Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Niños salvados de entre los escombros

Los vecinos de Lorca participan en los rescates. - Edificios nuevos se derrumban. -Nueve víctimas y dos heridos graves

Niños salvados de entre los escombros
EL PAÍS

José Manuel Lorca trabaja en el servicio municipal de Lorca. Cuando ayer la tierra comenzó a temblar salió corriendo de su casa, en el barrio de la Viña. Oyó un tremendo estruendo y se acercó. Un edificio de la cercana calle de Infante Juan Manuel acababa de desplomarse. Ayudado por cinco vecinos más y unos policías municipales, Juan Manuel se puso a excavar entre los escombros hasta que encontraron el cadáver de la mujer. Debajo de ella, dos niños seguían con vida.

Los niños, de uno y tres años, fueron trasladados al hospital en una ambulancia, recuerda José Manuel ya de madrugada en un barrio con las aceras lleno de cascotes. La mujer es una de las nueve víctimas mortales que se computan hasta ahora (La última resultó gravemente herida durante la tarde de ayer y ha fallecido esta mañana). Del mismo edificio se rescató también a una pareja mayor con un hijo discapacitado.

El de la Viña ha sido el barrio más afectado por los dos temblores de magnitud 4,5 y 5,1 que sacudieron ayer la localidad murciana. Lo componen edificios nuevos, en torno a las cuatro alturas, y construidos en ladrillo visto. Muchas balconadas se desplomaron a la calle. Una de ellas fue la que mató a un chico de 14 años que paseaba al perro frente al bar de sus padres en la carretera de Granada, cerca del punto en el que se derrumbó el edificio que acabó con la vida de la mujer.

El peligro de cornisas y balcones

La mayoría de los muertos y heridos (además de los nueve fallecidos,dos heridos muy graves que se encuentran ingresados en el Hospital Virgen de la Arrixaca, 45 graves y más de un centenar de leves) han sido víctimas de desprendimientos de motivos ornamentales (cornisas, balcones...) y no de derrumbes de edificios. Según un sismólogo con el que ha consultado el alcalde de la ciudad, Francisco Jódar, y que cita Efe, al tratarse de una sacudida repentina y de una magnitud no demasiado alta, se espera que los elementos estructurales de las edificaciones del municipio puedan no haber sufrido mucho.

El aspecto que presenta las calles de la ciudad es, sin embargo, desolador. Tabiques enteros están por los suelos, las fachadas a parecen surcadas de grietas incluso en edificios nuevos y hay pisos enteros que se han venido abajo.

Entre las víctimas también se encuentran una mujer de 22 años embarazada, un anciano de 71 años y dos mujeres de 51 y 52 años, aseguró el delegado del Gobierno a Efe.

Los cadáveres han sido trasladados al Instituto Anatómico Forense de Murcia, donde se procederá a las autopsias. Las autoridades estudian la posibilidad de instalar una capilla ardiente y organizar un funeral colectivo siempre que los familiares estén de acuerdo con ello.

Las autoridades han indicado que nadie ha dado aviso de personas desaparecidas tras el seísmo y confían en que la cifra de muertos sea definitiva.

Evacuaciones en el hospital

Todos los pacientes del hospital Rafael Méndez fueron desalojados y trasladados a hospitales de Murcia, Cartagena y Cieza. También tuvieron que ser desalojados los residentes de una de las residencias de ancianos de la ciudad, en la zona de la Alameda, después de que se derrumbara parte de su techo.

Además, quedaron cortadas dos de las principales vías de comunicación de la ciudad: la autovía a Almería, que no fue reabierta hasta las 23.30, y la línea de Cercanías C-2, entre Murcia y Águilas, con 73 pasajeros afectados.

Ha sido cortado el suministro de gas natural en todo el municipio, lo que afecta fundamentalmente a las viviendas del centro del casco urbano.

El pleno del Ayuntamiento de Lorca decidirá dentro a lo largo de la mañana los días de luto que se decretarán y la forma de organizar los funerales.

La UME manda 272 efectivos

Un total de 350 efectivos integrantes del Tercer Batallón de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con sede en Betera (Valencia), se han desplazado a Lorca, según ha confirmado un portavoz de este organismo. Su misión será la búsqueda y el rescate de víctimas, aunque no descartan tener que dedicarse a otros objetivos conforme avance el día.

Los primeros en salir han sido 25 militares integrantes de un grupo de primera intervención. Eso ha sido poco antes de la ocho de la tarde, según el portavoz de la UME, y se espera que lleguen en una hora como máximo.

Los militares se han desplazado a petición del Gobierno regional de Murcia y de la Delegación del Gobierno en esta región. Fuentes de la UME explicaron que están preparados para desplazar más efectivos si así son requeridos tras llegar y evaluar las necesidades que han producido los seísmos.

Más información