Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de la mitad de los edificios evaluados no pueden ser ocupados todavía

Con el 40% de todas las edificaciones de Lorca analizadas por los técnicos, el 17% están en código rojo (no se puede entrar) y el 39%, en amarillo (solo para recoger enseres).- La cifra de muertos se eleva a nueve tras el fallecimiento de una mujer herida muy grave.- "El 80% de los habitantes podrán volver hoy a sus casas", asegura el director general de emergencias de Murcia.- El Ejército instala tres grandes campamentos para alojar a los damnificados

Sigue en Eskup la última hora del terremoto en Murcia |Sigue el Twitter de Javier Ruiz, corresponsal de El País en Murcia | Teléfono de afectados: 900 11 78 16 | Teléfono para localizar familiares: 900 11 70 16 | Teléfono para heridos: 900 12 12 12
Más de la mitad de los edificios evaluados no pueden ser ocupados todavía
EL PAÍS

El balance de muertos de los dos terremotos de magnitud 4,5 y 5,1 que ayer sacudieron Lorca (Murcia) ha aumentado a nueve, tras el fallecimiento hoy de uno de los tres heridos que se encontraban muy graves, una mujer de 41 años, según ha confirmado la consejera de Sanidad, María Angeles Palacios. Además, según el Ayuntamiento, una persona continúa desaparecida, aunque la propia Consejería no confirma el dato.

Los dos seísmos registrados ayer han dañado buena parte de los edificios del municipio y las cifras sobre el porcentaje de inmuebles adeteriorados han bailado a lo largo del día. Por la mañana el presidente de la Región, Ramón Luis Valcárcel (PP), aseguraba que el 80% de las viviendas estaban afectadas. Horas más tarde, el alcalde de Lorca, Francisco Jódar (PP), concretaba que el 90% de las viviendas "no tiene daños estructurales".

Los datos más fiables se han comunicado a media tarde. Con un 40% de los edificios de Lorca evaluados por los técnicos (542 inmuebles), el 44% estaría en código verde, es decir que no tienen daños estructurales; el 39%, en código amarillo, lo que permite el acceso solo para recoger enseres; mientras un 17% está código rojo, tiene problemas y se prohíbe su paso, "lo que no significa que haya que derribarlos", ha informado el consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, José Ballesta.

Poco después, el consejero de Justicia y Seguridad de Murcia, Manuel Campos, afirmaba a Efe que las estimaciones apuntan a que el 90% de los edificios no tienen daños estructurales. En cualquier caso, según el director general de Emergencias de Murcia, Luis Gestoso, "el 80% de los habitantes de Lorca podrán volver hoy a sus casas".

Valcárcel ha solicitado al ministro de Interior, el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, la puesta en marcha de un plan, coordinado por las tres Administraciones, que tenga en cuenta tanto a los afectados como las consecuencias que los seísmos tendrán en la economía local. Rubalcaba se ha desplazado a la localidad junto a la ministra de Defensa, Carme Chacón, para seguir las operaciones de rescate y asistencia.

En el barrio de la Viña, uno de los más dañados, arquitectos municipales revisan uno por uno los edificios, acompañados por miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), informa Manuel Altozano. Después de comprobar los deterioros, señalan en las puertas con pegatinas de color negro, rojo, amarillo o verde, para indicar si se puede acceder o no a ellos. El negro y el rojo indican que hay daños en la estructura y que no se puede entrar; el amarillo, que no se ha podido determinar la gravedad de los daños; y verde, para indicar que se puede pasar. La zona está llena de camiones de bomberos y de la UME, así como de excavadoras, que retiran los escombros.

Por su parte, el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró por la mañana que el Ejecutivo no va a "regatear ningún medio económico para la tarea de la reconstrucción de la ciudad", que ha sufrido daños "considerables" y un "impacto muy serio".

Una noche a la intemperie

Precisamente, tras una reunión entre el líder del Ejecutivo con sus tres vicepresidentes y el ministro de Fomento, el Gobierno ha anunciado que este viernes aprobará ayudas directas, exenciones fiscales y una línea de crédito de 25 millones para ayudar a los centenares de personas que aún no saben dónde pasarán esta noche.

Hacia las cinco de la tarde de ayer, gran parte de los habitantes de la ciudad (92.000 habitantes) se echaron a la calle presos del pánico y no regresaron a sus casas. Unas 10.000 personas fueron desalojadas de sus viviendas. El ir y venir de vecinos en busca de descampados ante la posibilidad de nuevas réplicas se hizo constante. Y no andaban desencaminados, porque el suelo volvió a temblar anoche una treintena de veces.

Tras esta larga noche, el alcalde de la ciudad ha asegurado en declaraciones recogidas por Efe que descarta "por completo" que nadie vuelva a pasar frío durmiendo al raso. "De ninguna manera", ha aseverado. "Los alojaremos en hoteles, albergues y campamentos de tiendas".

Tres días de luto

El Ayuntamiento y el Gobierno de Murcia han declarado tres días de luto oficial. "Lorca parece Beirut, con todo por los suelos y grietas enormes por las paredes", ha dicho el alcalde, que ha anunciado que se instalará una capilla ardiente con todas las víctimas cuyas familias así lo deseen. "La sensación es como despertar de una pesadilla tras una larga noche, con todos los vecinos en la calle".

El funeral por los fallecidos se celebrará este viernes en el recinto ferial de Santa Quiteria a las once de la mañana, y será oficiado por el obispo de la diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes.

Hoy los colegios e institutos permanecerán cerrados hasta que no se verifique que los edificios no han sufrido daños estructurales. El concejal de Urbanismo, Francisco García, había convocado a los arquitectos por la mañana para organizar las primeras tareas de análisis. Después, el alcalde ha anunciado que "ya están trabajando" las primeras brigadas para la evaluación de daños en las infraestructuras, que se han desplazado hasta la localidad desde distintas partes de España.

Nueve fallecidos, 293 heridos

Durante la noche, el Servicio Murciano de Salud había atendido a 260 personas heridas, según un comunicado del Gobierno de Murcia, aunque posteriormente la Consejería de Sanidad ha elevado el balance de heridos a 293.

La responsable del departamento ha anunciado la muerte, cerca del mediodía, de uno de los tres heridos de mayor gravedad, una mujer de 41 años que se encontraba en la UCI del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, donde fueron ingresados.

Los otros dos son un niño de 3 años, ingresado en la UCI de pediatría, y otra mujer de 36, ingresada en reanimación, que ya fue intervenida anoche. Ambos, junto a una mujer de 73 años, que ha ingresado en las últimas horas en la UCI con un síndrome coronario agudo, se encuentran aún en estado grave, pero evolucionan favorablemente, según Sanidad.

El resto de los heridos, de diversa consideración, han sido atendidos por las unidades de emergencias en los hospitales de campaña habilitados en Lorca y los que registraban mayor gravedad, un total de 30, fueron trasladados a diferentes hospitales de la región, ya que el Hospital Rafael Méndez sigue desalojado.

Ocho personas, entre ellas dos embarazadas y un adolescente, fallecieron ayer, la mayoría al sufrir la caída de escombros en la calle. Una de ellas continúa sin identificar, según el alcalde de la localidad.

Cercanías normalizado

Poco a poco comienzan a restaurarse las comunicaciones. El servicio de Cercanías de la línea C-2 entre las estaciones de Lorca y Murcia ha quedado normalizado. Se ha reanudado a partir de las 6.45, según ha informado Renfe en un comunicado. Más de 4.000 viajeros viajan diariamente en los trenes de cercanías de la C-2 entre las estaciones de ambos municipios. La línea permanecía cortada desde las ocho y media de la tarde de ayer.

La carretera regional RM-701 continúa cortada y en la A-7 se ha habilitado un carril alternativo para garantizar la buena circulación, a la altura del túnel de Lorca, informa la DGT. Ese tramo continúa cortada al tráfico hasta revisar los daños en su estructura, ya que se han producido algunos desprendimientos. Ayer el Ministerio de Fomento en un comunicado indicó que las infraestructuras de la red del Estado en Murcia no habían sufrido daños de importancia y que ni los puertos de la comunidad ni el aeropuerto de Murcia- San Javier se habían visto afectados por el terremoto.

Campamentos provisionales

En el recinto ferial de la ciudad, la Huerta de la Rueda, miles de lorquinos han esperado el amanecer cubiertos con mantas. Fue uno de los 10 puntos de la ciudad en los que se concentraron los ciudadanos que no podían o no querían regresar a sus casas. Allí se instaló el grueso de los campamentos provisionales. Se levantaron tiendas de campaña para acoger a unas 10.000 personas. También en esa zona se instaló el mando oficial, para seguir las labores de rescate y de auxilio a los afectados, y que han visitado esta mañana Rubalcaba, Chacón y el líder del PP, Mariano Rajoy. Estas tiendas de campaña fueron ocupadas, primordialmente, por los inmigrantes (Lorca cuenta con una importante colonia de extranjeros, en su mayoría magrebíes y sudamericanos). Estos colectivos no tenían la alternativa de las casas de campo o de familias en poblaciones contiguas, para poder pasar la noche como la población autóctona. Este era el caso de Carmen, una ecuatoriana de 39 años, que con su hija de cuatro y un bebé esperaba en la cera de la avenida Europa la instalación de tiendas de campaña. "Nos han dicho que aquí montarán tiendas para que podamos pasar la noche", comentaba: "Ha sido terrible. Estaba en casa y de repente todo empezó a moverse y a agrietarse las paredes".

Junto a Carmen se encontraba el joven matrimonio formado por Juan Antonio y María, que junto a su hija de cinco años y un bebé. Esperaban a sus familiares para irse a pasar la noche a la vecina localidad de Mula. "Nos vamos a Mula con mi madre. Nos han dicho que no podemos volver al piso y además tampoco nos dejan sacar el coche del garaje", decía Juan Antonio. "Ha sido una experiencia dantesca. De repente empezaron a moverse los muebles y a romperse las paredes. A duras penas pudimos bajar a la calle por la escalera, que también empezaba a resquebrajarse", añadía su esposa, María.

Con información de Santiago Navarro y Javier Ruiz.

El alcalde de Totana (Murcia) informa de "daños menores" en la localidad

El terremoto que sacudió ayer ha ocasionado también daños menores en otra localidad muriciana, Totana, según ha dado cuenta hoy el alcalde, José Martínez Andreo, quien ha precisado que un centro escolar ha tenido que ser precintado hasta este lunes.

Tras los hechos, Martínez Andreo y la concejal de Planificación y Desarrollo Sostenible, María José Bedia, han realizado un balance sobre las actuaciones y el desarrollo de los acontecimientos en Totana después de visitar, junto con los arquitectos y los técnicos municipales, todos los edificios municipales, colegios y conjuntos arquitectónicos.

Según ha informado el Consistorio, los edificios tienen daños menores como alguna grieta o desprendimientos. Concretamente, se ha precintado el colegio Santa Eulalia para arreglar con la mayor celeridad los daños que se han producido en el interior de varias aulas, mientras que otras tres han sido cerradas en el Colegio de La Cruz.

El primer edil ha indicado que también se ha visitado los desperfectos que se han producido en el colegio de La Milagrosa, que ha sufrido un desprendimiento en la torre principal de la iglesia, en la residencia La Purísima, en el Colegio San José, en las viviendas en la calle Cañada Zamora y en el Centro Sociocultural La Cárcel.

Más información