Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espanya, Espainia, España

Desarrollar el plurilingüismo sirve para que millones de ciudadanos se sientan reconocidos con sus especificidades y sus derechos lingüísticos

Esto no es una columna sino un manifiesto:

El plurilingüismo no es la excepción, sino la regla mundial: hay más de 6.000 lenguas y cerca de 200 Estados. Todos los Estados son multilingües.

España es uno de ellos. El 47% de la población vive hoy en una comunidad autónoma con más de un idioma.

El plurilingüismo reconoce lo que hay. Y aspira a que todos los ciudadanos lo puedan practicar.

Desarrollarlo sirve para que millones de ciudadanos se sientan reconocidos con sus especificidades y sus derechos lingüísticos.

Reconocer la pluralidad de idiomas es útil para preservar un patrimonio compartido y fortalece el caudal cultural de nuestra sociedad.

Todas las lenguas atañen por igual a todo el país y a todos los ciudadanos; todas son asunto de todos los Gobiernos, no solo de las comunidades plurilingües.

Hay que promulgar una ley orgánica que regule el plurilingüismo en España: el derecho de uso de los distintos idiomas hispánicos por parte de los ciudadanos; su utilización por las altas instituciones, como la Jefatura del Estado, el Parlamento o el Tribunal Constitucional; su uso en la acción exterior.

El valor del plurilingüismo debe defenderse también dentro de las comunidades autónomas.

Todas las Administraciones deben implicarse en ello, también en sus aspectos presupuestarios.

Estos principios deberían aplicarse mediante consenso, e incorporarse a una futura reforma de la Constitución.

¿Les parecen interesantes estas ideas? No son una elaboración de quien esto firma, aunque las comparta al 100%, sino el resumen telegráfico de España plurilingüe, un texto subtitulado Manifiesto para el reconocimiento y el desarrollo de la pluralidad lingüística en España, en proceso de firma y propuesta a los distintos partidos ante el 20-D. Ha sido codificado en tres sesiones de trabajo del seminario multidisciplinar sobre el asunto celebradas en Valencia, Madrid y Barcelona, e impulsado no por los sospechosos habituales sino por varias grandes fundaciones culturales.

Para que podamos decir Espanya, Espainia o España a placer de cada quien, en los cuatro idiomas. Sin problema.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.