LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El plan de Sánchez para ayudar al turismo se basa en créditos a empresas

Las medidas para impulsar el sector suman 4.262 millones de euros, el 93% en préstamos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del plan de ayudas al turismo, este jueves en La Moncloa. En vídeo, declaraciones de Sánchez.EFE | ATLAS

El Gobierno ha anunciado este jueves el esperado plan de apoyo al turismo, que inyectará 4.262 millones de euros a un sector que ha sufrido mucho los tres meses de parón por la pandemia. Además, tardará en salir del atolladero con una temporada de verano que se espera a la baja, especialmente por la pérdida de turistas extranjeros. Por ello, una de las novedades del plan son las ayudas que dará Aena a las aerolíneas para incentivar que llegue el mayor número de viajeros. Eso sí, la partida para este concepto será solo de 25 millones de euros, una cuantía muy baja. De hecho, la inversión directa es solo un 7% del plan (unos 300 millones de euros), y la mayoría irá a formación de empleados. Por tanto, las empresas verán poco dinero contante y sonante y solo se podrán beneficiar de líneas de financiación.

El grueso del plan lo componen los 2.500 millones de un tramo preferente para el sector turístico de la línea de avales del ICO para dar “financiación y liquidez” a las empresas del sector. Una cuantía que ya se había anunciado hace semanas, por lo que ofrece pocas buenas noticias a una industria muy golpeada. A esta línea del ICO hay que sumar en el apartado de facilidades de financiación y liquidez los 731 millones estimados por la moratoria hipotecaria para el sector y otros 731 millones de fondos para mejorar la competitividad y la digitalización. Todo ello suma 3.962 millones, un 93% de la estrategia presentada. “Son cosas que no están mal, pero parece más un ejercicio de voluntad del Gobierno. Lo prioritario no está concretado, que son los ERTE”, reclama José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur.

De esta forma, el plan parece quedar muy lejos de las demandas y de las necesidades de un negocio capital para la economía española. Dar más facilidades de financiación es importante, sí, pero resulta insuficiente, como protestó el sector tras conocerse el acuerdo con Ciudadanos sobre los 2.500 millones extra de líneas ICO. Entonces fuentes del Ministerio de Turismo apuntaban a que eso era solo una parte de un plan mucho mayor, tratando de calmar los ánimos, pero con la presentación de la estrategia parece que la industria va a seguir contrariada. “Es el momento de pasar de avales y préstamos a ayudas directas. España no debe regatear recursos ni dejar de sobre endeudarse internacionalmente para salvar al sector”, defiende Exceltur. Para comprender el movimiento del Gobierno hay que tener en cuenta las fuertes tensiones presupuestarias y de ahí que el resultado sea una restricción de las ayudas directas.

Entre los alrededor de 300 millones de euros que el Estado invertirá, la mayor parte se va a formación de empresas, especialmente en las pymes, y empleados. Fuera de estos conceptos, unos 40 millones se destinarán a marketing, promoción y mejora del análisis e inteligencia turística. Solo hay un apartado que llegará directamente a las empresas, los 25 millones para las aerolíneas, aunque esto tampoco será en forma de una transferencia extra, sino que se deducirá de las tasas aeroportuarias a abonar. “El plan no trae ninguna partida nueva. Todo estaba ya anunciado o contemplado en los Presupuestos. Y los ERTE, que es vital, no se ha cerrado”, argumenta Zoreda.

Moratoria hipotecaria

Una de las novedades en el apartado de la reactivación es la moratoria en el pago del principal hipotecario sobre activos en el sector. “Se estima que estas moratorias ascienden a un total de hasta 731 millones de euros, correspondiente, aproximadamente, a un total de 12.800 empresas turísticas beneficiarias”, asegura el texto. El periodo de la moratoria será de un máximo de 12 meses (solo se abonarían los intereses, no capital) para aquellas operaciones suscritas por autónomos o empresas cuyo inmueble acoge alguna actividad del sector turístico, incluidos alojamientos. En los casos en que estén alquilados, los propietarios lo podrán solicitar y trasladar la medida de liquidez a los arrendatarios.

“Este es un plan de ayuda al turismo imprescindible”, ha destacado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al inicio de su intervención. Sánchez ha explicado de forma sucinta que la estrategia se divide en cinco grandes pilares: afianzar el país como un destino seguro; medidas de apoyo a las empresas del sector; mejorar la competitividad del sector turístico; inteligencia turística, con la creación de un nuevo observatorio, y el uso de todas las herramientas de marketing y promoción para el turismo nacional e internacional.

Como parte de la estrategia de reactivación del turismo, el presidente ha recordado la importancia del transporte aéreo. “Las deducciones de Aena van a contribuir a una recuperación, esperemos, lo más rápida posible del tráfico aéreo en nuestro país”. Con ello, espera minimizar en lo posible el impacto de la crisis, aunque solo son 25 millones de apoyo. El reparto se realizará en función de las operaciones programadas a partir de julio comparadas con las del año anterior. Así, en julio tendrán incentivos las aerolíneas que superen el 25%; en agosto a partir del 30%, y en septiembre a partir del 40%, por ejemplo. Los umbrales se van incrementando mes a mes y estarán vigentes hasta marzo de 2021.

El plan de impulso del sector turístico, como le ha llamado el Ejecutivo, se ha presentado este jueves en La Moncloa en un formato similar al del plan para la automoción del lunes: lo ha anunciado el presidente del Gobierno en un acto en la que han estado la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y los ministros Arancha González Laya, José Luis Ábalos, Reyes Maroto, José Manuel Rodríguez Uribes y José Luis Escrivá. También estuvieron representantes sindicales, de la patronal y de las comunidades autónomas. De esta forma, el Gobierno pretendía darle un halo de importancia, aunque en la primera intervención por parte de los sindicatos, Miguel Ángel Cilleros, de UGT, ha recordado: “Para muchos el programa no es todo lo ambicioso que se esperaba, aunque lo importante es empezar a andar y ya habrá tiempo de valorarlo”.

Desde el sector se esperaba una inyección mucho más fuerte de la finalmente aprobada por dos motivos fundamentales. El primero, por todo lo que aporta el turismo a España y por las enormes pérdidas de este año para la industria (más de 80.000 millones de euros, según Exceltur). Además, la otra razón de la presión es el gran plan que se está negociando en Europa, por el que España podría recibir hasta 140.000 millones de euros, de los que esperaba que una buena parte fuese a un sector tan importante para la economía del país. A esto hay que añadir la comparación con otros países como Francia, que inyectará 18.000 millones a la industria turística, cuatro veces más.

El Ejecutivo justifica la importancia del plan con datos globales de las ayudas ofrecidas al sector desde el inicio del estado de alarma. “Durante la pandemia, el Gobierno ha desplegado un plan de choque de 15.273 millones en beneficio de empresas y trabajadores del sector. Esto más los 4.262 millones del plan suman 19.535 millones para el sector”, explican fuentes de La Moncloa. Aunque en esta cantidad se incluyen ayudas generales como los ERTE ―se incluyeron condiciones especiales para el turismo―, línea de avales del ICO ―según el plan, ya se han concedido 10.524 millones para empresas del sector―, la prestación extraordinaria por cese de actividad de autónomos, aplazamientos de impuestos y la ampliación en 400 millones de la línea de crédito creada tras la quiebra de Thomas Cook.

Más competitividad

El plan recoge asimismo ayudas para la mejora de la competitividad del sector con una visión a medio plazo. La mayor parte (515 millones) serán préstamos para proyectos que se desarrollen en empresas turísticas orientados a acelerar la transformación del sector. “Se concederán préstamos en 2020 bajo el marco temporal aprobado por la Comisión Europea”, argumenta el texto. También habrá una línea de préstamos de 216 millones con tipos de interés bonificados y amplios plazos de carencia que financien proyectos que promuevan la digitalización de empresas y destinos turísticos, de investigación y desarrollo, así como otros orientados a la internacionalización.

En el caso de la partida destinada a marketing y promoción, la cuantía ascenderá a 38,1 millones de euros. De estos, 33,3 millones se destinarán a un plan para el periodo 2020-2024 para reactivar los principales países emisores. “Los mercados europeos serán un primer eje de recuperación teniendo en cuenta que son nuestros principales emisores y los de mayor fidelidad hacia España”, recoge el plan. Para ello, se desarrollará una campaña de imagen sobre España y se apoyará a la comercialización a través de campañas de promoción. En el caso de los viajes de largo radio, especialmente desde el continente asiático y americano, se abordará su reactivación para el largo plazo. “Se activará la promoción en una segunda fase”, dice el texto.

Por parte de la patronal CEOE intervino Marta Blanco, que ha asegurado que este es un plan muy esperado. Blanco ha destacado que lo importante es recuperar la movilidad. “Un plan de apoyo al turismo es un plan de apoyo a España. Necesitamos que sea ambicioso para seguir siendo referencia turística”. Y ha reclamado, una vez más, la necesidad de que se amplíen los ERTE como parte del rescate que necesitan las empresas turísticas. En esta línea incidió Juan Cierco, de la Cámara de Comercio, que ha añadido que no es momento de revertir normas que funcionan: “No se deben revertir medidas eficaces como la reforma laboral”.

El plan presentado por el Gobierno también incluye una campaña de promoción para reactivar el turismo nacional, en un paso más que se sigue en Europa hacia una especie de proteccionismo turístico. Sin embargo, la CEOE ha insistido en que faltan ayudas para incentivar el consumo interno, como las que han lanzado otros países europeos, por ejemplo Italia, con hasta 500 euros por familia para gastar en viajes dentro el territorio.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Más información

Lo más visto en...

Top 50