Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cámara, acción... ¡todos al suelo!

Chema de la Peña dirige la primera película sobre el 23-F, con Paco Tous en el papel de Tejero, Juan Diego en el de Armada y Fernando Cayo en el del Rey - Bono pone pegas para rodar en el Congreso

Es la mañana del 23 de febrero de 1981 y el teniente coronel Antonio Tejero está en la cocina de su casa. Su mujer, Carmen Díez, está corrigiendo unos exámenes mientras desayuna. "¿Te tuesto un poco de pan? Quedan unas madalenas...". "No, no, ya me lo tomo en la calle. ¿Te queda mucho, ratita?". "Un par de exámenes. Cada día escriben con más faltas. No sé este país dónde va a llegar cuando estos niños crezcan". Tejero le da un beso en la frente y ella nota algo raro. "¿Va todo bien papaíto?". "Nada, luego te llamo". Ese lunes, pocas horas después, exactamente a las 18.23, Tejero y 200 guardias civiles irrumpieron pistola en mano en el Congreso de los Diputados, en la carrera de San Jerónimo de Madrid, secuestrando al Gobierno y a todos los parlamentarios reunidos. Después de 17 horas y media, ya en la mañana del martes 24, tras una noche trágica en la que se estuvo a punto de acabar con la incipiente democracia española, el golpe había fracasado.

La Cámara tendrá que ser un decorado si su presidente no permite el rodaje

El relato minuto a minuto de esas 17 horas y media es lo que narrará la película 23F que, dirigida por Chema de la Peña y producida por Lazona con participación de TVE, se empezará a rodar en agosto y se convertirá en la primera aproximación cinematográfica a esos acontecimientos. "Será un thriller político con mucha intriga y al mismo tiempo muchas conversaciones privadas. Contamos con una exhaustiva información y una profunda investigación sobre los hechos objetivos. Me atrae mucho este género político que en nuestro país es casi inexistente sobre un hecho histórico tan presente en la vida de los españoles. Más allá de los tópicos vamos a entrar de lleno en las motivaciones de los personajes con esos elementos tan shakespearianos de códigos de honor, vida, valentía y traición", asegura Chema de la Peña (Salamanca, 1964).

El estreno del filme, el 23 de febrero de 2011, coincidirá con el 30º aniversario de este acontecimiento. Paco Tous, en el papel de Tejero, Juan Diego en el del general Alfonso Armada y Fernando Cayo, como el rey Juan Carlos, son los principales protagonistas de este proyecto que cuenta con un presupuesto de 4,5 millones de euros. Hasta llegar al reparto definitivo ha habido muchos saltos y propuestas. Incluso se contactó con Antonio Banderas para el papel del Rey, aunque él, antes de retirarse del proyecto por problemas de fecha, sugirió que lo que de verdad le gustaría sería hacer... de Tejero.

Chema de la Peña asegura que cuando leyó el guión, escrito por Joaquín Andújar, sintió que tenía entre sus manos "un diamante en bruto". "Es tan difícil que eso pase que es como un milagro", dice el realizador, que tardó apenas dos días en dar el al encargo que le hicieron los hermanos Ignacio y Gonzalo Salazar, productores de Lazona, que tenían 13 y 11 años, respectivamente, el 23-F de 1981.

"Por salud democrática es fundamental hacer esta película", explica Gonzalo, el menor de los hermanos, en la luminosa oficina que la productora tiene en Madrid. "El 23-F tiene los elementos suficientes dramáticos y cinematográficos como para llevarla al cine. Además representa mucho para los españoles", dice Ignacio.

Todo comenzó hace cuatro años una tarde a la salida de una proyección de The Queen, el filme de Stephen Frears sobre la muerte de Lady Di y su repercusión en la monarquía británica. "Iba sin muchas ganas porque a mí la historia de Diana de Gales no me interesaba especialmente, pero nada más salir del cine y antes de llegar al coche ya había tomado la decisión de llevar al cine nuestro 23-F", señala Ignacio Salazar, que comenzó un laborioso trabajo de investigación y documentación y entrevistas con muchos de los protagonistas reales, como el entonces director general de la Guardia Civil, Aramburu Topete; Landelino Lavilla, ex presidente del Congreso; José Pedro Pérez Llorca, entonces diputado de UCD, y otros muchos más. "Me lo sé casi todo de ese día. Nuestra intención es contar todo lo que ocurrió con rigor y objetividad, sin entrar en las teorías conspirativas y enfoques políticos".

23F dará cuenta de si hacía calor o frío en el hemiciclo o en las calles de Valencia, contará pequeñas anécdotas como la de las pistolas de los guardaespaldas amontonadas sobre una mesa de un despacho del Congreso, como el bar del recinto parlamentario fue saqueado esa noche por los guardias civiles y al día siguiente hubo que reponerlo con 300.000 pesetas o los reproches que se hicieron en la intimidad el entonces presidente Adolfo Suárez y el general golpista que entró en el Congreso, pistola en mano, al aterrador grito de. "¡Todo el mundo al suelo!".

Después de conseguir permiso para rodar en los jardines del palacio de la Zarzuela o el patio de la Guardia Civil, es el rodaje en el propio hemiciclo, en donde todavía se pueden ver las huellas de los disparos de los guardias civiles amotinados, donde los hermanos Salazar se están enfrentando al mayor problema. El presidente del Congreso, José Bono, y los miembros de la Mesa están negándoles, de momento, lo que ellos consideran un derecho como es el de rodar en el mismo lugar en el que se produjeron los acontecimientos.

"Es fundamental para el proyecto", aseguran los productores. Aunque tienen todo preparado para reconstruir en decorados los diferentes escenarios del Congreso, en caso de que la negativa sea definitiva, todavía confían en poder entrar en el mismo lugar en el que el teniente coronel Tejero le espetó a su superior, el general Aramburu Topete, cuando este procedía a su detención. "Si da un paso más le pego un tiro y luego me mato".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 2010