_
_
_
_

Si busca trabajo, estos son los puestos con menos paro

Los expertos en recursos humanos creen que las principales ofertas laborales de 2023 se concentrarán en logística, sanidad y hostelería

Trabajos con menos paro
Trabajadores en las instalaciones de Amazon en Illescas, Toledo.Víctor Sainz
Selina Bárcena

Equilibrar los intereses de los trabajadores con las necesidades del mercado laboral es una tarea delicada. España cerró el año pasado con 2,8 millones de parados, la cifra más baja desde 2007. De cara a 2023, el mercado laboral reclama, según las empresas de colocación, perfiles tecnológicos y sanitarios, pero también repartidores y profesionales de oficios como electricistas o fontaneros.

En total, el año pasado dejó una cifra de cotizantes a la Seguridad Social de 20,3 millones de personas. El empleo se comportó bien, pero según la directora de Comunicación y Estudios de InfoJobs, Mónica Pérez, “la ralentización ya es patente y todo indica que en este año será muy difícil mantener estas cifras y la creación de empleo”. En esto incide la compañía de recursos humanos Manpower, cuyo informe sobre proyección de empleo para el primer trimestre de este año recoge que 7 de cada 10 empresarios declaran no tener intención de ampliar plantillas.

Sin embargo, hay sectores que aguantarán el pulso a este frenazo. Entre los que tienen mayor demanda de cara a 2023 están la hostelería y el comercio, la logística y el transporte o el sector hospitalario y farmacéutico. Los profesionales especializados en nuevas tecnologías también mantendrán una alta demanda, aunque con menor volumen de ofertas que los anteriores. Según Javier Blasco, director de The Adecco Group Institute, estos puestos cualificados son los más difíciles de cubrir, porque requieren de una formación prolongada y son menos susceptibles de suplirse con cursos de formación breves.

El peso de las ramas profesionales con más vacantes se plasma también en los puestos más demandados: Teleoperadores y agentes de atención al cliente; mozos de almacén, conductores de reparto, operarios de carretillas elevadoras; delegados y representantes comerciales o dependientes y camareros, son los puestos que más se ofertan en el portal Infojobs. También destaca la categoría de profesiones y oficios, en concreto, la mano de obra especializada como electricistas o fontaneros.

En cuanto a los profesionales sanitarios, tras el alto nivel de demanda que experimentó el sector debido a la crisis sanitaria del coronavirus, la tendencia de contratación sigue siendo fuerte. Según las estimaciones de la empresa de recursos humanos, Adecco, los profesionales de la salud que busquen empleo en 2023 tendrán un amplio abanico de ofertas.

Perfiles tecnológicos

2022 fue el año en el que descubrimos que las tecnológicas también lloran. Grandes compañías como Meta, Twitter o Amazon llevaron a cabo despidos y congelaciones en la contratación tras unos años de crecimiento destacado. Pese a ello, los perfiles tecnológicos siguen teniendo buena implantación y su demanda ya no se restringe a grandes empresas. Según la directora de Comunicación de Infojobs, la digitalización es un fenómeno “transversal” a casi todos los sectores. “La transformación digital de las empresas, sobre todo de las pymes, sigue siendo tarea pendiente y tirará del empleo en los años venideros”, señala.

Las TIC, como se conoce a las empresas tecnológicas, “son las que mejor absorben a los perfiles formados”, apunta el director de Operaciones de Manpower. El problema es que no hay suficientes para cubrir la demanda, lo que según el director de Operaciones de e-Commerce de ManpowerGroup, Carles Pitart, las lleva a ser “un mercado inflacionario desde el punto de vista salarial”. Hay pocos trabajadores y conseguirlos requiere pagar más.

Dentro de los puestos con menos paro en este sector están los consultores o analistas de tecnologías de la información y comunicación (TIC) y los gestores de proyectos (Project Managers). También destacan los puestos relacionados con la gestión de datos (Data Engineer y Data Sciencist), los administradores de sistemas y los desarrolladores de páginas web (NET Developer y Frontend Developer). En el campo de las redes destaca la demanda de moderadores de contenidos.

Elegir entre formación profesional o universitaria

Para el director de Adecco Group Institute, los datos señalan que la Formación Profesional (FP) tiene una tasa de empleabilidad más alta e inmediata. Infojobs afirma que de las personas inscritas en el portal en 2021, el 34% de los candidatos que se apuntaron a una oferta de trabajo contaban con formación universitaria, mientras que la Formación Profesional suponía un 28%, y los estudios básicos, un 18%. Por otro lado, solo el 14% de las vacantes publicadas dicho año demandaba un nivel de formación universitaria.

Para Pérez no es un problema de sobrecualificación: “Lo cierto es que, como hemos visto, los niveles de estudios más altos tienen, históricamente, mayores posibilidades de conseguir un empleo y, por lo tanto, es lógico que los jóvenes apuesten por ellos”. De hecho, según un informe aportado por Manpower, los puestos que ofrecen mejores salarios y más oportunidades de proyección son los que requieren de grados como Ingeniarías (puestos relacionados con la logística, la gestión de procesos o datos y la dirección de proyectos), Economía y Administración y dirección de empresas (manejo de grupos de trabajo, gestión comercial, responsables de imagen de marca o gestores de finanzas) y Derecho.

El sistema educativo ante el mercado laboral

Cuando las innovaciones en la metodología y el contenido de los trabajos evolucionan constantemente, la formación continua se hace inevitable y los currículos corren detrás de las demandas del mercado. Según el Estudio de proyección de empleo de Manpower, 8 de cada 10 empresarios declaran “no encontrar el talento que necesitan”. Desde las empresas se habla de brecha o desajuste entre la formación y los requerimientos del mercado laboral.

Para Carles Pitart, de ManpowerGroup, “Actualmente las empresas buscan actitudes”. Para Pitart el modelo educativo y el mercado laboral están aún alejados y una forma de atar estos dos ámbitos es, por un lado, propiciar la formación dual —aquella que alterna clases teóricas con prácticas laborales— y por otro, potenciar desde el sistema educativo la formación en competencias transversales. Estas competencias, que ya recogen los currículos educativos, son habilidades generales que se pueden aplicar a distintas ramas del conocimiento y que, según el directivo de Manpower, facilitan “la movilidad transversal” y la búsqueda de trabajo. Son, entre otras, la formación en idiomas, los conocimientos digitales, las habilidades comunicativas o la adaptabilidad a nuevos entornos laborales (aprender a aprender).

“La verdad es que sí existe una brecha en nuestro país entre la cualificación de los jóvenes y las necesidades que tienen las empresas”, apunta Mónica Pérez. Para Javier Blasco, la academia no se ajusta tan rápido como debería, sobre todo en lo que se refiere a la formación en nuevas tecnologías. De ahí que un factor muy importante sea la capacidad del candidato para aprender. Frente a los conocimientos técnicos, ahora el mercado laboral también premia las habilidades (skills), lo que hace que, según el director de The Adecco Group, se vean currículums más polivalentes y la “recualificación” sea un factor muy importante. “Está habiendo un cambio de paradigma”, concluye.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_