Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Educación financiera en las aulas

Escándalos financieros como Gescartera y Fórum Filatélico quizá se podrían haber corregido si no existiera en España un analfabetismo financiero. Urge la necesidad de incluir una formación financiera en los currículos de los planes de estudios de la educación secundaria. Es necesario incluir en la ESO contenidos y conocimientos financieros, no solo porque en la edición 2012 del Informe PISAse incluía la evaluación de la competencia financiera de nuestros alumnos, sino que nuestros jóvenes al terminar la secundaria deben de conocer claramente lo que es el presupuesto familiar, el funcionamiento de los bancos y las tarjetas de crédito. Lo qué es una hipoteca, los tipos de interés, el PIB, la inflación, el IRPF, el consumo responsable y otra serie de conceptos económicos básicos necesario para su futuro personal, profesional y/o laboral.

Tanto la OCDE en 2005 como la Comisión Europea en diciembre de 2007 han recomendado encarecidamente a los Gobiernos que promuevan una educación y conocimientos financieros adecuados en sus ciudadanos.

No es suficiente con programas educativos elaborados por organismos públicos o privados sobre educación financiera para los jóvenes españoles basados en jornadas o actividades complementarias y extraescolares. Es necesario que se disponga en 3º y 4º de la ESO de asignaturas específicas con contenidos económicos básicos y con una organización curricular similar a otros países de nuestro entorno.— Tomás Guajardo Cuervo. Presidente de la Asociación de Profesores de Economía en Secundaria de Aragón, ADESDAR.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.