Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania promete 18.000 millones más en créditos para empleo juvenil

Merkel admite como problema que las pymes del sur tengan peor financiación

Rajoy interviene pero se marcha antes, para participar en la presentación de Madrid 2020

Angela Merkel coloca a los participantes en la cumbre. Ampliar foto
Angela Merkel coloca a los participantes en la cumbre. AFP

El Gobierno está convencido de que, a pesar de que los resultados aún no se vean, sus tesis ya han triunfado en Europa con un claro giro de discurso. Tan seguro estaba de este éxito, que Mariano Rajoy decidió este miércoles tener una participación de bajo perfil en la gran cumbre sobre el desempleo juvenil organizada por Angela Merkel en Berlín. Rajoy intervino pero se fue antes que nadie, para participar en la presentación en Lausana de la candidatura olímpica de Madrid 2020, se perdió la foto de familia y apenas marcó la agenda.

Y sin embargo en la cumbre, a la que sí se quedó Fátima Báñez, se decidieron cosas que interesan mucho a España. Alemania, que quiere cambiar su imagen, anunció que habrá, además de los 6.000 millones ya pactados —que pueden ser 8.000— otros 18.000 millones en tres años, 6.000 cada año, en forma de créditos de Banco Europeo de Inversiones, disponibles desde agosto, para que las pequeñas y medianas empresas puedan contratar a jóvenes.

Rajoy cree que sus tesis han triunfado con el giro de discurso en la UE

Es una idea que Rajoy ya había planteado en otras ocasiones pero que este miércoles se encargaron de anunciar la canciller Merkel y su ministra de empleo, Ursula Von der Leyen, en un intento por rentabilizar las buenas noticias a poco más de dos meses de las elecciones alemanas.

Según los cálculos de Von der Leyden, con fondos no usados y demás partidas se puede llegar hasta 24.000 millones para luchar contra el desempleo juvenil. El Gobierno español sin embargo cree que lo importante, lo único confirmado, siguen siendo los 6.000 millones pactados la semana pasada, de los que casi un tercio serían para España, que tiene el récord europeo de desempleo juvenil.

Merkel admitió, como viene diciendo Rajoy, que uno de los grandes problemas es que las pymes del sur se financian a tipos mucho más altos que sus competidoras del norte o incluso no consiguen crédito. Y por eso el BEI va a intentar facilitar ese crédito. El francés François Hollande, a su lado, criticó además a los bancos, que toman prestado del BCE al 0,5%, explicó, y luego no prestan a las pymes. Rajoy también había pedido, antes de ver a Merkel, que países como Alemania consuman más para animar las exportaciones del sur. Pero nadie recogió a esa idea. Rajoy apoyó la propuesta del socialdemócrata Peer Steinbrück de destinar no 6.000 sino más de 20.000 millones de la UE contra el paro juvenil.

El súbito interés de la canciller por el paro juvenil en Europa cosechó críticas. Steinbrück (SPD) describió la cumbre como un “cínico show” electoral. El SPD y la Confederación Alemana de Sindicatos (DFB) convocaron una suerte de “contracumbre” de protesta en una carpa para espectáculos próxima a la sede del Ejecutivo. A altas temperaturas bajo el sol estival, sindicatos y SPD compararon los 8.000 millones contra el paro juvenil con los “1,2 billones de euros invertidos en rescatar a los bancos”.

Según sus críticos, Merkel ha descubierto el paro europeo cuando ha visto acercarse las elecciones en Alemania, donde los votantes perciben ya los graves problemas sociales en los países vecinos. Su convocatoria del miércoles redundó en una de las mayores concentraciones de jefes de Estado y de Gobierno que se recuerdan en la cancillería berlinesa, algo que podrá contribuir a su abrumadora ventaja en las encuestas para septiembre.