La presidencia del Banco Sabadell se trasladará a Madrid

Además, saldrán de Barcelona otras direcciones generales importantes

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu.
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu.Efe

El Banco Sabadell tiene previsto trasladar la presidencia del grupo a Madrid, una vez que ha sacado la sede social de Barcelona a Alicante, donde también está la sede fiscal, según fuentes conocedoras de la operación. También tiene previsto trasladar algunas direcciones generales de relevancia, como la de relación con los supervisores. El presidente, Josep Oliu, ya cuenta con una vivienda en Madrid. La decisión definitiva se tomará en el próximo consejo del 26 de octubre. Desde el Sabadell se asegura que estos movimientos, adelantados por Reuters, no tienen ninguna relación con una posible declaración de la independencia por parte de Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat.  

Fuentes de la entidad aseguraron que la decisión definitiva todavía "no se ha tomado", si bien han reconocido que quieren tener una presencia que no solo sea testimonial en Madrid, que envíe un mensaje nítido de la vocación nacional del Sabadell. 

En cualquier caso, el posible traslado de la alta dirección a Madrid certifica que el cambio de sede social carece de un carácter temporal y se asume "con todas las consecuencias", tanto a efectos legales como fiscales, como indicaron el martes fuentes de Banco Sabadell.

Más información
La independencia de Cataluña y el artículo 155: últimas noticias en directo
Las grandes empresas que se van de Cataluña

Escaso traslado de plantilla

En el consejo de administración del Sabadell del 26 de octubre en Alicante, se aprobarán las cuentas trimestrales de la entidad, para posteriormente presentarlas el día 27 en sus oficinas

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

de la calle Serrano en Madrid.

Desde la entidad se apunta que el traslado de empleados fuera de Cataluña (cuenta con una plantilla de casi  26.000 trabajadores) será poco "significativo".

Oliu fue el primer banquero que advirtió que pensaba trasladar su sede fuera de Cataluña. El martes 3 de octubre, en plena crisis bursátil de su entidad y CaixaBank por la hipotética posibilidad de abandonar la zona euro, afirmó que siempre tomarán las “decisiones operativas con criterios económicos o regulatorios para potenciar el negocio del banco en el mercado principal, que es el español”. Y añadió: “Les puedo asegurar que el banco, si fuera necesario, tomaría las medidas suficientes y cuenta con los instrumentos adecuados para proteger los intereses de nuestros clientes en el marco de Unión Europea y del sistema de supervisión bancario europeo”.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS