Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo del Sabadell aprueba el cambio de sede a Alicante

La entidad elige esta ciudad porque ya cuenta con un centro operativo procedente de la CAM

Barcelona / Madrid

La inestabilidad política generada en Cataluña tras el referéndum ilegal y la posibilidad de una declaración de independencia el lunes han empujado al Banco Sabadell a trasladar, más de un siglo después de su fundación, su sede social de Sabadell (Barcelona) a Alicante. El consejo de administración se decantó este jueves por esa ciudad al contar con un centro operativo procedente de la antigua CAM, absorbida en 2012. La decisión del banco que preside Josep Oliu llega después de que en una semana la entidad se haya dejado un 14,65% de su valor en Bolsa. Fuentes de la entidad justificaron el traslado en la necesidad de proteger los intereses de sus clientes, depositantes y accionistas. Este jueves, tras el cambio, lideró las subidas de la Bolsa española.

Oficina del banco Sabadell en la Rambla de Cataluña de Barcelona.

Cataluña perdió este jueves la sede social de Banco Sabadell, la segunda entidad financiera catalana y la cuarta de España por volumen de activos globales. El consejo de administración de la entidad, reunido por la tarde en Sant Cugat, decidió trasladar sus cuarteles generales a Alicante. La entidad precipitó la decisión después de que, tras el referéndum ilegal del pasado domingo y la huelga general del martes, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont anunciara que declarará la independencia en cuestión de días.

A pesar de que el banco insistió en no inmiscuirse en cuestiones políticas, la posibilidad del cambio de sede llevaba tiempo sobre la mesa. Los responsables del Sabadell llevaban días advirtiendo en varios foros de la posibilidad de tener que tomar decisiones ante la "inquietante" situación política española y la posibilidad de que una declaración unilateral de independencia los dejara sin un marco jurídico estable. Y es que la entidad no puede permitirse quedarse fuera del Eurosistema ni bajo el paraguas del Banco Central Europeo y la Autoridad Bancaria Europea, que le permiten el acceso a la liquidez en euros y el sistema de garantía de depósitos, el Fondo de Garantía de Depósitos, que se perderían en el caso de una hipotética independencia de Cataluña.

Otra razón que se esgrimió en el banco para su traslado es que solo de esta manera podrá competir en igualdad de condiciones con el resto de entidades financieras españolas. Algo que ahora no podían hacer al estar bajo la lupa de los inversores internacionales por los riesgos que entrañaba tener la sede social en Cataluña. La decisión fue aplaudida por los mercados. Tras conocerse la reunión a media mañana, las acciones del Sabadell empezaron a subir y acabaron el día liderando la subida del Ibex 35 con un incremento del 6,16%.

A pesar de que la cúpula del banco barajó las opciones de Madrid y Oviedo como posibles ubicaciones para los cuarteles generales del banco, finalmente, se optó por Alicante. Allí la entidad tiene ya una sede operativa con el sistema informático completamente integrado y la dirección de algunas áreas, como la inmobiliaria —allí está la sede de su empresa Solvia— y la de marketing.

Fuentes de la propia entidad admitieron haber sufrido presiones políticas de las autoridades catalanas por la decisión del cambio de sede. A la vez, los responsables de la entidad habían mantenido contactos con el Gobierno central para comunicarle sus planes de trasladarse. La entidad no descarta que, si un día las tensiones políticas se despejan, decida regresar a Sabadell, pero es algo que no contempla a corto plazo.

Inquietud entre los clientes

Pero los máximos responsables del banco explicaron que la salida de Cataluña era "decisión empresarial, no política", es decir, que no debía entenderse como un ataque a la Generalitat. "Ante esta situación inquietante, se busca transmitir tranquilidad y eliminar las incertidumbres que existen ahora", señalaron fuentes internas del Sabadell. En definitiva, se trata de tranquilizar a los inversores, como se ha visto en Bolsa, y a los clientes, que han retirado fondos, aunque la entidad minimiza las cantidades. "Hay más preguntas y revuelo que retiradas de efectivo", apuntan.

La opción del cambio de domicilio social de Banco Sabadell lleva ya tiempo sobre la mesa. La opción de llevarse fuera de Cataluña sus cuarteles generales ya cobró fuerza cuando el expresidente Artur Mas convocó las elecciones del 27-S, a las que quiso dar un carácter "plebiscitario" y, en especial, tras la declaración de Junts pel Sí y la CUP del 9-N. Esa cuestión llegó a estar a punto de ser abordada en una sesión del consejo de administración del banco, aunque finalmente saltó de la orden del día, según fuentes cercanas a la entidad.

El banco consideraba que no podía permitirse ninguna de las incertidumbres que plantean los planes independentistas del Ejecutivo catalán. Pero el argumento de mayor peso es que, como ha recordado en numerosas ocasiones la Comisión Europea, Cataluña quedará fuera de la Unión Europea, algo que la entidad no puede permitirse sobre todo porque perdería los mecanismos de acceso a la liquidez en euros y a la garantía de los depósitos.

El traslado del domicilio social a Alicante no supone la retirada de Cataluña, aunque tendrá efectos fiscales. Además de la sede histórica de Sabadell, la entidad tiene oficinas operativas en Sant Cugat del Vallès y Barcelona. Fuera de la comunidad, además de Alicante, el Sabadell tiene otra base en Las Tablas (Madrid). Pero Banco Sabadell, con unos activos de 217.458 millones de euros y más de 11 millones de clientes, se ha convertido en los últimos años en una entidad global, en especial tras la compra del banco británico TSB. Solo el 15% del negocio procede ya de Cataluña. El 55% proviene del resto de España, y el 30% restante, de Reino Unido, Estados Unidos y México.

El consejo del Sabadell aprueba el cambio de sede a Alicante

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Más información