Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prestación a padres de niños con cáncer se amplía al cuidado en casa

La ayuda, que se aplica a otras 109 enfermedades graves, cubría solo la estancia en el hospital

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, durante un acto organizado por la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer. rn
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, durante un acto organizado por la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer.

La cobertura de la prestación que la Seguridad Social ofrece desde 20011 a los padres de niños con cáncer u otras enfermedades graves que reducen su jornada laboral va a ser ampliada. A partir de ahora, también cubrirá todo el periodo que necesiten para el cuidado domiciliario del menor, y no solo el tratamiento hospitalario como hasta ahora. Así lo ha anunciado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, durante un acto organizado por la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer con motivo del Día Internacional de estas patología pediátrica.

Burgos ha explicado que ya están trabajando en la modificación del Real Decreto que desde 2011 regula esta prestación, que compensa económicamente la bajada de sueldo como consecuencia de la reducción de jornada, y su objetivo es tenerla lista a lo largo de este año. "El objetivo es que pueda ser accesible no solo para familias que tienen a sus hijos con largos procesos de hospitalización, sino para cuando durante o después del tratamiento tienen a sus hijos en el domicilio, es una forma de atender las necesidades reales de estos ciudadanos", según Burgos.

La medida ha sido avanzada este jueves por el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que a través de un mensaje en Twitter ha mostrado su intención de "mejorar" esta prestación. Asimismo, el secretario de Estado de Seguridad Social también ha informado de que próximamente se van a sumar tres nuevas patologías al listado de 110 enfermedades beneficiarias de dicha prestación: la epidermólisis bullosa o piel de mariposa, el síndrome de Smith-Magenis y el síndrome de Behçet.

Durante 2017, un total de 2.642 padres o madres trabajadores solicitaron la prestación tras reducirse su jornada laboral, un 26% más que el año anterior, que ha beneficiado a un total de 4.263 personas a lo largo de este año. Según ha detallado Burgos, la duración media de dicha prestación es de 381 días.

"Permite simultanear el cuidado de sus hijos con sus tareas profesionales y minimizar el impacto en sus salarios de tener que reducir sus horarios laborales", ha señalado. El Gobierno destinó a esta ayuda 66,5 millones en 2017, un 35% más que el año anterior.

“Tener un menor enfermo requiere mucho tiempo y son muchos los progenitores que desde el minuto cero abandonan su trabajo, por la gravedad de la situación, sin saber que pueden contar con una prestación que les ayudará mucho. La ayuda llega a cubrir el 99,9 % de la base reguladora”, explica a EL PAÍS María Sánchez-Arjona por teléfono, presidenta de la Fundación MásHumano.

Más información