Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Lo superfluo

Puestos a eliminar gastos, que Rajoy empiece por sus ministerios económicos. Total, para lo que hacen, con uno solo vamos que chutamos

Entre los factores que hicieron posible la apabullante mayoría absoluta del PP, existe uno que nunca aparecerá en las encuestas. Su formulación resumida sería algo así como “ellos son los que saben”. Entrando en más detalles, los que durante meses me dieron camareros, tenderos y taxistas a quienes no les había pedido su opinión, se podrían escribir los diálogos de un rancio sainete: si estos son los que han tenido perras de toda la vida, ¿sabe usted?, si conocen a los banqueros desde pequeñitos, a ver, ¡han ido todos a los mismos colegios! Ellos son los únicos que nos pueden sacar de ésta...

Ahora, mientras la prima sube que se las pela y la bolsa baja, y baja, y vuelve a bajar, me pregunto qué pensarán. Qué opinarán quienes se tragaron el cuento de que Zapatero constituía el impedimento insalvable para que nos tomaran en serio en el mundo, al enterarse de que las agencias de calificación nos rebajan la deuda de dos en dos escalones, al ver a Rajoy anunciando los recortes en comunicados desde el extranjero, al comprobar que Montoro sufre, como nunca ha sufrido un ministro con 188 escaños a su favor, en el trance de defender los presupuestos. Las cifras del paro acarician la barrera de los seis millones, el Gobierno pronostica que aún serán más altas en diciembre, y las voces que llevan ya muchos años explicando que las políticas de control del déficit arruinan el crecimiento y sólo sirven para agravar la crisis, se hacen escuchar cada vez con más fuerza en todas partes excepto en el seno del Gobierno de España, provincia de Alemania.

En estas circunstancias, y conociendo la obsesión de Rajoy por la austeridad, voy a atreverme a hacerle una sugerencia. Si lo que de verdad pretende es eliminar los gastos superfluos, que empiece por sus ministerios económicos. Total, para lo que hacen, con uno solo vamos que chutamos.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.