Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El empleo se frena

La mayor damnificada de esta situación es la Seguridad Social

Hoy hemos conocido las afiliaciones a la Seguridad Social de septiembre. Es el mejor indicador de actividad que disponemos, ya que es un registro completo lo cual elimina el margen de error de las estimaciones con encuestas. Es el indicador adelantado de empleo de la Encuesta de Población y Activa y de la contabilidad nacional. La mayor parte del PIB se deriva de empleo por el lado de la oferta, por lo tanto es también una variable clave para anticipar el PIB trimestral.

El ministerio de empleo publica cada mes los datos corregidos de estacionalidad y calendario, lo cual permite comparaciones mensuales y anticipar tendencia reciente. Tras un segundo trimestre con intensa creación de empleo, en julio y en agosto el empleo se ha parado en seco. En el segundo trimestre se crearon 140.00 empleos y en el tercero sólo 30.000.

España dispone de la política monetaria más expansiva de su historia, con tipos al 0% y el BCE financiando el 100% de nuestro déficit públicos a tipos ridículos. La política fiscal está siendo expansiva en 2015 con aumento del gasto en inversión pública y bajada del IRPF. Y el empleo está subvencionado en la contratación tanto para nuevos autónomos como para nuestros contratados en nómina. Y el petróleo ha bajado fuertemente.

Con estas perturbaciones positivas que el empleo se frene en seco debe encender todas las luces de alarma. Eso debería hacer el Banco de España y no entrar en campaña diciendo que el PIB crece 0,8%. El INE ha revisado el PIB desde 2011 y la recesión provocada por la crisis de Bankia en 2012 fue peor que la que provocó Lehman en 2008. El nuevo equipo del servicio de estudios del Banco de España debería revisar también su modelo de predicción del PIB que falla sistemáticamente igual que el del INE.

El dato del segundo trimestre fue atípico por la fuerte creación de empleo público y en construcción vinculado al ciclo electoral en comunidades autónomas y ayuntamientos. Pasadas las elecciones se paran las obras y se destruye empleo. Curioso que el PP criticara tanto el Plan E y haya hecho lo mismo. Pero ha faltado el plan que salvó varias fábricas de autos, renove de hoteles y 20.000 millones de financiación a pymes que incluía el Plan E y salvó miles de empresas y puestos de trabajo.

Si promediamos ambos trimestres para extraer la tendencia, la creación de empleo en 2015 estará por debajo de 400.000 empleos, muy lejos de los 600.000 empleos que el Gobierno envió a Bruselas en abril en el Programa de Estabilidad. La compra de deuda del BCE depreció con fuerza el euro y ha permitido que las exportaciones europeas se salven de la caída del comercio mundial en 2015. Pero este verano el euro se ha apreciado con fuerza contra países emergentes y afectará negativamente a las exportaciones y empleo industrial en los próximos trimestres. El PMI industrial ha caído en septiembre a niveles de 2013 confirmando que la crisis del comercio mundial ya llega a nuestras costas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La mayor damnificada por el frenazo del empleo es la recaudación de la Seguridad Social que según la Airef puede tener una desviación de déficit del 2% del PIB sobre lo previsto, o sea un agujero de 20.000 millones que pone en peligro el sistema de pensiones. El Gobierno vuelve a cometer el error de 2012 y presenta un presupuesto irreal. Necesitamos ser realistas y presionar en Bruselas para activar el Plan Juncker.

Pero el Gobierno está en campaña y de nuevo con el España va bien. La mayor burbuja inmobiliaria de la historia y no han aprendido nada. Las ideas son libres y los hechos son únicos. En diciembre de 2011 había 17.435.000 afiliados a la Seguridad Social y en septiembre hay 17.190.000. Por lo tanto, Rajoy puede ser el primer presidente de la Democracia que salga de Moncloa con menos empleo que cuando llegó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS