Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Minicasas para alojar a refugiados

Una asociación francesa se suma al fenómeno de las tiny houses para acoger inmigrantes

Minicasas para alojar a refugiados Ampliar foto

Europa quiere acoger inmigrantes pero ¿quién acoge y dónde los instala en concreto ? La semana pasada contaba aquí mismo cómo la ola de las tiny houses (minicasas) está arrasando en suelo francés. Decía yo que en Francia la casa diminuta, que está montada sobre ruedas, se utiliza en diferentes versiones a gusto del consumidor: como residencia principal, como casa de vacaciones portátil, para alojarse temporalmente en otra región.

La asociación Quatorze, especialista en la arquitectura social y solidaria, propone otro uso alternativo de la minicasa. ¿Y si son las personas privadas quienes acogen a los inmigrantes y lo hacen en su propio terreno ? De hecho, la asociación se ofrece para instalar gratuitamente en tu jardín una minicasa donde poder albergar a una o dos personas inmigrantes. Quien se preste a ejercer de anfitrión puede vivir en cualquier lugar de Francia y debe comprometerse con el proyecto por un período mínimo de 2 años. Al acabar el plazo puede prolongar la experiencia o bien recomprar la casita para su uso personal o bien simplemente abandonar la historia. En este último caso se desmonta la minicasa y se vuelve a montar en otro sitio.

El proyecto, que se llama In my backyard (IMBY, En mi jardín), podrá hacerse realidad gracias a la financiación colaborativa. Quatorze consiguió recaudar 20.000 euros a través de Les petites pierres, una web francesa de crowdfunding. 197 personas donaron a través de la web un total de 10.000 euros y Les petites pierres ha multiplicado por dos cada donación realizada.

IMBY no es sólo un tejado sino también un proyecto de acompañamiento de personas refugiadas

La idea de Quatorze es montar una pequeña casa ecológica (de menos de 20 m2) en pocos días en el jardín de alguien que se preste voluntario a ejercer de anfitrión de una persona inmigrante. Una primera casa tiene ya el dinero para ser construida y un jardín donde plantarse. Se instalará en Montreuil, una ciudad de la región parisina el próximo mes de octubre. El montaje de la casa será colaborativo, internacional e intercultural: van a participar personas migrantes y no migrantes de Francia y Alemania.

Minicasas para alojar a refugiados

La minicasa instalada en el jardín permite al propietario alojar a una o dos personas y a la vez preservar su intimidad y la intimidad de sus invitados. La casita cuenta con cocina, baño, wc, espacio donde dormir en un altillo y otro espacio abajo para la convivencia, que hace las veces de comedor y sala de estar. Para la construcción de la casa se utilizan materiales ecológicos que garantizan un gran confort térmico. La estructura es de madera, el aislamiento se hace con cartón y el revestimiento de la madera sigue la técnica japonesa de la madera quemada.

Pero IMBY no es sólo un tejado, como afirman en su web. Es también un proyecto de acompañamiento de las personas refugiadas puesto que facilita su inserción gracias a la relación que se establece con su anfitrión ; gracias también a un proyecto de vida personal donde se hace un seguimiento social y profesional de la persona, y gracias también al compromiso de acompañar a la persona refugiada hasta que consiga un alojamiento perenne y no temporal.

IMBY es, ya para acabar, un proyecto europeo. Nace de la creatividad de arquitectos franceses (Quatorze) y españoles (D.A.T Pangea). Recibió el primer premio de honor del concurso « from border to home » del Museo de Arquitectura finlandés y ha sido expuesto en la Bienal de Venecia del 2016.

Más información