Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La red de caminos precolombinos

Antes de la llegada de los españoles a América, los incas levantaron un inmenso imperio, unido gracias a una vasta red de caminos. Gran parte fue cubierta y olvidada. Hoy, los países andinos, con Perú a la cabeza, tratan de recuperar su trazado, patrimonio de la humanidad, repleto de tradiciones ancestrales.

  • Recibe el nombre de Q’eswachaka: un puente de cuerda hecha de paja sobre el río Apurímac, en los Andes, que forma parte de las rutas ancestrales del imperio inca. Su creación se remonta mucho antes de la llegada de los españoles. Y desde entonces, las tribus de la zona lo deshacen y rehacen una vez al año para evitar, según su creencia, un castigo de las divinidades.
    1Recibe el nombre de Q’eswachaka: un puente de cuerda hecha de paja sobre el río Apurímac, en los Andes, que forma parte de las rutas ancestrales del imperio inca. Su creación se remonta mucho antes de la llegada de los españoles. Y desde entonces, las tribus de la zona lo deshacen y rehacen una vez al año para evitar, según su creencia, un castigo de las divinidades.
  • Una de las zonas mejor conservadas del llamado Camino del Inca; al fondo, Machu Picchu, erigido en el siglo XV a casi 2.500 metros de altitud.
    2Una de las zonas mejor conservadas del llamado Camino del Inca; al fondo, Machu Picchu, erigido en el siglo XV a casi 2.500 metros de altitud.
  • El pueblo de Ollantaytambo, ubicado en el valle de Urubamba, a 2.792 metros de altitud, es uno de los vestigios que aún guardan el aspecto de la arquitectura del imperio inca. En la imagen, una aldeana pasea por la calle Alta, que forma parte del Qhapaq Ñan, el camino real incaico.
    3El pueblo de Ollantaytambo, ubicado en el valle de Urubamba, a 2.792 metros de altitud, es uno de los vestigios que aún guardan el aspecto de la arquitectura del imperio inca. En la imagen, una aldeana pasea por la calle Alta, que forma parte del Qhapaq Ñan, el camino real incaico.
  • Segmento del Camino del Inca, también situado cerca de Machu Picchu. El proyecto Qhapaq Ñan, para la recuperación de los viejos caminos, se financia con un tercio de los ingresos generados por este monumento (ocho millones de euros). Sus fondos han ayudado, por ejemplo, a restaurar las bases y las escaleras de piedra que descienden al puente Q’eswachaka.
    4Segmento del Camino del Inca, también situado cerca de Machu Picchu. El proyecto Qhapaq Ñan, para la recuperación de los viejos caminos, se financia con un tercio de los ingresos generados por este monumento (ocho millones de euros). Sus fondos han ayudado, por ejemplo, a restaurar las bases y las escaleras de piedra que descienden al puente Q’eswachaka.
  • Durante tres jornadas, los campesinos quechuas de la provincia de Canas recolectan y fabrican a mano las cuerdas del puente con fibras vegetales de la zona (en la foto, un grupo de mujeres cosechando paja), y después los hombres reconstruyen el puente suspendido sobre un cañón natural.
    5Durante tres jornadas, los campesinos quechuas de la provincia de Canas recolectan y fabrican a mano las cuerdas del puente con fibras vegetales de la zona (en la foto, un grupo de mujeres cosechando paja), y después los hombres reconstruyen el puente suspendido sobre un cañón natural.