Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cubillas testifica en Venezuela sin dejarse ver a la entrada y a la salida

El etarra acudió a declarar sobre sus vínculos con la banda terrorista y las FARC

Nadie le vio entrar ni salir. Arturo Cubillas, el etarra deportado a Venezuela en 1989 y cuya extradición solicitó España la semana pasada, acudió ayer a la Fiscalía General de Venezuela, según afirman los fiscales, para prestar declaración como testigo en la investigación que él pidió contra sí mismo en relación con su implicación en la organización de encuentros de ETA y las FARC en suelo venezolano. A nadie más que a la Fiscalía le consta que efectivamente acudiera a testificar.

El pasado 11 de octubre, Cubillas pidió al Ministerio Público de Venezuela que abriera un procedimiento para esclarecer las investigaciones realizadas por la Audiencia Nacional, y difundidas por los medios de comunicación, que indican que ha facilitado conexiones entre ETA y las FARC. Según fuentes de la Fiscalía Décima de Venezuela, Cubillas fue invitado a mantener ayer una "entrevista" con el fiscal Richard Monasterios.

Ha prescrito un delito de asesinato en España en el que estaba implicado

A las puertas del Ministerio Público, en el centro de Caracas, se apostaron decenas de miembros de colectivos sociales afines al chavismo para manifestar con pancartas y canciones de protesta su solidaridad con el etarra deportado. En los carteles que exhibían se podía leer no a la extradición, no a la tortura, y a Venezuela se le respeta. Entre los concentrados se encontraba la esposa de Cubillas, la periodista venezolana Goizeder Odriozola, jefa de relaciones públicas del vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Elías Jaua, quien una vez más se abstuvo de realizar declaraciones a los medios sobre los vínculos de Cubillas con ETA y las FARC.

Poco antes de las once de la mañana, uno de los manifestantes anunció por un altavoz que Cubillas había concluido su declaración y se había ido, y que el etarra les daba las gracias por su solidaridad. Entonces, los manifestantes que acudieron a mostrarle su apoyo recogieron los carteles, bajaron el volumen de la música y se marcharon en un camión adornado con banderas de Venezuela e ikurriñas.

Por su parte, el Tribunal Supremo de Venezuela ha aprobado solicitar a las autoridades españolas la extradición del general Néstor González González, ex militar vinculado al golpe contra Hugo Chávez en 2002 y testigo promovido por la audiencia en el caso de Cubillas. El militar, hasta ahora residente en Costa Rica, ha sido citado a declarar el próximo día 15 para que testifique sobre las supuestas conexiones entre ETA y las FARC en Venezuela.

En Madrid, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha considerado prescrito el asesinato en 1985 de Ángel Manuel Facal por el que está procesado Arturo Cubillas y ha decretado la conclusión del sumario, por lo que no reclamará la extradición del terrorista por estos hechos.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que ha adoptado esta decisión a instancias de la fiscalía, ha elevado además su decisión a la sección segunda de la Sala de lo Penal de este tribunal para que decrete el archivo de las actuaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 2010