Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ola de cambio en el mundo árabe | Guerra civil en Libia

Ashton: "Debemos actuar como UE y contar con la Liga Árabe"

"Debemos actuar como Veintisiete, en consultas con la Liga Árabe", dijo ayer Catherine Ashton, Alta Representante para la política exterior de la UE, tomando distancias sobre la decisión de Nicolas Sarkozy de colocar en un pedestal diplomático al Consejo Nacional Libio. Ella evitó criticar al presidente francés, e incluso le concedió la obvia soberanía para tomar decisiones por su cuenta, pero añadió una puntadita enraizada en el juego limpio británico, cuando lo importante es participar. "Ellos quieren aparecer como que han sido los primeros".

Ashton se confió ayer con un pequeño grupo de corresponsales al final de la jornada preparatoria del Consejo Europeo de hoy seguida de su participación en la reunión de ministros de Defensa de la OTAN. "Los reconocimientos son atribuciones de los Estados, pero la UE como tal está a favor de una posición común que aún no tenemos", insiste.

La coordinadora de la política exterior recibió el miércoles en Estrasburgo a dos representantes del Consejo libio que andan por Europa reclamando la movilización contra Muamar el Gadafi. Ambos son antiguos ministros del coronel -según enfatizó con desconfianza el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle- que ante ella emitieron un mensaje aceptable: "Hablaron de cómo ven el futuro del país, con una Constitución, con el papel de la mujer reconocido, preocupados por los jóvenes, interesados en democracia. A mí no me pidieron ningún reconocimiento".

De su presencia en la OTAN sacó la impresión Ashton de que nadie quiere precipitarse en una intervención militar. La UE también tiene su dilema. Y es qué hacer con Libia y Gadafi si acaba por imponerse a quienes le combaten. "Eso también se está discutiendo", dice antes de abundar en la necesidad de mantener a fondo la presión diplomática y económica sobre el régimen. "Hay mucha preocupación sobre adónde nos llevará el futuro".

En su pulso con Gadafi y en los planes para el Norte de África la UE se presenta como colaboradora de la Liga Árabe, a cuya reunión de este fin de semana en El Cairo asistirá Ashton. "El mundo árabe tiene que liderar la respuesta" dice. Entre otras cosas se espera de la Liga que ofrezca a los europeos pistas sobre quiénes están en el Consejo libio. "Ayudaría el que nos dijera que son los interlocutores adecuados", confiesa Ashton. "Porque hay distintos grupos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de marzo de 2011