Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué sabes de refranes?

Constituyen el método más acabado de pedagogía y sabiduría popular. En ellos se acumulan siglos de experiencia

¿Qué sabes de refranes?

Los refranes o paremias son un almacén de sentido común, un libro de texto de filosofía práctica y el catón de la vida social y cultural de un pueblo. Constituyen el método más acabado de pedagogía y sabiduría popular. En ellos se acumulan siglos de experiencia. El origen del refranero español es muy dispar: procede principalmente del arabigoandaluz, que a su vez bebe de fuentes orientales, pero también recoge nuestra herencia grecolatina y ha sido cuidadosamente conservado en el ámbito rural, donde se han utilizado refranes y proverbios en la vida cotidiana, en calidad de consejos y advertencias, ante múltiples situaciones.

El refranero en Don Quijote. En los diálogos entre Don Quijote y Sancho Panza se encuentran muchos refranes que usamos en la actualidad. Además, Cervantes nos advierte de que “el refrán que no viene a propósito, antes es disparate que sentencia”. De ahí la importancia de entender su contenido, porque un refrán inoportuno es como un chiste contado sin gracia.

“Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia”

Cervantes

El dato. El Centro Virtual Cervantes ofrece un estudio conocido como el refranero multilingüe. En él se recogen un total de 1.625 paremias españolas populares con su correspondencia –literal o conceptual– en 13 lenguas (alemán, catalán, francés, gallego, griego antiguo y moderno, inglés, italiano, polaco, portugués, rumano, ruso y vasco). Se trata de un experimento único en el mundo no solo por esta combinación lingüística, sino también por la información aportada en cada pieza.

¿Qué sabes de refranes?

En todas partes cuecen habas. Los refranes tienen un carácter universal. Un antropólogo diría que ante iguales necesidades, el ser humano encuentra idénticas respuestas. Resulta fascinante observar cómo las distintas culturas afloran a través de su expresión refranera. Por ejemplo, animales como el gato, el perro, el gallo, la gallina, la vaca y el caballo figuran en casi todas las lenguas. El zorro – frecuente en Francia y Alemania– se sustituye por el lobo en España. Y lo mismo sucede con la gastronomía: si el vino resulta importante en las paremias española, francesa y provenzal, los polacos aluden a la cerveza; y los alemanes hablan de tocino y manteca mientras aquí mencionamos el aceite.

Escritos y hablados. Las paremias populares no solo se encuentran en el habla, también en numerosos documentos desde la Edad Media hasta nuestros días, y en obras literarias como La Celestina o el Lazarillo de Tormes.

¿Qué sabes de refranes?

Cada día tiene su afán. Hay refranes morales, supersticiosos o laborales, especialmente de carácter agrícola. Estos enlazan con los de ámbito meteorológico o de calendario. Uno de los últimos reductos del refranero español se encuentra en los almanaques que aún se publican en diferentes localidades. El más popular es el Calendario Zaragozano. Mariano Castillo y Ocsiero (inmortalizado en la portada) fue el “célebre astrónomo” que popularizó este boletín que se edita desde 1840.

Píldoras de sabiduría alemana. Deutsche Welle pone a disposición de los interesados en la lengua y cultura germanas un recurso interesante: cada día publica proverbios aún vigentes que servirán para conocer mejor los usos y costumbres de los alemanes. Uno de los más destacados es “la mejor almohada es una conciencia tranquila”.