto peor sea el selfie, o que considere que es una mala app porque el resultado no es de su gusto o puede que por mucho que lo intente siempre aparezca el rostro de un muerto. El cantante Pete Wentz (del grupo Fall Out Boy) probó el mismo selfie con cuatro resultados diferentes, entre ellos, un cuadro de Goya.

La app no siempre diferencia por sexo o color de piel. Incluso puede lograr que aparente la edad de un niño o lo que es más increíble: que se parezca a usted de bebé. En el apartado "mi gemelo es un famoso", tenemos a Benjamin Franklyn, Elvis Presley o Jimi Hendrix. Y lo más insólito de todo: el compositor Steve Barro sólo logra el 49% de coincidencia cuando el resultado es uno de sus propios retratos en la National Portrait Gallery.

Las mejores bromas

Desde el New Yorker no tardaron en hacer un chiste en el que Donald Trump es comparado con el famoso wc de Marcel Duchamp. Y, por supuesto, no podía faltar el guiño al famoso Ecce Homo de Borja.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información