Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal de Tokio concede la libertad bajo fianza a Carlos Ghosn

El expresidente de la alianza Nissan-Renault deberá pagar 7,8 millones de euros y estará vigilado permanentemente

Carlos Ghosn
Carlos Ghosn, en una imagen de archivo. AFP

El expresidente de la potente alianza automovilística formada por Nissan, Renault y Mitsubishi, Carlos Ghosn, podría salir pronto de la cárcel. Un tribunal de Tokio aceptó este martes contra pronóstico la petición de libertad bajo fianza realizada por su defensa, basada en un depósito millonario y un control casi permanente del acusado para garantizar que no destruya pruebas de la investigación. La Fiscalía puede apelar esta decisión, pero si el juez desestima este recurso el alto ejecutivo será puesto en libertad a la espera de que empiece formalmente el juicio.

Ghosn está acusado por la Fiscalía de tres cargos, dos basados en supuestamente haber ocultado al regulador bursátil y al fisco parte de su remuneración multimillonaria durante ocho años (unos 74 millones de euros en total) y otro por utilizar a Nissan para cubrir unas pérdidas financieras de ámbito personal incurridas durante la crisis financiera del año 2008 valoradas en 14,5 millones de euros. Ghosn, de 64 años, se ha declarado inocente de estas acusaciones y asegura que su detención responde a un “complot” de los directivos de Nissan para apartarlo de la presidencia del fabricante de automóviles. El expresidente lleva en prisión preventiva desde el 19 de noviembre, cuando fue arrestado en el aeropuerto de Tokio.

El tribunal, según informa la agencia japonesa Kyodo, ha establecido una fianza de 1.000 millones de yenes (unos 7,8 millones de euros) y otras condiciones como la obligación de permanecer en territorio nipón, llevar un dispositivo electrónico para controlar su ubicación e incluso la instalación de una cámara de videovigilancia en la entrada de su residencia.

La Fiscalía, que mediante la presentación consecutiva de cargos sobre Ghosn ha alargado el plazo de prisión provisional, puede recurrir esta decisión o incluso presentar otro cargo nuevo para impedir la puesta en libertad del empresario antes de que empiece el juicio, planeado para el próximo otoño. La decisión del tribunal en un sentido u otro será rápida, con lo que si ésta le es favorable Ghosn podría salir de la cárcel en cuestión de días.

La Justicia nipona había rechazado hasta dos peticiones de la defensa para liberar a Ghosn formuladas en enero. El tribunal, sin embargo, cambió de criterio tras esta nueva solicitud, presentada por un nuevo equipo de abogados encabezado por Junichiro Hironaka, conocido por lograr la absolución de casos mediáticos o de altos vuelos. En su propuesta a los jueces, Hironaka explicó el lunes que había ofrecido asimismo la posibilidad de que Ghosn tenga “una comunicación limitada” con el exterior en caso de que sea liberado. “Es una solicitud convincente que garantiza la imposibilidad de que haya destrucción alguna de pruebas y elimina el riesgo de fuga”, dijo el letrado.

Ghosn fue cesado de sus cargos tanto en Nissan como en Mitsubishi días después de ser detenido, mientras que él mismo renunció a su puesto en Renault a finales de enero. La caída en desgracia de uno de los ejecutivos más poderosos de la industria a nivel mundial ha sacudido los cimientos del consorcio franco-japonés, el mayor del mundo del sector con una producción anual de 10 millones de vehículos. El consejero delegado de Nissan, Hiroto Saikawa, afirmó cuando saltó el escándalo que Ghosn “amasaba demasiado poder” dentro del grupo y abogó por “pulir el valor de la alianza” para asegurar que un episodio así no vuelva a repetirse.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información