Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Media Lab del MIT se abre a Adrià

El Instituto Tecnológico de Massachussets, considerado el mejor centro universitario del mundo, situado en Cambridge, junto a Boston, abrió las puertas de su Media Lab a Ferran Adrià el pasado 21 de enero en un reto con su departamento de Arquitectura y Planificación Urbanística, para recoger ideas arquitectónicas y conceptuales para elBulli1846, su espacio creativo y expositivo de Cala Montjoi, sobre el viejo restaurante elBulli. Entre los arquitectos participantes, Antón García Abril, Nader Tehrani, Cristina Parreño y Meejin Yoon.

  • Ferran Adrià no es un tipo cultivado. No es un intelectual ni tampoco un artista. Pero tiene dos rasgos muy aguzados en su personalidad que le han resultado imprescindibles para idear sus nuevos proyectos: su capacidad de absorción y de intuición. En la imagen, la llegada en tren desde Nueva York a Boston para ir al MIT.
    1Ferran Adrià no es un tipo cultivado. No es un intelectual ni tampoco un artista. Pero tiene dos rasgos muy aguzados en su personalidad que le han resultado imprescindibles para idear sus nuevos proyectos: su capacidad de absorción y de intuición. En la imagen, la llegada en tren desde Nueva York a Boston para ir al MIT.
  • Esos dos rasgos, absorción e intuición, son evidentes durante una tormenta de ideas en el MIT, en la sexta planta de su Media Lab, en el inmenso salón diáfano y acristalado Silverman, sobre el río Charles (en la imagen). En esta casa siempre es bien recibido.
    2Esos dos rasgos, absorción e intuición, son evidentes durante una tormenta de ideas en el MIT, en la sexta planta de su Media Lab, en el inmenso salón diáfano y acristalado Silverman, sobre el río Charles (en la imagen). En esta casa siempre es bien recibido.
  • Adrià, como Joi Ito, el atípico director de este Media Lab, no es un graduado universitario. Pero posee las cualidades que Ito considera esenciales para salir adelante en el mundo actual: aguante, pragmatismo, asunción de riesgos, desobediencia, heterodoxia y capacidad para conectar personas.
    3Adrià, como Joi Ito, el atípico director de este Media Lab, no es un graduado universitario. Pero posee las cualidades que Ito considera esenciales para salir adelante en el mundo actual: aguante, pragmatismo, asunción de riesgos, desobediencia, heterodoxia y capacidad para conectar personas.
  • En esta jornada polar, Adrià quiere retar a un equipo de profesores y alumnos del MIT ( en la imagen) a que aporten ideas, conceptos, sentido a elBulli1846, su 'no-museo' de Cala Montjoi. En torno suyo toman asiento algunos pesos pesados de la escuela de Arquitectura: Antón García Abril, Nader Tehrani, Cristina Parreño o Meejin Yoon.
    4En esta jornada polar, Adrià quiere retar a un equipo de profesores y alumnos del MIT ( en la imagen) a que aporten ideas, conceptos, sentido a elBulli1846, su 'no-museo' de Cala Montjoi. En torno suyo toman asiento algunos pesos pesados de la escuela de Arquitectura: Antón García Abril, Nader Tehrani, Cristina Parreño o Meejin Yoon.
  • No es una reunión de cortesía. Adrià presenta su proyecto (en español y con traductor) con pasión y recibe una ducha fría académica. Los profesores le someten a un tercer grado. Ponen en duda algunas de sus ideas, la originalidad de su proyecto, su viabilidad, el interés que puede suscitar. Es su estilo. Pero a continuación se comprometen a trabajar en el asunto.
    5No es una reunión de cortesía. Adrià presenta su proyecto (en español y con traductor) con pasión y recibe una ducha fría académica. Los profesores le someten a un tercer grado. Ponen en duda algunas de sus ideas, la originalidad de su proyecto, su viabilidad, el interés que puede suscitar. Es su estilo. Pero a continuación se comprometen a trabajar en el asunto.
  • Al final, en esa misma sala (en la imagen) la arquitecta y profesora Meejin Yoon sentencia: "Ferran, tiene usted todos los ingredientes y el plato donde los va a servir, ahora tiene que cocinarlos, crear un concepto, hacer el gazpacho. Cocínelo. Le ayudaremos".
    6Al final, en esa misma sala (en la imagen) la arquitecta y profesora Meejin Yoon sentencia: "Ferran, tiene usted todos los ingredientes y el plato donde los va a servir, ahora tiene que cocinarlos, crear un concepto, hacer el gazpacho. Cocínelo. Le ayudaremos".
  • Adrià no pestañea. al otro lado de esa gran mesa blanca -en la imagen Adrià ha salido al pasillo para hablar por teléfono- está Israel Ruiz, de 42 años, un ingeniero de su barrio de Santa Eulàlia, en L'Hospitalet, que es hoy el número dos del MIT, la mejor universidad del mundo y su introductor en esta factoría de ingenio. Le pregunto entre susuros qué es Ferran Adrià. ¿Un genio, un loco, un gurú, un charlatán?
    7Adrià no pestañea. al otro lado de esa gran mesa blanca -en la imagen Adrià ha salido al pasillo para hablar por teléfono- está Israel Ruiz, de 42 años, un ingeniero de su barrio de Santa Eulàlia, en L'Hospitalet, que es hoy el número dos del MIT, la mejor universidad del mundo y su introductor en esta factoría de ingenio. Le pregunto entre susuros qué es Ferran Adrià. ¿Un genio, un loco, un gurú, un charlatán?
  • Israel Ruiz contesta: "Es un genio en lo suyo. pero no es un genio como Picasso. Tiene, sobre todo, un modelo organizativo innovador. Ha llegado hasta los 'electrones' del proceso gastronómico. Es un genio, pero porque piensa y se documenta; tiene disciplina; no es un lobo solitario; ha creado un buen equipo y ofrece un modelo que se puede aplicar. Es difícil de definir. Hay pocos como él". En la imagen, Adrià con su mujer Isabel Pérez, el 21 de enero de 2014, durante el viaje de Boston a Nueva York en un tren ACELA.
    8Israel Ruiz contesta: "Es un genio en lo suyo. pero no es un genio como Picasso. Tiene, sobre todo, un modelo organizativo innovador. Ha llegado hasta los 'electrones' del proceso gastronómico. Es un genio, pero porque piensa y se documenta; tiene disciplina; no es un lobo solitario; ha creado un buen equipo y ofrece un modelo que se puede aplicar. Es difícil de definir. Hay pocos como él". En la imagen, Adrià con su mujer Isabel Pérez, el 21 de enero de 2014, durante el viaje de Boston a Nueva York en un tren ACELA.