Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Hay que apoyar el‘austericidio’

De un tiempo a esta parte se viene escuchando, cada día con más frecuencia, en intervenciones de dirigentes políticos —tanto de derecha como de izquierda— la expresión “tenemos que parar el austericidio”,en el sentido de que es preciso acabar con la austeridad que en Europa está exigiendo la troika (FMI, BCE, UE).

 

Pues bien, nuestros próceres políticos se equivocan de medio a medio al utilizar esta expresión pensando que con ella atacan las políticas de austeridad. “Parar el austericidio” es parar la muerte de la austeridad. Lo que ellos pretenden decir es justamente lo contrario de lo que, en realidad, dicen: matar, acabar con la austeridad. Por eso, sería más correcto que dijeran: “Tenemos que apoyar el austericidio”, es decir, matar, acabar con la austeridad.

El término austericidio no está recogido en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), pero es muy probable que en próximas ediciones nuestros ilustres académicos lo tengan que incluir. En todo caso, tiene sentido su utilización, si se utiliza bien, claro.

La palabra austericidio está bien formada: es el resultado de la unión de “austeridad” y “occido”. El verbo latino occido (occidis, occidere, occidi, occisum) significa matar, es decir, austericidio significa exactamente “matar la austeridad”. Lo mismo que homicidio significa matar a una persona, uxoricidio (matar a la esposa), infanticidio (matar a un niño), parricidio (matar al padre o a la madre), magnicidio (matar a una persona muy importante), regicidio (matar a un rey o a una reina) o genocidio (exterminar a un grupo humano por razón de raza, religión, política, nacionalidad…). Así pues, no debemos “parar el austericidio”, sino que, por el contrario, hemos de apoyarlo decididamente para, de una vez por todas, acabar con (matar) la austeridad.— Manuel Silva García.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.