Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Devaluación y fondos buitre, los hitos de un año de gestión Alfonso Prat-Gay

El ministro de Hacienda desplazado por Macri no puede mostrar las cifras de crecimiento prometidas

Prat-Gay junto al presidente Mauricio Macri. Ampliar foto
Prat-Gay junto al presidente Mauricio Macri. Reuters

“Los evasores fiscales saben que a partir de enero los saldremos a buscar”. La frase que Alfonso Prat-Gay le dijo a EL PAÍS en mayo no se cumplirá. O al menos, no lo hará él. La dimisión del ministro de Hacienda elegido por Mauricio Macri es el corolario de un año con polémicas decisiones y mensajes cargados de una fuerte oposición al kirchnerismo. “La salida del cepo, la normalización de las relaciones financieras internacionales, la reforma de la ley del impuesto a las ganancias y el sinceramiento fiscal” son los logros que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, atribuyó al ahora exministor. La deuda contraída en el primer año de gobierno, la devaluación del peso, la caída del PBI, la inflación desmbocaday el déficit fiscal es lo que le cuestionan sus detractores.

Diciembre 2015. “El que quiere comprar dólares los puede comprar, el que quiere vender, va a poder vender. Así funcionan las economías del mundo, nadie los va a perseguir”. El 16 de diciembre de 2015, Prat-Gay fue el mensajero de una noticia que buena parte de Argentina esperaba desde hacía meses: el fin del cepo cambiario y la posibilidad de adquirir hasta 2 millones de dólares al mes. Así se materializó una de las promesas de campaña que más rédito le dieron a Macri en los comicios, pero que en su implementación no parece haber cambiado la vida de mucha gente, si se toma en cuenta que casi la mitad de las operaciones cambiarias son por poco más de 10.000 dólares al mes.

La devaluación que siguió a la liberación de la divisa estadounidense junto con la inflación y losaumentos en las tarifas de servicios generó una combinación que muchos bolsillos no pudieron sostener. “Una factura de luz que pasa de 150 pesos (10 dólares) a 350 pesos (23 dólares) equivale a dos pizzas”, lanzó Prat-Gay en una entrevista televisiva. El comentario generó indignación en un momento sensible, cuando las boletas que pasaban por debajo de las puertas argentinas solo traían malas noticias. En suma, el ahora exministro anticipó para fin de año una inflación de entre 20% y 25%, una cifra que casi se ha multiplicado por dos.

Abril 2016. El gran éxito que Prat-Gay puede colgar de su pared es la negociación con los fondos buitre, algo que no pudo lograr el kirchnerismo y que la nueva administración se trazó como objetivo de primera necesidad, en su carrera por atraer capitales extranjeros. El acuerdo, negociado por Luis Caputo, uno de sus remplazantes de Prat-Gay junto Nicolás Dujovne, se firmó el 22 de abril y obligó a Argentina a abonar 9.352 millones de dólares por 220 acuerdos. Una cifra que, por ejemplo, dobla lo que se le pagó a Repsol por la nacionalización de YPF. También en abril, el país colocó bonos en la bolsa de Nueva York y ocasionó una demanda que superó los 60.000 millones de dólares.

“Es la demanda más grande de la historia”, dijo entonces Prat-Gay, quien al momento de hacer el anuncio recordó que, en la administración anterior, “el Banco Central vendía dólares a precio de remate". Fue una mención a la causa que se le sigue Cristina Fernández de Kirchner y otros cargos por la venta de dólar a futuro.

Noviembre / Diciembre 2016. El aumento del déficit fiscal en unos 80.000 millones de pesos (5.300 millones de pesos) en el último mes del año cortó algo del entusiasmo de Prat-Gay. Para soportar ese impacto, el exministro se apoyó en el sinceramiento fiscal, otra de las herramientas que su cartera lanzó en 2016 para atraer el dinero que los argentinos tienen oculto en el exterior. El Gobierno espera recaudar 20.000 millones de dólares y por el momento han ingresado unos 8.000 millones.

El 29 de noviembre, Prat-Gay presentó un proyecto  para modificar la ley que regula el gravamen a los salarios, con un costo fiscal proyectado para 2017 de 27.000 millones de pesos. El escrito atrajo las críticas de todo el arco opositor y el exministro no salió indemne, al punto que Macri lo apartó de las negociaciones y puso en su lugar otros altos funcionarios.  El 14 de diciembre, cuando la ley se aprobó en Diputados, Prat-Gay estaba en Colombia para la elección del presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF), en el que fue su último viaje oficial.

Más información