Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto por el paro este año será ya 3.500 millones menor de lo previsto

Hacienda había presupuestado un gasto para 2015 de 25.002 millones y será de 21.500

La caída del gasto en el seguro de desempleo será de un 9,2% y no el 22% pronosticado

El gasto en prestaciones seguirá cayendo en 2016. Bajará, según los presupuestos del año próximo, hasta los 19.521 millones de euros. Serán unos 2.000 millones menos de lo que el Gobierno espera gastar este año, esto es, un 9,2% menos que en 2015. En los presupuestos que el Ministerio de Hacienda ha presentado, la reducción prevista es del 21,9%. Sin embargo, si la comparación se efectúa frente a la previsión de liquidación al final del ejercicio que efectúan el mismo departamento, la caída es mucho menor: de casi 10 puntos.

El gasto por el paro este año será ya 3.500 millones menor de lo previsto

Esta evolución mantiene la tendencia que se mantiene en el gasto frente al desempleo de los últimos años. Esto ha hecho que la reducción de esta partida, que tanto ha condicionados los presupuestos durante la crisis, sea muy significativa. Si en 2009 y en 2010 el desembolso total llegó a superar los 30.000 millones. Ahora será de 10.500 millones menos.

La reducción de este capítulo presupuestario se ha debido fundamentalmente al agotamiento de los derechos de cobro de ayudas que han tenido los parados. El diseño del seguro de desempleo en España, que tanto en su parte contributiva como en la mayoría de subsidios tiene una duración determinada, explica buena parte de la caída de la tasa de cobertura en los útlimos años y que, a la vista de los presupuestos de 2016, proseguirá en el próximo año.

La partida de gasto que más caerá será la de las prestaciones contributivas: la más cuantiosa. Será de 8.479 millones, un 27,8% menos sobre lo prespuestado para 2015. En consonancia con esto, bajará también lo que el Servicio Público de Empleo pagará 3.354 millones a la Seguridad Social por las cotizaciones de los parados que perciban prestaciones contributivas, un 27,6% menos de lo previsto para este año.

También lo destinado a subsidios no contributivos disminuirá. Bajará hasta los 4.492 millones, un 21,6%. Otra ayuda no contributiva cuyo gasta retrocede es la renta activa de inserción, que disminuye un 5%, hasta los 1.412 millones.

La caída agregada de la protección frente al desempleo sería incluso mayor sin la nueva ayuda creada a comienzos de este año. Para 2016 Hacienda prevé gastar 350 millones en el llamado programa de activación para el empleo.

Más de 5.200 millones para políticas activas

Las políticas activas de empleo tendrán en la formación a su principal protagonista en 2016. De los 5.214 millones de euros previstos para fomentar la actividad en el mercado de trabajo, poco más de 2.000 millones se destinarán a la formación de ocupados y parados. La siguiente partida más voluminosa de este capítulo son los 1.635 millones que se destinarán a subvencionar las contrataciones, sobre todo las indefinidas, uno de los gastos clásicos más criticados de las políticas activas de empleo.

Tras formación y bonificaciones, aparece el plan Prepara, que destinará 219 millones para ayudar con 426 euros mensuales durante seis meses a los parados de larga duración que no tienen otros ingresos.

Fe de errores

En la primera versión de esta pieza, se decía que el cálculo de caída del gasto en prestaciones en el presupuesto de 2016 frente a la previsión de gasto real para 2015 era del 12%, tanto en el subtítulo como en el texto. El cálculo correcto es de una reducción de gasto del 9,2%.