Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ola de cambio en el mundo árabe | La posición española

Zapatero propone un 'plan Marshall' para el Magreb

El presidente español cree que solo el desarrollo consolidará las transiciones

El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, aboga por poner en marcha un plan Marshall, similar al que ejecutó Estados Unidos para reconstruir Europa tras la Segunda Guerra Mundial, para los países del norte de África. Zapatero considera, según sus allegados, que el desarrollo económico de la región es esencial para que se consoliden los incipientes procesos democráticos en algunos países, como Túnez y Egipto, y evitar que la frustración de los jóvenes que han protagonizado las revueltas provoque una ola de inmigrantes hacia la ribera sur de Europa.

De momento es solo una idea, según las fuentes consultadas, que Zapatero ha compartido con algunos líderes políticos -como el presidente israelí, Simon Peres, de visita en Madrid esta semana- y que podría plasmarse en una propuesta concreta en un futuro próximo. Lo que sí tiene claro Zapatero es que, en una época de fuertes restricciones presupuestarias, no serán suficientes los recursos públicos que puedan aportar los Gobiernos. Por eso, aboga por movilizar al sector privado -fundaciones, grandes corporaciones, multinacionales- para que se sumen a la iniciativa.

España aboga por movilizar al capital privado ante la falta de recursos públicos

La ayuda deberá contar con la opinión de las autoridades tunecinas y egipcias, que ultiman su propia lista de peticiones a la UE y, por este motivo, no asistieron a una primera reunión celebrada por los Veintisiete el pasado jueves en Bruselas, en la que sí hubo representantes de organismos financieros multilaterales.

El presidente español será la semana próxima el primer jefe de Gobierno europeo que visite Túnez tras la caída del régimen de Ben Ali, en el marco de una gira que le llevará también a Catar y a Emiratos Árabes Unidos (EUA). Le ha precedido el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Juan Antonio Yáñez, quien ayer y hoy se encuentra en Túnez para reunirse con el primer ministro, Mohamed Ghanuchi, y el ministro de Asuntos Exteriores, Mohamed Muldi Kefi, así como con representantes de la sociedad civil.

La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) envió ayer un avión con 30 toneladas de ayuda para atender a los ciudadanos libios que entran en Túnez huyendo de la represión del régimen de Gadafi. Por su parte, el Ministerio de Industria confirmó que se ha iniciado el proceso para revocar las dos únicas licencias de exportación de material de defensa a Libia -1.000 gafas de visión nocturna por 7,8 millones-, como publicó EL PAÍS el pasado miércoles.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, propuso que la OTAN envíe a Libia sus aviones de vigilancia AWAC y los buques que participan en el dispositivo naval en el Mediterráneo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2011