El mercado de trabajo confirma su mejoría en diciembre y cierra el año con casi medio millón de empleos más pese a la incertidumbre

El desempleo baja en 43.727 personas en el último mes del ejercicio, que acaba con la cota más baja de desocupados de los últimos 15 años

Repartidores en el centro de Barcelona, este martes.
Repartidores en el centro de Barcelona, este martes.Gianluca Battista

Siguiendo con la tónica general de 2022, el último mes del año —un periodo tradicionalmente bueno para el empleo por la campaña de Navidad— volvió a registrar otro notable descenso del número de parados, a pesar de la crisis inflacionista y la incertidumbre económica. El volumen de desocupados se redujo en 43.727 personas, comprimiendo el número de desempleados hasta los 2,83 millones, el nivel más bajo de los últimos 12 meses, lo cual deja la mejor fotografía del mercado laboral en un mes de diciembre desde 2007.

En sintonía con esta mejora, la afiliación media ascendió en 12.640 trabajadores, colocando el total de cotizantes a la Seguridad Social en casi 20,3 millones de personas. Ese crecimiento se modera, pero sigue siendo la tercera mejor marca del año y permite situar el número de afiliados por noveno mes consecutivo por encima de los 20 millones. Consumados los 12 primeros meses de vigencia de la reforma laboral, el comportamiento del mercado de trabajo confirma su éxito: el paro se ha reducido en este tiempo en más de 268.000 personas, y se han creado casi medio millón de empleos (471.360), según los datos facilitados este martes por los ministerios de Trabajo y Seguridad Social.

Los guarismos del cierre de 2022 mejoran los del mes anterior, y relucen especialmente en la comparación con los de 2021. En el último año, el número de parados ha descendido en 268.252 personas, lo que supone una rebaja del 8,6% respecto al total con el que concluyó el anterior ejercicio. Sin embargo, el último mordisco, de casi 44.000 personas, es el más escaso para un mes de diciembre desde 2012. Aun así, este recorte se ha producido “en un contexto económico internacional que sigue marcado por la incertidumbre”, según recalca el Ministerio de Trabajo en su nota, y bajo la tutela de la reforma laboral.

“En 2022 hemos conseguido dar lugar a un mercado de trabajo más resiliente”, ha celebrado Joaquín Pérez Rey, secretario de Estado de Empleo. “A pesar de que ha sido un año muy complicado, nos encontramos ante cifras muy positivas. Volvemos a demostrar que se pueden afrontar las crisis económicas protegiendo el empleo, modernizando el mercado laboral y combatiendo la precariedad y la temporalidad”, ha indicado, por su parte, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Trabajadores en un andamio en la calle Bravo Murillo, en Madrid.
Trabajadores en un andamio en la calle Bravo Murillo, en Madrid. Samuel Sánchez

En cuanto a cómo evolucionará el empleo el próximo año, Javier Blasco, director de Adecco Group Institute, considera que la tasa de desempleo “se situará en el entorno del 12,9%”. “Vamos a tener que esperar unos meses, hasta la primavera, para ver si salimos de este estancamiento en la creación de empleo en el que nos encontramos en estos momentos”, añade. Por esa misma línea se manifiesta José Manuel Corrales, profesor de Economía y Empresa de la Universidad Europea: “Decir que la reforma laboral ha tenido unos resultados positivos es constatar la realidad. Pero no es la panacea. Lo que es evidente es que mientras España crezca como ha crecido a casi el 5% en el año 2022 se va a generar empleo. Pero si España cae ese crecimiento al 1%, esa generación de empleo va a decrecer”.

A pesar de que la incertidumbre económica mundial sigue vigente, el nuevo marco de relaciones laborales ha servido de paraguas frente al chaparrón inflacionista provocado por la invasión rusa de Ucrania y ha evitado que la inestabilidad económica mundial contagie al empleo. Y lo ha hecho hasta el punto de que, desde que en diciembre de 2007, hace 15 años, el número de parados se situase en 2.129.547 personas, y un año después pasase a ser de 3.128.963 en el mismo mes, el total de desempleados no había vuelto a situarse por debajo de los tres millones. Una barrera que a lo largo de 2022 solo se superó durante los cuatro primeros meses del año (entre enero y abril).

Mujeres y trabajadores menores de 25 años

El buen comportamiento del mercado de trabajo en diciembre favoreció especialmente a las mujeres y a los trabajadores más jóvenes. Mientras que el número de paradas quedó fijado en 1.690.148, el dato más bajo de todo el año, y el más corto para un mes de diciembre desde 2009; los menores de 25 años se situaron en 195.751, la cantidad más reducida de toda una serie histórica, que se remonta a 1996.

Un camarero en la terraza de un bar de Sevilla.
Un camarero en la terraza de un bar de Sevilla. PACO PUENTES

Estos hitos tienen su réplica en la contabilidad de la Seguridad Social. En términos generales, diciembre concluyó con 9.559.179 mujeres afiliadas, 471.360 más que un año antes, lo que supone el nivel más elevado de mujeres ocupadas desde que existen registros. Asimismo, tres de cada cuatro menores de 30 años cuentan hoy con un contrato indefinido (76%), frente a uno de cada dos antes de la reforma (suponían el 47% en el promedio entre 2017 y 2021). En diciembre había 2.013.724 afiliados jóvenes con contrato indefinido, 807.836 más que un año antes.

“Desde agosto de 2021, cuando se recuperó el nivel de afiliación previo al estallido de la crisis del covid, se han creado 815.000 empleos. Y en 2022, pese a las previsiones que a lo largo del año parecían augurar un resultado menos boyante, nos permite acabar el año con casi medio millón de afiliados más”, ha recalcado Borja Suárez, secretario de Estado de Seguridad Social.

A pesar de que en diciembre se firmaron 1.189.917 contratos, 234.366 menos que en noviembre, cuatro de cada 10 fueron de carácter indefinido, por lo que se mantuvo la proporción del resto de meses. En términos absolutos, sin embargo, es donde se avista una mayor distancia, puesto que son 290.368 más que los registrados en el mismo mes de 2021. En cuanto a la contabilidad anual, durante 2022 se firmaron un total de 18.310.343 contratos, de los que 7.027.160 fueron indefinidos, casi cinco millones más que en todo 2021.

“La mayor estabilidad propiciada por la reforma laboral también se aprecia en el aumento de un 25% de la duración de los contratos que han terminado durante 2022, en comparación con la situación prepandemia”, indica el Ministerio de Seguridad Social en su estadística. “En total, los contratos que causaron baja entre enero y diciembre han durado 52 días más de media que los que se dieron de baja en el mismo periodo de 2019″, detalla. “Por otro lado, el número de contratos de menos de 30 días se ha reducido en más de 3,3 millones, mientras que han aumentado en más de medio millón aquellos de más de 30 días o que no han finalizado”, añade.

Una dependienta atiende a una clienta en una tienda del centro de San Sebastián.
Una dependienta atiende a una clienta en una tienda del centro de San Sebastián.Javier hernández

Mejoría generalizada

Por territorios, el paro registrado en diciembre se redujo en 13 comunidades autónomas, produciéndose las caídas más acusadas en valores absolutos en Andalucía (-22.280 personas), Madrid (-6.782 personas) y Canarias (-3.124). Sin embargo, los lugares donde el paro ha bajado en mayor medida a lo largo del año han sido Baleares (-35,95%), Madrid (-18,57%) y Extremadura (-10,49%).

En la comparativa sectorial, el paro disminuyó el año pasado en todas las ramas económicas, especialmente en los servicios, donde se restaron 171.212 desempleados (-7,8%). Le siguieron la agricultura, con 32.278 parados menos (-22,1%), y la construcción, con una rebaja de 30.829 desempleados (-11,9%). En cuanto a la industria y al colectivo de trabajadores sin empleo anterior, ambas recortaron su cifra de parados en 24.562 y 9.371 personas, respectivamente.

En cuanto a la creación de empleo, las ocho comunidades autónomas que presentan un aumento mayor del empleo promedio durante el año que acaba de terminar, superior al 3,5%, son Andalucía, Baleares, Canarias, Cataluña, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Madrid y Murcia.

Mismos autónomos y trabajadores en ERTE

A pesar del encarecimiento de los precios, el colectivo de autónomos, uno de los más vulnerables frente a las alteraciones económicas, se ha mantenido estable a lo largo del año. En diciembre se contabilizaron 3.328.403 trabajadores por cuenta ajena, apenas cinco más que en el mismo mes de 2021. Sin embargo, son 16.169 más que el total registrado en enero de 2022. “Las peores cifras las marcan tres sectores fundamentales. Es una debacle en comercio, hostelería e industria con fuerte pérdida de autónomos en el año”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA. En cuanto al número de trabajadores acogidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), en diciembre se mantuvo en la órbita de los 20.000, una cifra que permanece estable desde verano. 


EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS