Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Perú recibe con honores las piezas devueltas por Yale

La Universidad entrega restos de Machu Picchu extraídos hace un siglo

Una singular caravana de camiones paralizó el tránsito de parte de Lima la semana pasada. Partió del aeropuerto y su destino fue el palacio de Gobierno, donde el presidente Alan García, acompañado de su Gabinete, esperaba por la carga para rendirle honores similares a los que se prodiga a los dignatarios extranjeros. A lo largo de la ruta, cerca de 600 policías escoltaron al convoy. Tanto protocolo se explicaba por el contenido de las 30 cajas de madera que acababan de llegar en un vuelo comercial procedente de Estados Unidos. Se trataba del primer envío de las piezas que el investigador Hiram Bingham halló en Machu Picchu y trasladó a la Universidad de Yale. Se suponía que debían permanecer allí durante 18 meses para ser investigadas, pero en realidad se quedaron durante casi un siglo.

Tras una ardua negociación y una demanda judicial en una corte de Connecticut, Yale llegó a un acuerdo con el Gobierno peruano el año pasado. Gracias a ello, las piezas finalmente están de regreso en su país de origen y pueden ser visitadas en una exposición gratuita en el palacio de Gobierno. Allí permanecerán por unos días, antes de ser trasladadas a la ciudad de Cuzco, donde está casi listo un museo permanente para ellas. "Hoy cerramos un círculo, restituimos un equilibrio que es también ecológico, ambiental, histórico y cultural", declaró el presidente García durante la inauguración de la muestra, el pasado lunes. La exposición consta de 366 artículos, los que Yale considera aptos para ser exhibidos en museos. El primer día, más de nueve mil personas, tanto peruanos como turistas extranjeros, accedieron a la residencia presidencial para visitar una colección que, si bien es menos vistosa que las de otros museos de la ciudad, destaca por el valor histórico y simbólico. El país se puso prácticamente en pie de guerra ante la negativa inicial de Yale de devolver las piezas. No hay artículos de oro ni piezas de extraordinaria belleza en el tesoro de Machu Picchu; la mayor parte de la colección está compuesta por artículos de cerámica, vasijas de distintos tamaños con motivos pictóricos y apenas algunos artículos de metal. También se exhibe el esqueleto completo de una joven de unos 17 años.

Lo que se muestra ahora es prácticamente todo el tesoro que estaba en manos de Yale. Aunque según el Gobierno peruano, la Universidad estadounidense se ha comprometido a devolver más de 46.000 piezas, lo cierto es que la gran mayoría de estas en realidad son fragmentos de artículos más grandes, sin valor para ser mostrados al público. La universidad se ha comprometido a devolver otra parte de la colección hacia fines de este año. El resto debe regresar al Perú a mediados de 2012.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de abril de 2011