Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Qué mueve a... Arancha Martínez

“Crear impacto positivo en el mundo es un regalo”

Arancha Martínez dejó su vida acomodada en Dublín para ser voluntaria en India. Hoy es la orgullosa creadora de una 'app' que permite identificar a colectivos vulnerables

Arancha Martínez, en India.
Arancha Martínez, en India.

Arancha Martínez (Madrid, 1984) siempre estuvo vinculada al sector social como voluntaria en algunas ONG, pero el gran cambio en su vida no llegó hasta 2008. Licenciada en Ciencias Empresariales y Relaciones Internacionales por ICADE, trabajadora en multinacionales como LÓreal y Estée Lauder y, en los últimos tiempos, involucrada en el sector de la banca de inversiones dentro de la prestigiosa compañía Merrill Lynch, cambió el sueldo fijo y la vida acomodada en Dublín por otra mucho más incierta y caótica. "Decidí hacer un parón en mi carrera e irme a ayudar a India, en principio seis meses. Pero mi marido, ingeniero, me propuso algo muy generoso: venir conmigo, buscar trabajo allí y darme la oportunidad de dedicarme a ayudar el tiempo que quisiera. Dos meses después estábamos en Nueva Delhi".

En Delhi pasó por varias ONG, y en seguida se dio de bruces con una realidad inesperada: "Tenían mucha ilusión, pero estaban atomizadas, trabajaban aisladas, descoordinadas y con estructuras poco eficientes. Sin embargo, me rodeé de gente con pasión por su trabajo y ganas de ayudar", afirma. Así, decidió formarse en el sector y montar su propia organización. El resultado fue el nacimiento en enero de 2009 de ItWillBe, una ONG con espíritu de start-up pensada para trabajar en modelos más colaborativos y eficientes para el sector social. "Nunca hemos querido ser una ONG más, queríamos innovar para que el sector se adaptase a las nuevas tecnologías", recuerda hoy.

Martínez ve la tecnología como la mejor herramienta para escalar proyectos sociales. "Nos permite llegar a más personas y de manera más barata". Cinco años pasó en India, desde donde pudo seguir de cerca la realidad de los proyectos que le interesaban. "Está muy bien innovar, pero en cooperación no se puede perder de vista los usuarios, los factores culturales que pueden hacer un proyecto estupendo inviable, y un gran , etc.", sostiene.

Casi diez años después, ItWillBe cuenta con cuatro empleados en España y más de 50 en proyectos en India, y acaban de lanzar su producto estrella: PPa - People's Protection App, una aplicación para móvil y tabletas que ayuda a recabar información veraz gracias a la biometría.  Obtener datos fiables suele ser un problema en el mundo de la cooperación, máxime cuando pertenecen a personas que no figuran en otros registros. Niños no acompañados, refugiados y desplazados en tránsito, pueblos no contactados... Todas estas personas, generalmente en situación de gran vulnerabilidad, se cuentan por miles o por millones. Al carecer de documentación que acredite su identidad, quedan fuera de las redes de asistencia sanitaria, educativa y de ayuda, por lo que para las ONG es complicado realizar un seguimiento.  "Y cuando encuentras registros, muchas veces están duplicados o los datos no se corresponden con la realidad", explica Martínez.

PPA va ligada a un software de reconocimiento que permite identificar a una persona mediante la biometría facial, su huella dactilar y su huella palmar, la más fiable de las tres. En el caso de niños que viven en las calles, el reconocimiento facial (una foto) no sirve de gran cosa porque cambian mucho de aspecto cuando crecen. "Y la huella digital tampoco cuando hablamos de menores trabajadores que tienen las manos encallecidas, las líneas se modifican", describe la emprendedora. "La huella palmar registra el patrón de las venas, esa no cambia".

Nunca hemos querido ser una ONG más, queríamos innovar

La aplicación permite recoger información fiable para elaborar bases de datos tan variadas como historiales clínicos, recuento de grupos de desplazados, o de menores que viven en la calle y sus distintas problemáticas: están solos, que no van a la escuela, que tienen VIH, que son posibles víctimas de trata... Tan solo es necesario introducir los datos de la persona registrada como el nombre, fecha de nacimiento, sexo, lugar de residencia... Y tomar la huella dactilar, palmar y la fotografía. En cuanto el dispositivo se conecta a una red WiFi, la información se envía automáticamente a la base de datos de la organización usuaria. Ya desde el ordenador se pueden ordenar, filtrar y añadir hasta 50 campos extra sobre información más concreta: si esas personas están vacunadas, si han sido víctimas de abusos sexuales, si tienen alguna enfermedad. Así no hay lugar a duplicidades o errores y es más sencillo diseñar estrategias de actuación.

Un trabajo que es casi como una droga

En India hay más de diez millones de niños viviendo en las calles. ampliar foto
En India hay más de diez millones de niños viviendo en las calles.

"Tener la oportunidad de emplear mi conocimiento y experiencia para crear un impacto positivo en el mundo es un auténtico regalo", explica esta emprendedora, para quien su motor en la vida son las personas para las que trabaja. Aunque ahora vive en Madrid, cada cuatro o cinco meses regresa a India para visitar a las personas con las que comenzó a trabajar en 2008 y ver cómo aquellos a quienes conoció en circunstancias muy adversas hoy llevan una vida digna que hace que se "reenamore" de su labor. "Cualquier trabajo genera bien en el mundo, pero este es muy tangible, y eso hace que no pierdas la motivación ni en los momentos más duros. Es casi como una droga".

En India fue donde a Arancha Martínez tuvo su idea, y en India será donde se implementará por primera vez PPA. Será a principios de octubre de la mano de la organización católica Don Bosco, que cuenta con 81 centros de atención a menores en un país con más de diez millones de niños viviendo en las calles. El objetivo es crear una base de datos de los chicos y chicas que están atendiendo para hacer más eficiente el trabajo de intervención. Previamente, se realizó una prueba piloto en un colegio de Madrid con éxito: "Dio un porcentaje de error de 0% en el caso de la palmar y de 2% en los otros casos", indica Martínez.

Desarrollar una herramienta que ha generado tanto interés en el sector es un sueño cumplido

Aunque existen varios hitos y proyectos que respaldan los atributos de ItWillBe como organización, Martínez destaca algunos que le han ayudado a ser como son hoy. Por ejemplo, entrar en el programa Talento Solidario de la Fundación Botín en 2015, que les permitió posicionarse como una ONG pionera en innovación. Y, por supuesto, el lanzamiento de su app. "Para una ONG pequeña, haber sido capaces de diseñar y desarrollar una herramienta que ha generado tanto interés en el sector es un sueño cumplido", dice Martínez, que se reconoce muy ilusionada por las organizaciones que ya se han interesado en utilizar el software. Su idea, de hecho, ha ganado reconocimientos tan importantes como el Premio del Seguro 2016 de HoganLovells, ser una de las 20 entidades seleccionadas por BBVA para el programa Momentum de emprendimiento social y también el Premio de Innovación Connecting for Good en la categoría de Mejor Tic Social de la Fundación Vodafone, que les ha valido para presentar PPA en el próximo Mobile World Congress 2018 de Barcelona. 

Tras casi 10 años involucrada de lleno en esta aventura que hoy es su vida, Martínez quiere pensar que es para siempre, aunque también es consciente de los cambios son buenos. "Es sano cambiar a los líderes en cualquier organización, con lo cual no descarto trabajar desde otra posición, y, por qué no, desde otra organización donde pudiera ser útil". Desde donde esté, ella seguirá persiguiendo el objetivo de mejorar el sector social para acabar con problemas que le preocupan, principalmente la falta de oportunidades y la trata de niños. Pero de momento, tiene cuerda para rato, avisa: "Mi sitio está en ItWillBe y no puedo ser más feliz".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información