EDUCACIÓN

CC OO calcula que España necesita 70.000 profesores para atender los 20 alumnos por aula y las consejerías han previsto 30.000

Un informe del sindicato estima que se requieren más de 4.500 millones de euros y 30.000 desdobles de clases para poder llegar a las cifras acordadas por el ministerio y autonomías

El secretario general de CC OO, Unai Sordo (a la derecha), comparece en rueda de prensa en Madrid para presentar el Informe Inicio de curso 2020-2021 acompañado del secretario general de la Federación de Enseñanza, Francisco García.
El secretario general de CC OO, Unai Sordo (a la derecha), comparece en rueda de prensa en Madrid para presentar el Informe Inicio de curso 2020-2021 acompañado del secretario general de la Federación de Enseñanza, Francisco García.Luca Piergiovanni / EFE

El sindicato CC OO ha puesto esta mañana cifras a la recomendación acordada por las comunidades autónomas y el Ministerio de Educación de mantener ratios de 20 alumnos por aula. Para lograrlo, este sindicato ha calculado que harían falta 70.746 profesores, el desdoblamiento ―dividir un grupo en dos― de 30.000 aulas y supondría un coste de 4.566 millones de euros. El sindicato ha presentado estos datos en una rueda de prensa en la que han participado el secretario general de CC OO, Unai Sordo, y el secretario de la federación de Enseñanza, Francisco García.

Sordo ha pedido al Gobierno central y los Gobiernos autonómicos que apuesten por mantener estas ratios en todas las comunidades autónomas “para garantizar la igualdad de todos los estudiantes españoles. Debería ser taxativo que haya 20 alumnos por aula y no una recomendación”. Varias administraciones se han comprometido a asumir esta ratio lo que hace necesario un aumento de profesorado: Madrid ha prometido contratar a 11.000 nuevos profesionales, Cataluña 5.417 o Valencia 4.374, por ejemplo, aunque si se suman los compromisos anunciando por las administraciones la cifra final apenas llega a los 30.000 docentes. Además, Sordo ha reclamado una política coordinada y unificada en todas las comunidades autónomas para garantizar la equidad en el sistema educativo.

El secretario general de CC OO también ha recordado que España está un punto por debajo en porcentaje del PIB destinado a educación respecto a lo que invierten los países europeos del entorno de España y ha recordado que el presupuesto educativo se redujo en torno a los 9.000 millones de euros durante la anterior crisis económica que comenzó en 2008.

El secretario de enseñanza de CC OO, Francisco García, ha asegurado por su parte que la máxima prioridad en esta vuelta al colegio para el sindicato es “garantizar la presencialidad en los centros educativos y mantenerlos abiertos el mayor tiempo posible”, y ha señalado que se ha superado el debate que se planteó en marzo sobre la reapertura de los colegios e institutos.

“Queremos evitar una educación confinada, un goteo de cierres por falta de medidas o recursos necesarios y queremos recordar a las administraciones y docentes que las medidas de prevención pueden ser extraordinariamente útiles”, ha señalado, destacando que la mejor medida posible es la reducción de las ratios.

Además, ha sugerido al Ministerio de Educación que, si no se logra el acuerdo político para conseguir los 20 alumnos por aula, se regule por decreto. “El ministro Wert [José Ignacio, exresponsable de la cartera de Educación durante el Gobierno del PP] ya aumentó las ratios por decreto en situación de crisis; podría hacerse a la inversa también argumentado que esto es una crisis sanitaria sin precedentes”, ha asegurado.

García también ha puesto en valor el trabajo realizado por las familias y los docentes durante el confinamiento. “Los profesores respondieron muy bien en la cuarentena y se reinventaron en 24 horas y se ha salvado la situación mayoritariamente gracias a su esfuerzo y al de las familias”. Pero ha recordado que también se puso de manifiesto la brecha social familiar y digital. “Para que ese alumnado en desventaja social no vuelva a ver vulnerado su derecho a la educación, debemos hacer todo lo posible por una vuelta a las aulas segura. La educación debe ser presencial y esa seguridad requiere medios y recursos”, concluye.

Respecto a las medidas de conciliación, tanto para docentes como para familias, Unai Sordo ha pedido que se amplíe el programa Me Cuida para facilitar a las familias la reducción de las jornadas de trabajo complementándolas con una prestación económica. “Muchas familias no pueden permitirse ocuparse de los niños en cuarentena dejando de trabajar”, ha asegurado.

Más información

Lo más visto en...

Top 50