CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Gobierno se inclina por alargar los ERTE al menos hasta septiembre y abre la puerta a llevarlos hasta final de año

La patronal defiende que una ampliación a corto plazo generaría incertidumbre y opta por anunciar ya la extensión a todo 2020

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, este martes. En vídeo, declaraciones de Díaz este miércoles en Radio Nacional.Europa Press | RNE

El Gobierno acepta alargar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) más allá del 30 de junio. La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha abierto la puerta este miércoles a la posibilidad de aplazarlos en aquellos sectores que lo necesiten. “Sin ninguna duda”, ha asegurado. Gobierno y agentes sociales analizaron los puntos de encuentro en la Comisión de Seguimiento del Acuerdo de los ERTE celebrada en la mañana del miércoles.

El debate se centró en si estos mecanismos de protección del empleo se alargan hasta final de año o bien se busca un paso intermedio, con una ampliación hasta el 30 de septiembre, para volver a revisar entonces las necesidades. Esta opción, que el Gobierno maneja como más factible, no gusta sin embargo a los empresarios, que consideran que es muy corto plazo y que genera incertidumbres en las empresas, según fuentes empresariales. Esas mismas fuentes sostienen que lo lógico sería cerrar un acuerdo antes del 15 de junio para planificar con antelación. La dificultad radica en el reparto de los fondos, que han recibido una inyección con las ayudas europeas.

Por su parte, los sindicatos están más cerca de la propuesta de Trabajo y aceptarían ampliar los ERTE hasta el 30 de septiembre como solución intermedia. Fuentes de los sindicatos subrayan su acuerdo con la propuesta del Gobierno aunque el aplazamiento no se hiciera de forna generalizada, y se tuviera que revisar caso por caso. Dependerá de cada sector o subsector, explican. Asimismo, abogan por que no se cargue todo el peso del pago sobre la Seguridad Social y apuestan por buscar fórmulas híbridas de financiación.

Estos puntos servirán de base para la citada ampliación que ya plantearon las patronales y los sindicatos en reuniones anteriores ante la realidad de que muchas empresas de sectores muy lacerados por la crisis (hostelería, comercio, turismo, restauración, automóvil y auxiliares, principalmente) van a necesitar ampliar el periodo de ayudas más allá de la fecha pactada del 30 de junio.

La ministra no ha desvelado aún del todo sus intenciones. "En cuanto culminen las tareas de la comisión intersectorial, tendremos una hoja de ruta para saber qué sectores necesitan de ese acompañamiento más allá del 30 de junio. Desde luego tengo la clara convicción de que hay sectores que, por desgracia, van a requerir de ese acompañamiento”, ha dicho en una entrevista en Radio Nacional de España

También le han preguntado por la posibilidad de alargar este instrumento al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que ha remarcado su disposición a la flexibilidad y ha afirmado estar “abierto” a ello. “Parece claro que todo lo que tiene que ver con la hostelería y, sobre todo con la parte de hoteles, va a ser lo que tarde más en recuperarse. Pero lo hay que hacer es bajar a mucho detalle, focalizarlo lo más posible, para hacer un uso mucho más eficaz de los recursos públicos”, ha dicho en Antena 3.

La coincidencia de Trabajo y los agentes sociales hará más sencillo superar ese obstáculo. La titular de Trabajo ha destacado la importancia de la figura de los ERTE, sin los cuales la destrucción de empleo habría sido “masiva” y la situación “muy grave”. Son, ha dicho, un “amortiguador social” que ha protegido a más de tres millones de trabajadores en España, y a más de 10 millones en Alemania y más de ocho en Italia. En ambos países, dijo, no se plantea el debate de cuántos ERTE se acabarán convirtiendo en despidos definitivos y no temporales.

“Me entristece que se hagan esas formulaciones (...) La empresa tiene el compromiso de mantener el empleo seis meses”, ha recordado la ministra, que ha destacado que ya hay 400.000 personas que han salido de los ERTE para reincorporarse a la actividad laboral. “Esto va muy despacio, pero va. Estamos trabajando no solo para dar protección social, sino para garantizar el empleo, que es el principal problema que tiene España tras la crisis sanitaria”.

Preguntada por la sostenibilidad de la factura del desempleo, que en mayo engordó hasta los 5.121 millones de euros, Díaz ha hecho hincapié en que “lo que no sería sostenible” es tener a las personas sin protección por desempleo. “Los trabajadores cotizamos para tener protección por desempleo y claro que es sostenible desplegar una marea de protección intensa. (...) Nadie se cuestiona en Europa si esto es sostenible o no. No tenemos duda de que esto es lo que hay que hacer cuando los trabajadores lo necesitan”, ha defendido.

Importancia del diálogo social

La ministra ha asegurado que el diálogo social es fundamental, porque los agentes sociales deben formar parte de las decisiones relevantes que se tomen en materia laboral, pero ha abogado por dirigirlo con “cierta discreción”. “Los agentes sociales siguen trabajando y deseo que cuanto antes podamos tener esa disposición para extender los ERTE a los sectores que lo necesiten”, ha añadido. En cuanto a los cambios que quiere hacer el Gobierno en la reforma laboral, Díaz ha indicado que los datos laborales de la pandemia han puesto de manifiesto que es “imprescindible” cambiar la legislación laboral en España porque hay normas “que han precarizado absolutamente el mercado laboral” y han “agudizado” la contratación temporal.

A España, según la ministra, le va a costar más salir de la crisis precisamente por las debilidades de su mercado de trabajo, “que tienen el marchamo de la reforma laboral”. “En esta crisis de alguna manera hemos esquivado la reforma laboral de 2012”, ha apuntado. La ministra ha insistido en que en cuanto lo permita la pandemia, el Gobierno y los agentes sociales retomarán los trabajos que ya habían iniciado antes de esta crisis para introducir cambios en la reforma laboral del Partido Popular en la legislatura pasada. Además, ha recordado que el Ejecutivo está trabajando en paralelo en proyectos legislativos que verán la luz “en breve”: la regulación del teletrabajo y la protección social a los trabajadores de plataformas digitales, como los riders, un sector en el que la precariedad es evidente.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Lo más visto en...

Top 50