Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la Agencia Tributaria destituye a otros cuatro altos cargos

La dimisión del jefe de inspección por sus diferencias con la dirección precipita los cambios

Menéndez destituye a los delegados de tres comunidades y a la responsable de Planificación

La dimisión del jefe de inspección de la Agencia Tributaria, Luis Jones, por "notables diferencias" con la dirección ha precipitado relevos en la institución. El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, ha aprovechado la ocasión para impulsar la reorganización del organismo y poner al frente de los puestos de más responsabilidad a funcionarios de su confianza. Menéndez ha destituido este jueves a los delegados especiales de Galicia, Castilla y León, y Cantabria, según fuentes oficiales del organismo público.

El PSOE califica la situación de "insostenible"

El portavoz de Hacienda del Grupo Socialista en el Congreso, Pedro Saura, ha calificado de "insostenible" la situación de la Agencia Tributaria después de que se hayan conocido cuatro nuevas destituciones.

El político murciano ha reiterado su petición de ces del ministro de Hacienda, el popular Cristóbal Montoro. En su opinión, España requiere una agencia tributaria "con la máxima credibilidad" y la dirección "política" del ente ha "socavado" esa credibilidad.

Saura ha dicho "no dar crédito" a lo que está ocurriendo en Hacienda y ha pedido que se asuman responsabilidades.

Además, el director de la Administración fiscal también ha destituido a la directora del Servicio de Planificación y Relaciones Institucionales. Las mismas fuentes señalan que los relevos de estas personas estaban previstos con anterioridad a la dimisión de Jones y se iban a anunciar en enero dentro de una reorganización completa del organigrama, pero la salida precipitada de este director ha precipitado todo el proceso. Además, tras las destituciones conocidas este viernes, no se descarta que en los próximos días se puedan producir nuevos cambios en la Agencia Tributaria.

La dimisión del jefe de inspección coincide en el tiempo con la polémica surgida por el caso Cemex. Un expediente que provocó la crisis en la Agencia Tributaria por la destitución de una inspectora tras rechazar un recurso de la multinacional cementera contra una supuesta sanción millonaria, en contra del criterio de la dirección, según han explicado varios trabajadores de la organización a este periódico. El relevo de esta inspectora provocó una cascada de dimisiones entre las que se encuentran su jefe inmediato, Ignacio Ucelay, y, al menos, otros dos compañeros.

Desde la Agencia Tributaria, niegan que los cambios tengan que ver con injerencias políticas y los atribuyen al proceso de renovación de equipos que acompaña al cambio en la Dirección General de la Agencia Tributaria que se produjo antes del verano, con el nombramiento de Santiago Menéndez al frente del organismo en sustitución de Beatriz Viana, salpicada por el caso del DNI de la Infanta Cristina. Desde su llegada, Menéndez ha realizado 29 cambios en la estructura orgánica de la Agencia Tributaria frente a los 51 que se produjeron en el mismo periodo con su antecesora. En la Administración fiscal trabajan algo más de 26.000 funcionarios.

Entre los nuevos nombramientos está el que sustituirá a Jones y a Ucelay. El nuevo director de Inspección Financiera y Tributaria, Luis María Sánchez González, era hasta hoy subdirector general de Planificación y Control de dicho departamento y ha desarrollado toda su carrera administrativa en el área de Inspección. Así, tras desempeñar el puesto de jefe de Unidad de Inspección en la Delegación Especial de Cataluña, se incorporó a los Servicios Centrales del Departamento de Inspección Financiera y Tributaria, en el que ha ocupado diversos puestos de gran responsabilidad.

Nuevos nombramientos

A su vez, Santiago Menéndez ha nombrado también al nuevo director del Servicio de Planificación y Relaciones Institucionales, Ángel Rodríguez Rodríguez, que sustituye en el cargo a Elena Guerrero y que hasta ahora era jefe del Equipo en la Oficina Nacional de Investigación del Fraude. Por su parte, Eduardo Córdoba Ocaña sustituirá a Ignacio Ucelay como jefe de la Dependencia de Control Tributario y Aduanero de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, departamento en el que hasta hoy ocupaba el puesto de jefe de equipo.

En cuanto a las delegaciones especiales, en Castilla y León, la nueva delegada será Georgina de la Lastra, hasta ahora inspectora coordinadora en esta delegación especial, mientras que en Galicia, María Imelda Capote será la nueva delegada, tras ocupar la Jefatura de la Dependencia Regional de Gestión en esta delegación.

El nuevo delegado de Cantabria aún no se ha nombrado. La Agencia Tributaria indica que todos estos nombramientos ya han sido comunicados a los funcionarios implicados, pero aún están pendientes de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) a partir de mañana.

Más información