Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SALUD PÚBLICA

Europa queda libre de malaria

La Región Europea de la OMS pasa de 90.000 casos en 1995 a ninguno el año pasado

Técnicos en bici con bombonas de insecticida DDT, en Italia, 1947.
Técnicos en bici con bombonas de insecticida DDT, en Italia, 1947.

Europa es el primer continente que se declara libre de malaria. La Región Europea de la Organización Mundial de la Salud ha anunciado esta mañana que es la primera del mundo que logra interrumpir las transmisiones locales de esta enfermedad, que mató a 438.000 personas en el planeta en 2015.

La malaria era endémica en el sur de Europa hasta la posguerra de la Segunda Guerra Mundial. El parásito, transmitido por un mosquito, se cebaba en los Balcanes, Italia, Grecia y Portugal. También en España, donde los abuelos todavía recuerdan la enfermedad como las fiebres tercianas o las calenturas palúdicas. Tras un primer programa de erradicación mundial de la malaria, lanzado por la OMS con fumigaciones masivas con el peligroso insecticida DDT, Europa ya se declaró libre de la enfermedad en 1975. En España, se erradicó en 1964.

Pero la malaria regresó a comienzos de la década de 1990, tras las guerras de Afganistán y del Golfo y la disolución de la Unión Soviética. La transmisión local de la enfermedad se volvió a detectar en zonas que la OMS incluye dentro de la Región Europea: el Cáucaso, las repúblicas de Asia Central y Rusia. Hasta que una nueva estrategia regional para la eliminación de la malaria logró pasar de los más de 90.000 casos de 1995 a los 37 casos autóctonos de 2013, notificados en Tayikistán, Turquía y Grecia. En 2015 no se registró ningún caso, al margen de los importados: personas que llegan con malaria a Europa procedentes de otros países.

“Este es un importante hito en la historia de la salud pública en Europa y de los esfuerzos para eliminar la malaria globalmente. Aplaudo este logro, resultado de un fuerte compromiso político de los líderes europeos, con apoyo de la OMS”, ha declarado en un comunicado la húngara Zsuzsanna Jakab, directora regional para Europa de la OMS.

Más información