Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ghana se pone al día

La construcción de dos intercambiadores viales en Accra y en su extrarradio busca la integración del país en la modernidad

Kasoa en 2012.
Kasoa en 2012.

Las carreteras preceden al desarrollo. Esta idea matriz de los ingenieros y agentes de desarrollo es compatible también con la búsqueda de beneficios económicos. Para controlar el tiempo. Porque el tiempo es oro, dicen. ¿Cómo lograr este objetivo cuando se trata de carreteras estrechas e impracticables? ¿Cómo reducir de manera significativa los atascos y los accidentes frecuentes que afectan a los conductores y frenan el crecimiento económico y el desarrollo social del país?

Desde hace varios años los poderes públicos ghaneses trabajan para frenar el problema de una red viaria insuficiente. La construcción de dos intercambiadores viales en Accra, la capital, y en su extrarradio es una de las respuestas que buscan la integración de Ghana en la modernidad.

Kwame Nkrumah Circle, construida en el decenio de 1960, “ha superado con creces su capacidad desde 1990”, afirma Abass Awolu, director del Departamento de Carreteras Urbanas de Ghana. De ahí la necesidad de dar un nuevo aspecto a este lugar que no solo es un importante nudo comercial, de transporte y negocios, sino también un lugar turístico.

En otro tiempo, Kwame Nkrumah Circle era una calle muy frecuentada y congestionada durante todo el día pero actualmente presenta un aspecto mejor. Y con razón. La glorieta se ha sustituido por un intercambiador vial de tres niveles. Una autentica joya de la arquitectura.

El presidente de la república John Dramani Mahama colocó en octubre de 2013 la primera piedra de las obras cumpliendo así una de sus promesas electorales. Con un coste que asciende a 74,88 millones de euros, una parte del intercambiador se ha financiado con un préstamo de Brasil y el Estado ghanés se ha hecho cargo de la otra. Ghana ha optado, previa licitación de las obras, por confiar en una empresa procedente de un país emergente. En efecto, la sociedad brasileña Queiroz Galvao, que cuenta con más de 60 años de experiencia en la construcción de puentes y carreteras, es responsable de la realización de los trabajos. En este proyecto ghanés trabajan entre 300 y 400 trabajadores locales junto con cinco ingenieros brasileños.

La apertura del intercambiador propiciará la descongestión del tráfico rodado en la zona

Está previsto que las obras duren dos años y actualmente se ha realizado el 75% de las mismas. Ahora, dos de las tres vías del intercambiador se encuentran abiertas a la circulación desde diciembre de 2015. Según los responsables del Departamento de Carreteras Urbanas de Ghana, 84.000 vehículos circularán diariamente.

La apertura del intercambiador propiciará la descongestión del tráfico rodado en la zona, reduciendo como consecuencia el sufrimiento de los conductores y otros usuarios de la vía en horas punta, siempre según las mismas fuentes técnicas. “Se mejorarán las calles contiguas a Kwame Nkruma Circle”, asegura el jefe de Estado, John Mahama, demostrando formalidad. “Además, las carreteras se rehabilitarán y asfaltarán y se crearán pasos para peatones y carriles para bicicletas”.

La inauguración y puesta en servicio de las dos primeras vías estuvo precedida de una inspección para verificar el estado de ejecución de las obras. En este sentido, Abbas Awolu precisa que esta actuación "tiene como objetivo certificar la solidez de los trabajos realizados” antes de que los usuarios empiecen a circular. Awolu habla de “impacto mínimo” al referirse a los daños colaterales relacionados con la ejecución de las obras en las propiedades adyacentes al sitio. Y mientras, se sigue trabajando para finalizar el tercer nivel del intercambiador. En una África libre de clichés.

Kasoa, puerta abierta al desarrollo

El intercambiador vial de Kasoa, situado a las afueras de Accra, es un proyecto aprobado por el Parlamento ghanés que permitirá a los habitantes de la Región Central acceder a los grandes centros urbanos, a las zonas de producción y a los lugares turísticos.

El conjunto de las obras —un intercambiador vial y dos viaductos conectados— tiene un coste total de 172 millones de dólares y será entregado a las autoridades ghanesas en noviembre de 2016. Los usuarios de la carretera se beneficiarán igualmente de 33 kilómetros de asfaltado en el tramo Kasoa-Obom-Amassaman.

Este enlace tendrá la ventaja de sacar del aislamiento a esta región uniéndola con Kamasi (la capital económica) y con otras grandes urbes ubicadas a lo largo de la carretera. La construcción del intercambiador y de los dos viaductos era una necesidad ya que cada día circulan por esta carretera cerca de 23 000 vehículos. La consecuencia: un frecuente y gran atasco  en esta vía, sobre todo en horas punta y fines de semana.

En Kasoa se construirán también guarderías, terminales de autobús y diez bombas de agua

Además de la construcción de un intercambiador de 270 metros de longitud total, se realizarán finalmente obras adicionales al proyecto. En especial, el asfaltado de 95 kilómetros de carreteras urbanas en el municipio de Ga-South y en la Región Central donde se beneficiarán ciudades como Cape Coast, Winneba, Elmina, Mankessim y Angona Swedru.

En virtud de las medidas de acompañamiento para el bienestar de las poblaciones aledañas, el Estado ha decidido “construir una policlínica ultramoderna en sustitución del antiguo Hospital Municipal, ubicado en un terreno expropiado para realizar la obra". También ha dispuesto que se construyan guarderías, terminales de autobús y diez bombas de agua para las comunidades rurales cercanas al proyecto.

En definitiva, el Gobierno de Ghana está convencido de que la construcción del intercambiador vial de Kasoa aportará un aire de modernidad a la región y contribuirá al desarrollo y al bienestar de la población.

Traducción de Virginia Solans

Planeta Futuro / El País forma parte del proyecto de periodismo Habitat III.

Más información