Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seguridad, inquietud y el 'libroweb'

"Un editor", dice Javier Marías, "debe dar a sus autores dos cosas aparentemente contradictorias: seguridad e inquietud. Seguridad para hacer su trabajo en buenas condiciones, inquietud para hacerlo siempre con los cinco sentidos y sin bajar nunca la alerta". Según el autor de Tu rostro mañana, "Alfaguara y el entorno de Santillana" le han proporcionado "ambas cosas". Por su parte, Carlos Fuentes recuerda la importancia que tuvo para él la amistad con Jesús de Polanco y su hija Isabel: "No es común que un escritor conozca a sus editores. La relación personal de antaño se ha ido perdiendo. Por fortuna, Antoine Gallimard en Francia o Paulo Rocco en Brasil mantienen ese lazo con sus autores. Pero yo escribo primero que nada en castellano y son mis editores en español los que bautizan mis libros. Mi enorme fortuna consistió en tener, en mi lengua, es decir, en mi origen, en mi nacimiento, a dos editores que eran, además, amigos muy muy queridos".

Con todo, el sentimiento de cambio de era no es exclusivo de los autores. También los editores saben que se enfrentan a un nuevo modelo: el libro electrónico. Santillana forma parte del núcleo fundador de Libranda, la mayor plataforma digital en español. Entre tanto, el futuro ya ha llegado al mundo de la educación. Y tiene un nombre de una sola palabra: libroweb.

Medio siglo después de nacer, Santillana ha lanzado este año algo así como el libro de texto de los nativos digitales. Desde septiembre funciona en algunos cursos de la ESO en Cataluña. "Los alumnos", explica Enric Juan, director general de contenidos de la editorial, "se conectan a través de un código a una página que contiene los elementos del libro de texto tradicional y una serie de ventanas que remiten a actividades interactivas o a películas relacionadas". ¿Mejora el rendimiento de los estudiantes? "Es pronto para decirlo. Lo que sabemos ya es que mejora la motivación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 2011