Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Ghosn sale en libertad bajo fianza tras más de tres meses en prisión

El expresidente de la alianza Nissan-Renault está siendo investigado por delitos fiscales y se enfrenta a un máximo de 15 años de cárcel

El expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, al salir de un centro de detención en Tokio este miércoles. En vídeo, declaraciones de Bruno Le Maire, ministro francés de Finanzas.

El expresidente del conglomerado automovilístico conformado por Renault, Nissan y Mitsubishi, Carlos Ghosn, ha sido puesto en libertad este miércoles, tras pasar más de tres meses en prisión. El empresario está siendo investigado por delitos de fraude fiscal y se enfrenta a una pena de hasta 15 años de cárcel. El juicio está programado para el próximo otoño, aunque la fecha específica queda aún pendiente.

El directivo, de 64 años, fue escoltado mientras salía vestido con un mono de trabajo, una gorra y una máscara. Tras dos peticiones de libertad bajo fianza denegadas, el Tribunal del Distrito de Tokio aceptó este martes otorgar la libertad al brasileño si se comprometía a pagar 7,8 millones de euros y accedía a fuertes medidas de seguridad, tanto para evitar que saliera del país como para que destruyera evidencia.

De esta forma, el empresario ha sido despojado de su pasaporte y será sometido a una amplia vigilancia. Ghosn se comprometió a llevar un dispositivo electrónico para controlar su ubicación y ha accedido a que se instale una cámara de videovigilancia en la entrada de su residencia. A su vez, tendrá comunicación limitada al estar prohibido de ponerse en contacto con otras partes implicadas en el caso o recibir o enviar mensajes de texto. El empresario solo tendrá acceso a un ordenador en el despacho de sus abogados.

Carlos Ghosn, en octubre de 2018. ampliar foto
Carlos Ghosn, en octubre de 2018. REUTERS

Ghosn está acusado por la Fiscalía nipona de tres cargos, dos basados en supuestamente haber ocultado parte de sus ingresos multimillonarios durante ocho años (unos 74 millones de euros en total) y otro por utilizar a Nissan para cubrir unas pérdidas financieras de ámbito personal incurridas durante la crisis financiera del año 2008, valoradas en 14,5 millones de euros. El empresario se ha declarado en todo momento inocente y asegura que su detención responde a un “complot” de los directivos de Nissan para apartarlo de la presidencia del fabricante de automóviles."Me han acusado erróneamente y he sido detenido injustamente debido a acusaciones que no tienen ningún fundamento”, aseguró el brasileño en su primera comparecencia ante el tribunal el pasado enero. "Siempre he actuado con integridad y nunca me han acusado de ningún delito durante mi carrera profesional de varias décadas", agregó entonces. 

Ghosn, quien lleva en prisión preventiva desde el 19 de noviembre, fue cesado de sus cargos tanto en Nissan como en Mitsubishi días después de su detención, mientras que él mismo renunció a su puesto en Renault a finales de enero. La caída en desgracia de uno de los ejecutivos más poderosos de la industria a nivel mundial ha sacudido los cimientos del consorcio franco-japonés, el mayor del mundo del sector con una producción anual de 10 millones de vehículos

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información