Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guipúzcoa rechaza suprimir el teléfono antifraude fiscal

El teléfono y la web puestos en marcha recientemente por la Hacienda guipuzcoana para que los ciudadanos denuncien de forma anónima casos de fraude fiscal seguirá funcionando, pese a que los grupos políticos de las Juntas Generales mostraron ayer sus divergencias con este sistema de delación. Ninguna de las iniciativas para eliminarlo o modificar su funcionamiento salieron adelante.

La portavoz de Aralar, Rebeka Ubera, censuró que el teléfono antifraude "abre una puerta muy peligrosa y escurridiza" al poder recoger denuncias anónimas que pueden venir motivadas por "antipatías y conflictos" entre ciudadanos. Arantza González, de EB, calificó de "burla" este modo de recibir denuncias de fraude y consideró que "lo verdaderamente eficaz es que haya una plantilla de inspección verdaderamente potente".

La popular Regina Otaola se mostró contraria a mantener el anonimato de quienes empleen el "teléfono chivato". Julio Astudillo (PSE) aseguró que los tribunales ya admiten la validez de las denuncias anónimas y planteó la figura de la "denuncia reservada". Tanto el PNV como Hamaikabat, socios en la Diputación, defendieron su iniciativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 2009