Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Revés: “Para el lector de verdad, el precio no supone una barrera”

El director editorial de Planeta apunta a la piratería como el mayor problema del mundo editorial

"Una bajada del IVA del libro electrónico beneficiaría al consumo", asegura

Carlos Revés, en la sede de Seix-Barral en Barcelona. Ampliar foto
Carlos Revés, en la sede de Seix-Barral en Barcelona.

Parecía que el libro iba a librarse del tsunami. La crisis tumbaba, uno tras otro, los distintos sectores culturales, pero el papel resistía sin apenas mojarse. Hasta hace dos años. La ola alcanzó a la clase media al tiempo que los libros electrónicos aparecían como los chalecos salvavidas del mundo editorial. No fue así. Desde 2010, la industria ha visto disminuir sus ingresos en 420 millones de euros, dos tercios de todo lo perdido en la crisis que comenzó en 2008. El libro electrónico solo supone el 3% del mercado. Carlos Revés, director editorial de Planeta, lleva casi tres décadas en el grupo, es uno de los ejecutivos que deben resolver cómo sobrevivir a la tormenta.

Pregunta. En 2012 se vendieron 58 millones de ejemplares menos que en 2010. ¿Qué ha pasado en los últimos dos años?

Respuesta. En el mundo cultural, además de la crisis, hay un problema, que es la piratería. En el caso de la música y el cine, ha hecho mucho más daño. ¿Por qué? El disfrute estético y lúdico si una persona piratea una película es casi el mismo que con la original. Hasta ahora, eso no pasaba en el mundo del libro. En los dos últimos años, el disfrute a través de mayores aparatos de hardware (lectores y tabletas) ha supuesto que la piratería tenga más recorrido.

P. ¿Es esa la razón por la que el libro electrónico supone una cuota de mercado tan pequeña, pese a que la mitad de los ejemplares se editan en digital?

R. Es evidente que la lectura en electrónico no es el 3% del mercado real. Gran parte de la lectura viene de copias piratas. Las pasadas Navidades veíamos cómo alguien compraba un e-book para regalar, lo devolvía al cabo de una semana porque no funcionaba bien y ya estaba cargado de copias piratas.

P. El problema de la piratería se ha dado previamente en otros sectores. ¿El editorial tiene una estrategia para combatirla?

R. Difícilmente puede haber una estrategia más allá de la voluntad política de los legisladores. Nuestra obligación es ser persistentes ante los poderes públicos, pero la resolución no depende de los editores.

Bajar el IVA del libro electrónico al 4% favorecería el consumo

P. El IVA del libro impreso se ha mantenido al 4%, pero el del digital ha subido hasta el 21%. ¿Afecta al tirón de este formato?

R. Si se unificara el IVA al 4%, es evidente que el precio del libro digital se resentiría a la baja y favorecería el consumo. Esa es la voluntad por parte de nuestro grupo. Sí es verdad que en los últimos tres años el precio del libro digital ha ido bajando.

P. El tiempo entre costuras, uno de los libros más comprados en Seix-Barral, sello de Planeta, cuesta 10 euros en formato electrónico y 13 en la edición más barata en libro impreso. ¿Cómo se puede justificar ante el lector que un libro electrónico cueste solo tres euros menos que el de papel?

R. El coste de derechos que cobra el autor es el mismo en físico que en digital. Es verdad que no hay que pagar distribución, impresión ni coste comercial. Pero hay una empresa, en este caso nuestra, que tiene un coste de personal, de estructuras, de marketing, que hacen que el reparto del coste sea igual en digital que en el formato físico. De todas formas, no creo que tres euros hagan que un público amplio decida comprar un formato u otro.

Una cliente en la librería Panta Rhei (Madrid). ampliar foto
Una cliente en la librería Panta Rhei (Madrid).

P. El precio medio del libro ha subido dos euros desde 2007, de 12 a 14 euros. ¿Cómo se explica a los lectores?

R. A eso no te puedo responder, porque en nuestro grupo los precios han bajado claramente. Libros de 300 o 400 páginas pueden estar como mucho a 20 o 21 euros en las ediciones más caras.

P. Pero, por seguir con el mismo ejemplo, El tiempo entre costuras sale por 24,90 euros en su edición más cara. La más barata, la de bolsillo, cuesta 12,95.

R. Dentro de un mismo libro sí hay diferencia. Pero todo depende de para qué lo quieras. El libro en España sigue siendo un gran objeto de regalo. En cualquier caso, tanto el libro electrónico como el físico van a ir bajando el precio.

Nuestro objetivo es bajar el precio de los libros. En el formato digital ya lo hemos hecho

P. ¿Cómo se conseguirá?

R. Intentando reducir costes a todos los niveles. Los royalties de los autores se mantendrán entre el 10% y 12%, pero probablemente se negociarán los anticipos. Y a partir de ahí, tratar de optimizar costes en procesos de distribución y reedición, que al final permitan recortar ese euro o euro y medio.

P. ¿La gama alta está condenada a reducirse?

R. Hay libros que están por encima de los 20 euros y que son los más vendidos. Al final, para el lector que quiere un libro, y quiere ese, el precio no es una barrera. Al lector de verdad, uno o dos euros no le harán cambiar a otra editorial u otro autor.

población que leyó al menos un libro ENTRE mayo DE 2012 Y mayo DE 2013
País % población
Suecia 90%
Reino Unido 80%
Alemania 79%
Francia 73%
España 60%
Italia 56%
Portugal 40%

FUENTE: COMISIÓN EUROPEA