Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres de cada cuatro votantes del PP rechaza los recortes en ciencia

Una encuesta sobre la percepción social de la innovación muestra una gran brecha entre los ciudadanos y sus gobernantes

El ministro de Economía, Luis de Guindos (izquierda), junto a Soraya Sáenz de Santamaría y Luis Montoro.
El ministro de Economía, Luis de Guindos (izquierda), junto a Soraya Sáenz de Santamaría y Luis Montoro.

Hay pocas cosas en las que los españoles dicen estar más de acuerdo y en las que sus gobernantes les lleven más la contraria. El 80% de la población española cree que la inversión pública en Investigación (I+D+i) es insuficiente. Es una opinión que se extiende entre los votantes de todos los partidos mayoritarios, Podemos y Ciudadanos, 87%, PSOE, 85%, e incluso PP, 74%. Estos últimos votantes pueden ser los más defraudados, pues el gasto en I+D+i no ha parado de bajar desde que gobierna el PP y su Gobierno a menudo maquilla los recortes en subvenciones con aumentos en créditos que en muchos casos nunca se conceden.

“En España hay un déficit de inversión pública en I+D+i muy elevado y el Gobierno ha pretendido cambiar la percepción de la población sin cambiar la realidad”, ha lamentado hoy Jorge Barrero, director general de la Fundación Cotec. “Esto lo hace Trump diariamente y cuando [Luis] De Guindos [ministro de Economía] habla de aumento de inversión, es una posverdad, porque suben los créditos, pero la subida no es real y eso tras dos años en los que ha habido crecimiento económico”, ha añadido el responsable de la organización, que ha presentado hoy en Madrid los resultados de su primera Encuesta de percepción social de la innovación en la sociedad española, de la que se desprenden los datos

El 90% de los españoles tiene una visión positiva de la innovación, aunque la mayoría opina que en España hay poca cultura en este campo y las leyes actuales no la favorecen. Si el país retrocede en este terreno, las mayores preocupaciones de los encuestados son la fuga de cerebros y la pérdida de empresas y empleos. Los datos parecen darles dan la razón. El gasto en I+D+i en España lleva cayendo desde 2008 y actualmente se sitúa en el 1,22% del PIB, mientras que en la UE se ha acelerado en los últimos años y es superior al 2%. No hay datos oficiales sobre la fuga de cerebros, difícil de contabilizar, pero un reciente informe de la Comisión Europea calculaba que España ha perdido casi 12.000 científicos en apenas cuatro años, entre 2010 y 2014.

La encuesta ha sido realizada por Sigma Dos y se basa en 2.400 entrevistas telefónicas, una muestra considerablemente mayor que la de las típicas encuestas electorales.

La mayoría de los encuestados (56%) cree que la tecnología aumentará la desigualdad social

La mayoría de los españoles (67%) asume que dentro de 15 años “muchos o bastantes” de los empleos serán desempeñados por robots, pero más de la mitad cree que esos empleos serán reemplazados por otros nuevos.

Los españoles más jóvenes y con más estudios tienen menos miedo que sus mayores a que la automatización del trabajo les deje sin empleo o sin posibilidades de encontrar uno. El 76% de los españoles con estudios superiores se ve capacitado para competir en un mercado laboral más automatizado y tecnológico, mientras que solo un 45% de los que tienen solo estudios primarios es de esa opinión. La confianza crece hasta el 73% entre los millennials —menores de 30—, pero solo alcanza el 55% entre los mayores de 45.

En esta confianza se observa una ligera diferencia de género. Mientras que el 53% de los hombres opina que “de ninguna manera” una máquina podrá sustituirle en el trabajo, solo el 48% de las mujeres piensa igual.

La mayoría de los encuestados (56%) cree que la tecnología aumentará la desigualdad social y solo un 45% espera que reduzca la brecha laboral entre hombres y mujeres. Sin embargo, el 72% cree que la tecnología mejorará la conciliación entre la vida laboral y personal y el 62% cree que hay que crear una renta compensatoria para aquellos que pierdan su trabajo por la automatización.

Los españoles de izquierdas están más preocupados por el cambio tecnológico. Los votantes de Podemos y PSOE son los que registran más pesimismo en cuanto a la destrucción de puestos de trabajo y el aumento de la desigualdad por estas causas, mientras que los de PP y Ciudadanos son más optimistas.

Más información