Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El procurador de Colombia da un espaldarazo a la reelección de Uribe

El ministerio público allana el camino a la celebración del referéndum presidencial

El procurador de Colombia, Alejando Ordóñez, dio ayer un fuerte espaldarazo a la celebración del referéndum para decidir si el presidente, Álvaro Uribe, puede optar a un tercer mandato en las elecciones de mayo próximo. Ordóñez cree que la ley aprobada por el Congreso, que establece que sean los colombianos los que definan si Uribe puede volver a ser candidato, es constitucional. El procurador pidió a la Corte Constitucional, que es la que en última instancia debe avalar o no la consulta, que agilice los trámites.

Analistas y juristas creen que la Corte debe declarar inválida la ley de la Cámara Baja, pues el trámite estuvo salpicado de irregularidades (la oposición ha contabilizado 17, entre ellas la convocatoria a medianoche para un pleno extraordinario con el objetivo de salvar la ley). Pero Ordóñez echó abajo algunos de los argumentos.

El actual presidente ganó sus primeros comicios en 2002. Durante su primer mandato impulsó la modificación de la Constitución de 1991, que no permitía presentarse para dos mandatos consecutivos. En 2006 consiguió que se aprobara la reforma por la que se le permitía la reelección por una vez. Ahora, está en juego optar a un tercer mandado seguido.

La decisión del procurador no es vinculante, pero tiene un fuerte peso jurídico y político; no obliga a la Corte a ir en la misma dirección, pero sí es una señal, "un banderazo", como lo han definido varios analistas en la recta final del estudio sobre la convocatoria del referéndum. "Se tendrá en cuenta la decisión, aunque no se compartan los argumentos", dijo ayer en conferencia de prensa Nilson Pinilla, presidente del alto tribunal. Hay un antecedente: para la primera reelección de Uribe, la Corte hizo caso omiso a lo dicho por el fiscal, que había aconsejado declararla inconstitucional.

Al referéndum le falta un largo camino y el tiempo para legitimarlo se agota. El magistrado ponente de la Corte tiene, desde hoy, 30 días para presentar su informe a la sala y ésta tendrá dos meses más para fallar. Se da por hecho que los dos no agotarán los plazos y se espera la decisión para finales de febrero. Pero los responsables de organizar el referéndum han advertido que necesitan tres meses para tenerlo todo listo.

Los uribistas son los únicos que siguen pensando que aún hay tiempo. En los últimos días, el rumor más fuerte es que se modificará el calendario electoral, lo que ha sido criticado por otros candidatos. La Corte puede sugerirlo tras declarar la constitucionalidad del referéndum.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de enero de 2010