_
_
_
_
_

El Banco Mundial espera un crecimiento económico del 1,4% en América Latina para 2023

El organismo multilateral asegura que el crecimiento esperado es “demasiado bajo para lograr progresos significativos en la reducción de la pobreza”

En el Puente internacional Simón Bolívar, el comercio abunda, viveres, cambio de dinero, compra de pelo y transporte son los negocios más comunes. Cúcuta, Colombia, el 1 de julio de 2022.
En el Puente internacional Simón Bolívar, el comercio abunda, viveres, cambio de dinero, compra de pelo y transporte son los negocios más comunes. Cúcuta, Colombia, el 1 de julio de 2022.Santiago Mesa

Las grandes empresas están buscando cambiar su ubicación a escala global y América Latina pudiera beneficiarse, apuntaron especialistas del Banco Mundial (BM) en su más reciente Informe Económico sobre América Latina y el Caribe, publicado este martes. El Producto Interno Bruto (PIB) de la región crecerá un 1,4% en 2023 y un 2,4% en 2024. Estas tasas de crecimiento son “demasiado bajas para lograr progresos significativos en la reducción de la pobreza”, enfatizó la multilateral.

“Las proyecciones de crecimiento de América Latina y el Caribe para 2023 han ido bajando progresivamente en los últimos seis meses”, dice el reporte de 96 páginas. “Al mismo tiempo, ha aumentado la varianza en torno a las proyecciones del mercado, lo que representa un aumento de la incertidumbre a escala mundial. La reciente oleada de quiebras bancarias en Estados Unidos y Europa introduce incertidumbre adicional en torno a si los países avanzados moderarán las futuras alzas de las tasas de interés, la probabilidad de una recesión en el G-7 y la trayectoria de la inflación futura”.

De las cinco economías más grandes de la región, Chile tendrá el peor desempeño este año, con una contracción del PIB proyectada del -0,7%. México, Brasil, Colombia y Argentina crecerán 1,5%; 0,8%; 1,1%; y 0% , respectivamente. El limitado crecimiento se debe, en parte, a la elevada inflación que todavía aqueja a esta parte del mundo desde 2021. Los bancos centrales han respondido con alzas en las tasas de interés, las cuales encarecen el costo del dinero. Dos agencias calificadoras preven una ola de impagos de deuda a partir de los altos costos del financiamiento, sobre todo entre empresas.

“La región en gran medida se ha recuperado de la crisis de la pandemia, pero lamentablemente ha vuelto a los bajos niveles de crecimiento de la década anterior”, dijo Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del BM para América Latina y el Caribe, en un comunicado. “Los países deben urgentemente acelerar el crecimiento inclusivo, para que todos se beneficien del desarrollo, y esto requerirá mantener la estabilidad macroeconómica y aprovechar las oportunidades que hoy ofrece la integración comercial”.

A pesar de la incertidumbre y la volatilidad en los mercados ocasionada por la ofensiva rusa en Ucrania, la cual inició en febrero del año pasado, América Latina ha logrado regresar a los niveles de empleo y de pobreza que tenía previos a la pandemia de la covid-19 en 2020. El Banco espera que la inflación promedio de la región, excluyendo Argentina, caiga al 5% en 2023, luego de alcanzar el 7,9% en 2022.

“La resiliencia general de la región es el resultado de un arduo progreso obtenido en la gestión macroeconómica a lo largo de las últimas dos décadas. Preservar este logro será primordial”, apuntó el Banco. “Sin embargo, los desequilibrios fiscales siguen siendo elevados, con un promedio estimado en 2,7% del PIB en 2023, lo que erosiona aún más el espacio fiscal ya de por sí reducido”.

El BM espera que el nivel de endeudamiento suba al 64.7% del PIB este año, levemente por debajo del 66,3% alcanzado en 2022. Las recientes quiebras bancarias en EE UU y Europa añaden incertidumbre, agregó la multilateral. “Sus repercusiones en el sistema bancario y los flujos de capital en América Latina y el Caribe aún están por verse”, dijo la organización.

“La región sigue siendo una de las menos integradas, mientras que la apertura comercial y la inversión internacional directa se han estancado o han disminuido en la mayoría de los casos durante los últimos 20 años; los países deben encontrar formas de ganar atractivo y aprovechar la tendencia hacia la relocalización de empresas”, dijo William Maloney, economista jefe para la región, en el comunicado. “Además, aprovechar la extraordinaria ventaja comparativa de la región en la producción de energía sostenible, los productos básicos necesarios para las industrias verdes emergentes y su capital natural único ofrece una nueva fuente potencial de crecimiento, pero esto requerirá políticas para facilitar el acceso a los mercados globales, capital y tecnología.”

La organización recomienda políticas de largo plazo, como reducir los riesgos sistémicos, impulsar las inversiones en infraestructura y mejorar la educación. En el corto plazo, apunta el Banco, los países pueden priorizar la estabilidad macroeconómica, impulsar avances en la regulación aduanera y de transporte, y mejorar las agencias de promoción de exportaciones e inversiones.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Isabella Cota
Es corresponsal económica para América Latina. Como periodista de investigación trabajó con Quinto Elemento Lab, NHK, BusinessWeek y OpenDemocracy, entre otros. También fue staff de Bloomberg News y Reuters en Centroamérica y Reino Unido. Es licenciada en Comunicación y Máster en Periodismo de Negocios y Finanzas por City University London.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_