Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El mayor plan de ajuste de la democracia

La izquierda propone un plan para recaudar 8.000 millones

Las rentas superiores a 100.000 euros pagarían el 50%

Hay alternativa para recaudar una cantidad importante de dinero sin necesidad de bajar el sueldo a los funcionarios, ni congelar las pensiones en 2011. Tampoco son necesarias el resto de las medidas para recortar el déficit que ha propuesto el Gobierno. Así se refleja en la proposición de ley presentada ayer por los grupos de la izquierda parlamentaria: ERC, IU, ICV, y BNG. NaBai las apoya, según señaló la diputada Uxue Barkos.

Con las propuestas de estos grupos se conseguiría anualmente una recaudación algo superior a 8.000 millones de euros, cuando el Gobierno trata de reducir 15.000 en dos años.

Los autores de la iniciativa introducen un nuevo tipo en el IRPF. Las rentas superiores a 100.000 euros tributarán al 50%, cuando ahora lo hacen al 43%. Los proponentes recuperan el impuesto de patrimonio para quienes superen el millón de euros. Esta es una petición constante desde que se agudizó la crisis de Joan Herrera, de ICV, Gaspar Llamazares, de IU, Joan Ridao, de ERC, y Francisco Jorquera, del BNG, autores de la proposición de ley que se discutirá en el Congreso en las próximas semanas. También las empresas que facturen más de cien millones de euros tributarán al 35%. Otra medida se refiere a las rentas de capital y al ahorro. Las rentas de capital que superen los 12.000 euros anuales se gravarían al 24%.

Piden el impuesto de patrimonio para los que superen el millón de euros

Asimismo, se crea un nuevo tributo sobre las operaciones bursátiles en el mismo día "para desincentivar los ataques especulativos", se lee en la proposición de ley presentada ayer por estos portavoces.

La lucha contra el fraude fiscal, otra constante petición de los grupos de la izquierda, se lleva un capítulo especial, para los que proponen reformas estructurales de calado para hacer imposible la evasión fiscal. En esta línea se establece la obligación de cuantificar por el Gobierno el nivel de la economía sumergida y dar cuenta de la misma en el Congreso con informes semestrales.

Los autores dedican distintos artículos a limitar y poner coto a las actuaciones de las Sociedades de Inversión Variable (Sicav), que en realidad gestionan patrimonios familiares pero actúan como instituciones de inversión privada y que eluden "la tributación de millonarias plusvalías".

En la presentación de esta completa reforma fiscal, los portavoces de los grupos de izquierda se esforzaron en demostrar que hay otras "alternativas" diferentes a las del Gobierno. Herrera, Llamazares, Ridao y Jorquera no consideraron ni siquiera el anuncio gubernamental de que habrá un nuevo tributo para las rentas muy altas, que solo afectará al 0,1% de la población. Los proponentes votarán hoy en contra de las medidas de ajuste del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2010