Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Ghosn se aleja de la libertad condicional al ser acusado de un nuevo delito

La fiscalía japonesa acusa al expresidente de la alianza Renault-Nissan de obligar al fabricante de automóviles a asumir las pérdidas de inversiones privadas

La prensa hace guardia en el centro donde se encuentra detenido Carlos Ghosn.
La prensa hace guardia en el centro donde se encuentra detenido Carlos Ghosn. AP

Nuevo giro de los acontecimientos en el proceso judicial sobre Carlos Ghosn, el expresidente de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, la que más automóviles vende de todo el mundo. La fiscalía japonesa acusó este viernes al empresario de un nuevo delito, el de “violación de confianza agravada”, por supuestamente hacer asumir a Nissan las pérdidas de varias inversiones privadas. La presentación de una nueva orden de arresto por este cargo –la tercera contra él- aleja la posibilidad de que Ghosn sea puesto en libertad bajo fianza antes de que termine el año.

Carlos Ghosn fue detenido el 19 de noviembre en Tokio junto a su mano derecha, Greg Kelly. Ambos han sido acusados de ocultar al fisco hasta la mitad la remuneración del expresidente de la alianza durante ocho años, el equivalente a unos 72 millones de euros en total. Tras cumplirse los plazos máximos permitidos para la prisión preventiva, la Justicia nipona rechazó el jueves ampliar su tiempo entre rejas, lo que hacía pensar en su puesta en libertad de forma inminente. Pero la fiscalía contraatacó este viernes con un supuesto nuevo delito.

El directivo, aseguran los fiscales, habría intentado cubrir una serie de inversiones personales fallidas atribuyendo esas pérdidas, de alrededor de 14,5 millones de euros, a las cuentas de Nissan. Según han informado fuentes de la investigación a la agencia local Kyodo, Ghosn habría invertido en derivados financieros y habría incurrido en fuertes pérdidas por la caída bursátil derivada de la quiebra de Lehman Brothers en 2008. La ley japonesa penaliza con hasta 10 años de cárcel cuando un alto cargo de una empresa actúa en contra de sus funciones e inflige daño a la empresa, en este caso contable.

Japón establece un límite de 22 días de prisión provisional para las órdenes de arresto solicitadas por parte de los fiscales. Este periodo concluyó el 10 de diciembre, pero entonces se emitió una segunda orden por nuevas evidencias de que la ocultación de sueldo trascendía los cinco años investigados inicialmente. Tras otros diez días bajo custodia, este jueves el tribunal en Tokio que ha asumido el caso rechazó por sorpresa ampliar más la detención. Ahora tendrá que volver a decidir sobre esta cuestión con estas nuevas pruebas presentadas por la fiscalía, que intentará alargar como mínimo 10 días más la prisión provisional, durante la cual se puede interrogar al acusado sin la presencia de su abogado. De momento, Ghosn solamente ha sido imputado formalmente por la ocultación de ingresos entre 2010 y 2015.

Ghosn y Kelly han admitido que parte de su remuneración no se incluyó en los informes, pero alegaron que no era necesario hacerlo porque se trataba de unos pagos para cuando dejara la empresa que aún no estaban definidos. Según la televisión local TV Asahi, los investigadores habrían registrado este viernes el domicilio de Ghosn en Tokio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información