Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gas Argentino suspende pagos con una deuda de 71 millones

La compañía, participada por Repsol YPF, es propietaria del 70% de la mayor distribuidora de gas del país

Gas Argentino, participada por Repsol YPF, está en suspensión de pagos desde el lunes, cuando un juzgado comercial de Buenos Aires resolvió aceptar la petición de la empresa de gas -cuyo 55% es controlado por la británica British Gas (BG), y el restante 45%, por Repsol YPF- de iniciar el proceso de concurso de acreedores por una deuda impagada de 71 millones de euros.

Gas Argentino es propietaria del 70% de la mayor distribuidora de gas de Argentina y una de las dos más grandes de Suramérica, Metrogas, que abastece a dos millones de clientes hogareños e industriales de Buenos Aires y los suburbios del sur de esta capital. Desde 2002, cuando Argentina desdolarizó las tarifas de servicios públicos y devaluó el peso, los precios de Metrogas se han mantenido congelados porque no consiguió que los diferentes gobiernos le permitieran aplicar subidas.

En 2002, en plena crisis argentina, Metrogas y su controladora Gas Argentino habían suspendido pagos. Tres años después, ambas empresas llegaron a acuerdos con sus acreedores. Dos de ellos pasarían a ser accionistas: el fondo norteamericano Marathon compartiría Metrogas con Gas Argentino y la británica Ashmore Energy se sumaría a BG y a Repsol YPF como socia dentro de Gas Argentino.

Pero el convenio estaba condicionado a que fuera aprobado por las autoridades argentinas, y esto no ocurrió. Llegó 2008 y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia aún no lo había autorizado, por lo que Marathon rompió del acuerdo y la propiedad y las deudas de Metrogas y Gas Argentino quedaron como en el punto de partida. Gas Argentino sufrió el año pasado una primera petición de quiebra de uno de sus acreedores, y en 2009, una segunda. Así fue como BG decidió que en mayo Gas Argentino se presentara ante los tribunales para empezar otra suspensión de pagos. Metrogas sigue operando con normalidad, pese a que en el primer trimestre de este año perdió 7,5 millones de euros.

A diferencia de la filial argentina de Gas Natural, Metrogas no ha conseguido ningún aumento de tarifas desde 2002. Gas Natural BAN ya consiguió dos alzas porque su casa matriz suspendió una demanda por la desdolarización y la congelación de precios contra Argentina ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente del Banco Mundial. El Gobierno de Cristina Fernández anunció a finales de 2008 un incremento de tarifas para todas las distribuidoras de gas de Argentina, incluida Metrogas, pero aún no ha permitido que esta empresa angloespañola lo concrete. Sucede que BG no ha renunciado a su juicio contra el país suramericano ante la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional, que falló a su favor en 2007. Argentina debe indemnizar a BG con 65 millones de euros.

Metrogas suministra gas natural a siete millones de personas. En inviernos pasados, cuando la economía argentina crecía a toda velocidad y el gas escaseaba, debió cortar la provisión a las industrias. Pero en este otoño austral, con crisis global mediante, la demanda está más aplacada y el Gobierno confía en la importación de gas desde Bolivia y por barco.