Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jokkolabs: las esporas que colonizan nuevos territorios

El centro tecnológico con sede en Senegal es un referente del espíritu de código abierto y del trabajo colaborativo

Jokkolabs: las esporas que colonizan nuevos territorios

Hace años que Jokkolabs es un referente, uno de los paradigmas del espíritu de código abierto, del trabajo colaborativo, de la transformación social y la inteligencia colectiva que se construye poniendo la lógica de la cooperación por delante de la de la competencia. Karim Sy, el ideólogo de este proyecto, ha sido un auténtico apóstol de estos principios que animan la mayor parte de los tech hub (centro de innovación tecnológica) del continente y con su proselitismo ha ido contagiando su entusiasmo. Desde la sede inicial en Dakar, en la que el espacio se ha hecho fuerte, Karim ha extendido su proyecto a Bamako (Mali), Uagadugu (Burkina Faso), Casablanca (Marruecos), Abidjan (Costa de Marfil), Cotonou (Benín), Banjul (Gambia) y Nanterre (Francia).

Jokkolabs y su impulsor, Karim Sy, han estado en el origen del uso de las TIC por las organizaciones de la sociedad civil en Senegal y en sus salas entraron en contacto los principales miembros de la comunidad de ciberactivistas del país de la teranga. Sy siempre ha defendido la capacidad casi antropológica de muchas culturas africanas por la reutilización y por la creatividad como fuente de resolución de los problemas. La experiencia en hacer virtud de la necesidad está en la base de la confianza de este emprendedor por las TIC. Y, junto a ella, aparece la importancia de la comunidad. “Si quieres ir rápido vas sólo, pero si quieres ir lejos vas con otros”, repite Karim como un mantra.

Por eso, para su expansión, el impulsor de Jokkolabs se ha aproximado a estructuras de tecnología ya consolidadas, pero también a ciberactivistas comprometidos y reconocidos por las comunidades locales, como en el caso de Burkina.

El espíritu de Jokkolabs se basa en la construcción de esa comunidad en la que cada miembro aporta sus conocimientos y sus habilidades. Un concepto de trabajo colaborativo basado en el win-win (todos ganan) y en la construcción de avances al servicio de todos. Karim Sy defiende que la cultura de la tecnología libre acelera los desarrollos porque permite a los innovadores basarse en los avances de los que les han precedido. De esta manera, han podido acoger el nacimiento de proyectos y han albergado iniciativas de formación, pero también han dado herramientas a las organizaciones de la sociedad civil para velar por la consolidación de las garantías democráticas.

En el espíritu de este espacio de innovación la lógica del beneficio económico es apenas una herramienta para la sostenibilidad que favorece nuevos avances, pero en ningún caso es el objetivo final.

Ficha técnica

País: Senegal.

Número de miembros: 250 usuarios estables.

Año de creación: 2010.

Objetivo: Favorecer la participación de todos los colectivos en el desarrollo económico y social a través de las TIC.

Logros: Haber liderado el ingreso de las organizaciones de la sociedad civil senegalesa en el uso del entorno digital.