Madrid y Castilla-La Mancha también adelantan las oposiciones docentes y esquivarán el nuevo sistema del Gobierno para estabilizar interinos

Solo Cataluña y País Vasco aseguran tener intención de esperar a que se implanten los cambios. Andalucía, Murcia y Castilla y León lo están estudiando

Oposiciones de profesorado en Barakaldo (Bizkaia), en 2018.
Oposiciones de profesorado en Barakaldo (Bizkaia), en 2018.Miguel Toña (EFE)

Madrid y Castilla-La Mancha también han decidido convocar las oposiciones docentes de este año sin esperar a la aprobación del nuevo decreto que está elaborando el Ministerio de Educación que facilitará la estabilización de los profesores interinos, según han anunciado este lunes. Con ambas, son ya 12 las autonomías que optan por convocar las plazas de profesorado de infantil, primaria y secundaria de este año aplicando el sistema tradicional.

El borrador del nuevo decreto, adelantado por EL PAÍS, preveía una regulación transitoria para las convocatorias que tuvieran lugar entre este año y 2024. Un plazo en el que fuentes sindicales esperaban que se convocaran unas 125.000 plazas y que la gran mayoría de ellas fueran a parar a docentes interinos gracias a los cambios en el sistema de acceso a la profesión.

Las autonomías que según el recuento realizado por este periódico la semana pasada ya habían realizado la convocatoria o habían anunciado su intención de hacerlo en las próximas semanas eran: Asturias, Navarra, la Comunidad Valenciana, Baleares, Cantabria, Aragón, Extremadura, Galicia, Canarias y La Rioja, a las que ahora se suman Madrid y Castilla-La Mancha.

Madrid, ni este curso ni el que viene

El Ejecutivo madrileño ha argumentado que ha decidido adelantar la convocatoria para no tener que aplicar la nueva normativa, “tremendamente injusta sobre todo para aquellos aspirantes bien preparados que se quieren presentar al proceso y apenas cuentan con experiencia”, según su consejero de Educación, Enrique Ossorio. La intención del Gobierno regional es, además, convocar en unas semanas tanto las oposiciones previstas para este año como para el que viene, con el objetivo de no aplicar los cambios ni ahora ni en 2023 para unas 5.500 plazas de maestros de primaria y profesores de secundaria.

Castilla-La Mancha afirma, en cambio, que lo hace porque si no no les dará tiempo a cumplir los plazos para la convocatoria de este año, un argumento parecido al que han empleado otras comunidades autónomas presididas por los socialistas.

Preguntados al respecto este lunes, los portavoces de los departamentos de Educación vasco y catalán de Educación aseguran que la idea de sus gobiernos es esperar a la aprobación del nuevo decreto, inicialmente previsto para enero, pero que el Ministerio de Educación calcula ahora que será aprobado en abril. Las consejerías de Educación de Andalucía, Murcia y Castilla y León afirman que están estudiando qué hacer.

90% de las plazas

Fuentes sindicales calculaban a finales de diciembre que, con el nuevo sistema, más del 90% de las plazas convocadas serán ganadas por interinos. Una parte de ellas (que las mismas fuentes situaban en torno al 20% del total) serán adjudicadas sin examen, mediante un concurso de méritos en el que, aunque estará abierto a todo el mundo, se impondrán de forma masiva los interinos. Para el resto sí se convocará un concurso-oposición, pero el examen contará con dos partes (en lugar de las tres habituales) y no serán eliminatorias, lo que permitirá compensar el resultado de una con el de la otra. El peso de la experiencia aumentará, además, de forma muy considerable, pasando de un 12% a un 28%.

El nuevo decreto desarrollará en el ámbito educativo la ley para la reducción de la temporalidad en el empleo público aprobada en diciembre. Los defensores de la estabilización argumentan que acabará con la elevada tasa de precariedad laboral en la educación pública española, cercana al 25%, que además de resultar injusta para los afectados representa un obstáculo para la calidad docente. Los críticos advierten de que el cambio implicará que muchos jóvenes que están preparando las oposiciones y no tienen mucho tiempo de experiencia como profesores interinos apenas tendrán posibilidades de conseguir plaza, independientemente del resto de méritos, así como que facilitará el acceso a personas que durante años no han aprobado la oposición.

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS