Catástrofe en Haití

Estados Unidos pone su misión militar bajo control de la ONU

Naciones Unidas y Estados Unidos firmaron ayer un acuerdo que formaliza el papel que desempeñan los cerca de 12.000 militares estadounidenses desplegados en Haití para ayudar a las víctimas del terremoto.

El documento fue rubricado en Puerto Príncipe por el jefe de la misión de la ONU en Haití (Minustah), Edmond Mulet, y el embajador estadounidense en ese país, Kenneth Merten.

En el mismo se precisa que la misión de la ONU es la responsable de ayudar a las autoridades haitianas a mantener el orden y la estabilidad.

"En consulta con el Gobierno haitiano, Naciones Unidas se encarga de coordinar la respuesta internacional al terremoto en Haití y el enviado especial de la ONU ocupa el cargo de mayor rango con autoridad sobre todas las actividades de Naciones Unidas", precisa el documento, divulgado por la misión de EE UU ante la ONU.

Más información
Vida y muerte en la capital de las tinieblas

También resalta que el Gobierno del presidente René Préval es el que debe encabezar los esfuerzos para asistir a los damnificados, mantener la seguridad y poner en marcha el proceso de recuperación.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Al mismo tiempo, especifica que los militares estadounidenses en Haití obedecerán la cadena de mando de su país, aunque asumen el compromiso de apoyar las prioridades en materia humanitaria y logística marcadas por Naciones Unidas.

"Nos encontramos en Haití a petición del Gobierno haitiano, con intenciones exclusivamente humanitarias", afirmó el embajador adjunto de EE UU ante la ONU, Alejandro Wolff.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS