Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OIT desaconseja ahondar en la devaluación salarial en España

La organización cree que puede castigar aún más el empleo

Profundizar en la devaluación salarial en España comporta el riesgo de deprimir más el consumo y castigar el empleo. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanza esta dura advertencia en su informe sobre el empleo en el mundo en 2013. El organismo de Naciones Unidas completa esta con otra: si se prosigue ajustando sueldos es muy posible que España tenga más problemas para cumplir con su objetivo de déficit, al deteriorarse más la situación económica, y aumentar la pobreza.

La organización no se lanza a analizar con profundidad la reforma laboral. “Hay todavía poca información estadística para evaluar esos cambios legales”, avisa el informe. No obstante, sí que se muestra vigilante con lo que sucede en materia de sueldos. Desde que se aprobó la reforma —también con el pacto salarial firmado por sindicatos y empresarios a comienzos de 2012— España se ha adentrado decididamente en la senda de la devaluación interna como vía para ganar competitividad. Una prueba de esto es lo que se vio en los últimos datos de contabilidad interna: donde se ha visto que las rentas salariales han caído al 44% de la riqueza nacional frente al 46% de las empresariales.

Junto a esta advertencia, la OIT lamenta que las medidas de contención salarial no hayan ido acompañadas de un incremento de la protección a los parados y pide más énfasis en las políticas activas de empleo.

Los avisos de la OIT contra la devaluación interna y lo lejos que está llegando se suman a los que se han lanzado desde posiciones sindicales en las últimas fechas. Hoy mismo ha sido el líder de UGT, Cándido Méndez, quien ha lanzado esa advertencia y ha pedido que se respete el pacto sobre convenios firmado hace dos semanas por sindicatos y patronales “para sortear los problemas de la caída agregada de la demanda interna”."Hay resistencias territoriales a aplicar lo pactado", ha señalado el sindicalista. “La evolución salarial ha sido contrarrestada por los beneficios y los precios públicos”, ha lamentado Méndez.

Más información