Educación

La Generalitat valenciana contrata a 4.374 profesores más y compra 30.000 tabletas para el nuevo curso

Educación destina una partida extraordinaria de 207 millones de euros para adaptar las clases de 800.000 alumnos a la amenaza de la pandemia

Alumnas del pasado examen de la PAU en Valencia.
Alumnas del pasado examen de la PAU en Valencia.Mònica Torres

La Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana ha presentado sus planes para el nuevo curso escolar marcado por la amenazada de la pandemia del coronavirus, bajo una doble premisa: que haya el máximo posible de clases presenciales y que ningún alumno se descuelgue por la brecha digital. Para adaptar las clases públicas y concertadas de infantil, primaria, secundaria, bachillerato y FP, que se impartirán a casi 800.000 alumnos, la consejería movilizará 207 millones de euros extraordinarios y contratará a 4.374 docentes más para el curso que viene, por lo que la cifra total de docentes ascenderá a 76.000. Además, se completarán las 29.000 tabletas adquiridas para estudiantes a partir de quinto de primaria (14.000 fueron compradas durante el confinamiento) con nuevos dispositivos electrónicos que serán sufragados con fondos del Gobierno central, y cuyo número se determinará en función de las peticiones de los centros educativos y las necesidades del alumnado más vulnerable. Los recursos serán propiedad de los centros.

Estas son las principales conclusiones e ideas trasladadas este lunes por el consejero Vicent Marzà y el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, en la presentación del nuevo e insólito curso escolar 2020-21, condicionado por el comportamiento de la covid-19. La mayor parte de los 207 millones se empleará para contratar a 4.374 maestros y profesores. Los centros educativos han comunicado sus necesidades a partir de las cuales se ha elaborado “una radiografía” y se han distribuido los recursos. “Todos los centros contarán con más profesorado. Como mínimo, cada centro tendrá un docente más y se atenderá en cada caso las necesidades de creación de grupos”, ha añadido Marzà.

Se han reservado 33 millones para la digitalización. En esa cifra, según ha enumerado Miguel Soler, se incluyen las 14.600 tabletas distribuidas desde el inicio de la pandemia, las 15.000 almacenadas y otra partida mediante un convenio entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Educación. De esta manera, “todo el alumnado de la pública y la concertada a partir de quinto de primaria tendrá un dispositivo móvil con conexión a Internet”. Parte del dinero se empleará también para la contratación de monitores para el comedor escolar y personal para servicios complementarios, otros gastos extraordinarios de los colegios e institutos y medidas de higiene.

En esta línea, Educación ha facilitado material de protección para toda la comunidad educativa valenciana, ha realizado desinfecciones de los centros educativos de secundaria y bachillerato durante julio y ha comprado materiales de señalización para los centros por valor de 4,6 millones de euros. Más de cuatro millones se han invertido en empresas proveedoras valencianas. En concreto, se han adquirido ya casi tres millones de mascarillas reutilizables y más de 86.000 litros de gel hidroalcohólico.

El día a día

Respecto a cómo será el día a día de esta extraña ‘vuelta al cole’, Marzà ha detallado que, “con carácter general”, se contempla “al cien por cien del alumnado, días y horario en infantil y primaria; en primero de la ESO y enseñanzas con mayor diversidad, como la FP Básica”. Además, la mayoría de los centros también posibilitarán una presencialidad “muy elevada” en segundo de bachillerato y de la ESO. En el cursos de secundaria, se podrá establecer la asistencia en días alternos con hasta 15 alumnos, lo que facilitará una atención más “individualizada” y que no haya una “desconexión” de los estudiantes, ha enfatizado el consejero.

El consejero de Educación, Vicent Marzà, y el secretario autonómico Miguel Soler.
El consejero de Educación, Vicent Marzà, y el secretario autonómico Miguel Soler.Mònica Torres

En este punto, Soler ha hecho notar que estos recursos extraordinarios hacen que se contemplen “todos los escenarios posibles”, tanto el actual, como si hubiera, por razones médicas, que regresar a la enseñanza telemática. En este sentido y de acuerdo con las instrucciones publicadas por la consejería, en los centros educativos de infantil y hasta cuarto de primaria se ha definido para el próximo curso el modelo de grupos de convivencia estables —los llamados ‘grupos burbuja’— de hasta 20 alumnos para facilitar la trazabilidad.

En tercero y cuarto de primaria, si hay espacios disponibles en el centro, se pueden configurar grupos no estables siempre que se garantice la distancia interpersonal de metro y medio, mientras que en quinto y sexto, con carácter general, serán grupos con distancia, puesto que el perfil de estos menores presenta una “mayor madurez”. En el alumnado de 0 a 3 años siempre se lleva a cabo un periodo de adaptación las primeras semanas de curso donde cada centro dispone un horario de incorporación progresiva y organización en grupos reducidos de cuatro o cinco alumnos.

El próximo curso se seguirá esta dinámica y, para aplicar las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud marcadas por las autoridades sanitarias, se evitará que los progenitores entren dentro del aula. Por lo que se refiere a secundaria, bachillerato y FP, todo el alumnado de primero de la ESO asistirá todos los días a clase en aulas con una separación entre compañeros de metro y medio. En el resto de niveles educativos, si no hay suficiente espacio para tener a todo el alumnado con la separación de metro y medio, el alumnado acudirá al centro en días alternos. En la inmensa mayoría de casos cada centro ha podido organizar a todo el alumnado en sus propias instalaciones y, en algunos “casos puntuales”, se utilizarán también instalaciones municipales.

Marzà ha recalcado que el departamento de Sanidad está cerrando la puesta a disposición de un protocolo. Además, se desarrollarán planes de contingencia por parte de cada centro, para la entrada y salida de los alumnos.

Siga EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook

Apúntese a la Newsletter de Educación de EL PAÍS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50